detective-conan-tallon4-001

Este pasado martes en la ciudad de Takamatsu saltaron todas las alarmas cuando un objeto sospechoso con cables eléctricos y envuelto en una bolsa de papel de plata fue descubierto en en el cuarto piso del edifício Marugamemachi Ichibangai Azumakan Takamatsu. Casualmente quedaba muy cerca de donde se llevó a cabo un evento de la serie Detective Conan los pasados días 27 y 28 de abril. Tras un enorme alboroto se descubrió que el objeto no era nada más que una pista que olvidaron retirar, de un juego de detectives que se celebró durante el acto.

detective-conan-tallon4-002El objeto era un tablero blanco de unos 10 centímetros de largo, 6 de ancho y 2 centímetros de grosor. Tenía dos cables eléctricos de color rojo y azul que salían de un extremo, estaba recubierto de una sustancia desconocida y envuelto en una bolsa de papel de plata.

Ante la amenaza se movilizaron 10 vehículos de policía -incluyendo un equipo de desactivación de explosivos-, un camión de bomberos, se desalojó el edifício y se acordonó una zona de 50 metros a su alrededor.

Los patrocinadores del evento Detective Conan enseguida pidieron disculpas por las molestias causadas, admitiendo que el objeto sospechoso era parte del juego y que olvidaron retirarlo.

El «Real Escape Game» del Detective Conan: Escape de un rascacielos, es un juego multijugador en el que un grupo de personas tratan de escapar de la última planta de un rascacielos antes de su colapso, para conseguirlo tienen que seguir una serie de pistas y puzzles anteriormente elaborados y colocados por la organización. Poco pensaban tanto los participantes como los organizadores que este caso saldría en las primeras páginas de las notícias de sucesos.

Fuente: ANN