filsamie

No sé qué clase de atrocidades habrán hecho los pobres usuarios de Nintendo América para merecerse tener que aguantar a un iluminado como Reggie Fils-Aime, el cual les deja sin juegos como Fatal Frame por no ser superventas y que encima sermonéa con tonterías sin sentido como la que acaba de soltar hace unas horas, afirmando que «la potencia de procesado en un hardware no importa para nada».

«La potencia de procesado en un hardware no importa. Digo esto con confianza por el caso vivido en la pasada generación de consolas, en la que Wii, la cual la gente de la industria decía ‘tío, parece poco potente’, llegó a vender 100 millones de forma global, y en la que el consumidor vio la innovación del Wiimote y la activa jugabilidad que ofrecimos.»

Pero esperad, que el presidente de Nintendo of America no se ha quedado a gusto todavía, ya que se ha atrevido a comparar las situaciones vividas en el mercado de Wii con PlayStation 2, afirmando que la máquina menos potente es la que gana y que eso se traduce en juegos para ella.

«Incluso si miras una generación atrás de esa, fue la consola de Sony la menos potente comparada con las otras dos y ganaron la generación. Al final todo eso se traduce en juegos. Los juegos crean una base de usuarios y emocionan al jugador. Nosotros nos sentimos emocionados no tan solo desde la perspectiva first party, sino también desde la de Third Party.»Mister Reggie, es cierto que PlayStation 2 era menos potente que Game Cube y que Xbox, pero la diferencia en terminos de potencia no era ni de coña tan abismal como la de Wii con PS3 y 360, a las cuales por mucho que lo niegue, les separaba una generación enterita. Además, el catálogo de juegos de PlayStation 2 sí que se vio recompensado por esa base de usuarios tan potente, mientras que el de Wii se vio invadido por detritus cósmicos en forma de party games y otros subproductos en su gran mayoría, todo ello ocasionado por un tsunami ultra-casual que fue el que copó la consola.He disfrutado mucho con mi Wii y estoy haciendo lo propio con Wii U, pero sé que esta última se va a pegar una ostia de las que van a despertar al bueno de Yamaguchi de su jubilación en un resort vacacional, y todo porque no ofrecísteis lo que vuestro público os pide: innovación + potencia.