En España tenemos una visión muy triste, gris y de gran sufrimiento entorno a los cementerios, como algo tabú que hemos de apartar de nuestra vida y que no merece más atención que en ciertos días señalados. Pero no en todas partes es igual, de hecho no hace falta irse muy lejos fuera de nuestras fronteras para encontrar bonitos cementerios urbanos. Son zonas ajardinadas, con árboles, césped y flores naturales, donde la gente suele pasear, hacer footing, admirar sus mausoleos y tumbas más famosas, o sentarse a relajarse o leer un libro en la paz del respetuoso silencio que siempre está presente en ellos.

Aunque decíamos que no hace falta irse muy lejos nosotros si lo haremos, viajaremos hasta  la prefectura de Wakayama, al sur de Osaka en japón, donde se encuentra el cementerio del monte Koya llamado Okunoin, el más grande de Japón, que posee más de 200.000 tumbas de todas las formas, tamaños y épocas. Está situado a 800 metros de altitud, cuenta con 120 templos en sus mediaciones y una universidad de estudios religiosos.

okunoin-tallon4-002

Pero un cementerio así no surge de la noche a la mañana, todo empezó en el año 819 cuando el monje Kukai (llamado Kobo Daishi «posmortem») eligió el monte Koya como cuartel general del budismo shingon -una de las escuelas principales del budismo japonés, con más seguidores, y la más importante entre las tántricas, fuera de la India y el Tíbet-. La leyenda dice que Kukai no llegó a morir nunca, si no que alcanzó el Nirvana y sigue meditando con vida eterna en el monte Koya. Con el paso de los siglos grandes personalidades han querido reposar junto a Kobo Daishi, popularizando cada vez más el cementerio y ayudando a su crecimiento, Algunos de ellos son antiguos señores feudales como Ieyasu Tokugawa o Hidetada Tokugawa, primer y segundo señor (respectivamente) del sogunato, también están enterrados muchos políticos y otras personalidades destacadas. Todos quieren reposar junto a Kukai.

okunion-tallon4-004

En la actualidad casi todas las familias importantes, o las personalidades más famosas y ricas del país tienen su tumba en el monte, así como todas las grandes empresas tienen su espacio en el cementerio donde homenajean a sus fundadores.

El culto a los muertos según las creencias budistas

Para entender un poco mejor el ambiente que se respira en un cementerio vinculado a una religión y costumbres tan diferentes a las que cualquiera de nosotros podamos tener o no, es importante conocerla un poco más y saber que tipo de cultos y ritos se llevan a cabo, aunque sea muy brevemente.

okunoin-tallon4-005

Tenemos que tener en cuenta dos cosas principalmente: lo primero es que los budistas no entierran a sus muertos, los incineran. Y en segundo lugar, ellos creen en la reencarnación de las almas o los reikon (para los que tienen la suerte de descansar en paz, los que no lo pueden hacer se transforman en yureis o fantasmas).

Los rincones más singulares del cementerio

El templo Tôrô-dô

El templo Tôrô-dô tiene una estancia principal compuesta por diez mil farolillos de aceite, ofreciendo una imagen espectacular de su interior…. Para aquellos amantes de los videojuegos de terror, ¿no os recuerda a nada?

okunoin-tallon4-006

Estos farolillos han sido donados a través de los años y de los siglos por la gente que visitaba el templo. Pero entre todos ellos existen 4 que se dice son extraordinários ya que nunca se apagan. El primero llamado “Kishin-tou” fue donado por un sacerdote Kishin, el segundo “Shirakawa-tou” lo ofreció al templo el ex emperador Shirakawa, “Showa-tou” es el tercero y lo donaron un príncipe y un primer ministro en la era Showa y el último “Hinnyo-no Ittou” fue donado por una mujer pobre llamad Oteru.

Pirámide de estátuas Jizo

Jizo es el dios protector de los niños que mueren antes de nacer y de los recién nacidos, así como de los pelegrinos y los viajeros. Cuando un caminante se encuentre con estas estatuillas de forma esporádica y solitaria en los márgenes o cruces de caminos es cuando está representada en el segundo de los casos, como protector de los viajeros. Pero cuando están vestidos con baberos y gorritos rojos, a veces con pequeños juguetes a su alrededor, y posiblemente sobre una pequeña tumba, es cuando es un símbolo de protección a los no natos o  los bebes muertos prematuramente. A veces los padres también les rezan por la protección y sanación frente alguna grave enfermedad de sus hijos, y al sanar les ofrecen a los Jizo como ofrenda abrigo y fruta (más información de las estatuas Jizo aquí).

okunion-tallon4-007

En el cementerio Okunoin existe una zona en la que acumulan miles de estatuas Jizo, escalofriante y conmovedora pirámide de pequeños dioses protectores, con sus baberitos y gorritos rojos, que se alza en un rincón del recinto y que es un punto obligado de visita.

Puente Mimyo-no-hashi

Este puente es la entrada al cementerio, la puerta entre el mundo humano y el mundo sagrado de los dioses, por lo tanto antes de cruzarlo los visitantes limpian sus manos y su cara en el agua que está junto a las estatuas que custodian el puente, para limpiar su espíritu y no ofender a los dioses que habitan al otro lado, también tiran un poco de agua sobre las estatuas como ofrenda a los muertos.

Tras este puente espera un camino de 2 kilómetros iluminado por farolillos, este paseo entre las tumbas que se alzan a ambos lados del recorrido se recomienda hacer por la tarde, cuando el sol ya cae, o temprano al amanecer, cuando solo los faroles iluminan el camino y los pocos caminantes que se encuentran son los peregrinos vestidos con túnicas blancas que de vez en cuando hacen sonar sus campanillas.

okunoin-tallon4-003

Esperamos que os haya gustado este recorrido por uno de los lugares de culto más famosos de Japón. Ahora que se acerca veranos algunos estaréis pensando en realizar un viaje a Japón y queríamos ayudaros con nuestro granito de arena, pero apartandonos un poco de los convencionalismos de Asakusa, Akihabara o el gran Buda de Kamakura, que pese a ser visitas obligadas ya salen en demasiadas guías turísticas. De esta forma queremos acercaos un Japón no tan conocido, pero igual o más interesante.

okunoin-tallon4-001

 

Este trabajo es obra del esfuerzo de su autor y todo uso fuera de Tallon4 ha de tener el permiso del mismo. Si estás pensando en usarlo en un blog o foro, ruego nos lo comuniques o nos pongas como fuente.