Black-Heaven-Anime-02

Actualmente encontramos muchos casos reales de adolescentes y jóvenes estudiantes adictos a la música, ya sea de manera profesional o por hobby. Este nuevo aspecto ha sido llevado a la gran pantalla, a libros y, cómo no, al manganime. Sin embargo, hay gente que se pregunta qué fue de esas grandes glorias de la música que, después de debutar y conseguir un éxito arrollador, desaparecieron en el torbellino de la farándula y el espectáculo hasta el día de hoy. Por ello, este manganálisis se centra en una serie que habla de un viejo rockero al que el paso del tiempo le obligó a madurar y a abandonar su sueño de juventud, o al menos eso es lo que creía. Hablamos de Black Heaven, también conocida como The Legend of Black Heaven o Kachō-Ōji.

Historia

Oji Tanaka es un señor de mediana que edad que, por azares del destino, ha acabado siendo un hombre de negocios que mantiene una vida tremendamente rutinaria. Tras casarse con Yoshiko y tener a su hijo Gen, Oji se ha adaptado a un estilo de vida  que no le proporciona ningún tipo de diversión. Su vida se resume en ir de casa al trabajo día sí y día también. Sin embargo, no puede dejar de rememorar mentalmente su pasado, unos gloriosos años en los que él era conocido como el miembro principal del grupo de rock Black Heaven. Durante esa época dorada de música, diversión y Rock n’ Roll, Oji fue la persona más feliz del mundo, disfrutando como un enano con su guitarra de edición limitada Gibson Flying V. No obstante, la cruda realidad le obligó a asentar la cabeza y dejar de lado sus sueños e ilusiones de juventud.

Un día, mientras está trabajando, llega a su despacho una misteriosa y explosiva mujer llamada Layla Yuki, quien se autodenomina como una súper fan de la extinta Black Heaven. Sin embargo, Layla esconde un secreto: en realidad es una agente que ha llegado a la Tierra desde un país muy lejano para combatir a unos alienígenas que están destruyendo la Galaxia y contra los que otros planetas están luchando de manera interestelar. Y, al parecer, el único arma capaz de destruir a dichos invasores indeseados es con la Gibson Flying V de Oji y con su maestría para tocarla. Una misión en la que Oji deberá participar activamente, lo que generará cambios no sólo en su relación con Yoshiko, sino en su trabajo y en el propio futuro de la Tierra y la Galaxia.

Black-Heaven-Anime-03

Black Heaven es un anime producido por Pioneer y el estudio de animación AIC que fue dirigido por Yasuhito Kikuchi. Con un guión escrito por Mizuhiro Yamada, la serie comenzó a emitirse en julio de 1999 en el canal de televisión japonés WOWOW. Tras un total de 13 episodios, su última proyección tuvo lugar en octubre de ese mismo año. De la producción destaca la música compuesta por Koichi Korenaga, en la que convergen los mejores acordes y sonidos de la música Rock americana y europea de la década de los 90.

Música

Digno de mención es el opening, titulado Cautionary Warning e interpretado por John Sykes. Aunque sus imágenes resultan bastante transgresoras para la convención establecida en la época de que data el anime, lo cierto es que, junto a la música, hacen una combinación perfecta para una obra atípica y novedosa.

En cuanto a los ending, el primero de ellos es Yappari Onna no Hoga IiyaI Like To Be A Woman After All-, interpretado por Riyu Konaka. El segundo, que se puede disfrutar exclusivamente en el último episodio de la serie de animación, se titula Let Me Go, Let You Go, y está interpretado por Koichi Korenaga.

Conclusión

Black Heaven no es un anime que, personalmente, me haya llamado mucho la atención. Es cierto que la trama resulta fresca y poco tratada para la época en que se hizo. Así, encontramos elementos muy característicos de esas primeras técnicas de animación que se han ido perfeccionando con el paso de los años, como son los planos fijos de larga duración en los que no ocurre nada, las figuras planas o los planos recurso.

Sin embargo, considero que se le saca poco partido a esta historia, en la cual, en un primer momento, se hace mayor hincapié en la relación de Oji con su entorno de conocidos y familiares. Evidentemente, considero esto un error ya que en ningún momento se hace referencia o se establecen los criterios que definen la supuesta “cruenta y brutal” guerra intergaláctica en la que Oji debe participar. Por ello, cuando se presentan a estos alienígenas que parecen salidos de Los Cazafantasmas, el espectador se siente impactado en el peor de los sentidos, ya que la obra pierde toda su seriedad para convertirse en una locura que saca más de una sonrisa de incredulidad. No obstante, esto también supone un punto a favor de Black Heaven, ya que nunca esperas el siguiente movimiento de los personajes, ni si estos serán verosímiles o no.

Si eres un amante de la buena música y en especial del rock, no te puedes perder esta breve serie protagonizada por un cuarentón que se resiste a abandonar su sueño de juventud. Puede que Black Heaven sea el acorde que estabas buscando para completar la melodía de tu vida.

Black-Heaven-Anime-04