buda-000

Regresa una de las secciones más inquietas e inquietantes de Tallon4, nuestras particulares guías dedicadas a mostraros de una forma diferente, cercana y original el Japón más mágico, espectacular y oculto. Estamos hablando de Guía Blanca/Guía Negra. Hoy vamos a darle un poco de luminosidad y alegría a la sección, después de que en la pasada edición habláramos sobre el cementerio de Yanaka Reien, en Ueno, Tokio. ¿Y hasta donde nos transporta La Guía Blanca de esta semana? ¿Qué sorprendentes lugares descubriremos? Pues hoy nos trasladamos hasta Kamakura, en la prefectura de Kanagawa, para conocer al Gran Buda y todo cuanto le rodea. ¿Nos acompañáis en este viaje por el Japón más tradicional?

 

Kamakura

Kamakura es una pequeña ciudad a poco menos de una hora en tren de Tokio. Rodeada de montañas, pero a la orilla del mar, con playas de arena blanca. Su situación privilegiada la convirtió en una fortificación perfecta en la era de su mismo nombre: Kamakura, llamada así debido a que allí se estableció el primer shogun: Yoritomo, líder del clan Minamoto. Tras acabar con su clan rival en el año 1185 exigió al emperador, figura que ya carecía de poder en esos momentos, que le diese el título de gobernador. De esta forma Kamakura se convirtió la cuna del shogunato japonés.

 

Kamakura, ¿cómo llegar?

Kamakura es un pueblo con una gran afluencia de turistas, por ello llegar hasta la ciudad es muy sencillo y prácticamente es imposible perdernos. Se puede ir en tren con diferentes líneas, todas ellas llevan hasta la estación de Kamakura. Se puede llegar con las líneas JR Yokosuka y JR Shonan-Shinjuku, ambas con paradas en las principales estaciones del centro de Tokio.

buda-005

Para llegar hasta el Gran Buda existe un funicular muy pintoresco que en unos minutos nos llevará hasta la zona más cercana al recinto donde descansa la enorme estatua. Se puede coger desde la misma estación de Kamakura o en una de las paradas intermedias.

 

El Gran Buda

Desde luego no se puede hacer una guía de Kamakura sin mencionar la estatua del Gran Buda. Situada en el recinto del templo de Kenchoji, ésta se alza imponente, con sus 13,3 metros de altura y sus 121 toneladas, a los pies de la ciudad. Tanto los jardines que lo rodean como el recinto es espectacularmente precioso. Las ardillas pasean por los pequeños caminos de piedrecitas, acostumbradas al bullicio de visitantes. Máscaras de terribles onis (demonios) se mezclan con las cuentas de los collares budistas en los puestos de souvenirs más cercanos al Buda.

buda-008

La figura del Buda se construyó para rivalizar con el Gran Buda de Nara y mostrar el poder que Kamakura poseía en la época. Un monje budista recogió fondos por todo Japón, enviado por la viuda del primer shogun, que antes de morir hizo saber su deseo de construir la estatua a las personas más cercanas.

buda-004

En un principio el Buda era una figura más pequeña, de madera y situada al cobijo de un templo. Pero en una gran tormenta, solo 4 años después de su construcción, tanto la figura como el templo quedaron devastados. Así  fue como se decidió construirlo de bronce, también en el interior de un templo, siendo este último destruido por una gran tormenta y un tsunami en 1369 y 1494, respectivamente. Aunque el Buda quedó intacto en ambas ocasiones, tras el tsunami se decidió dejarlo a la intemperie, pues visto lo visto parecía que no era de su agrado estar oculto. Después años de abandono y deterioro por la decadencia de la ciudad, cuando el gobierno se trasladó a la capital al caer el shogunato, un monje decidió devolver a la estatua el honor perdido, limpiándola y reconstruyendo la zona del templo.

 

Los Templos de Kamakura

Aunque el templo de Kōtoku-in, donde está alojada la estatua gran de Buda, es el más conocido, no es el único que existe en Kamakura. De hecho la ciudad esta sembrada con multitud de templos más pequeños, siendo todos ellos merecedores de una visita. Aunque ahora os comentamos los más importantes, nosotros recomendamos visitar uno de ellos (marcado con un 3 en el mapa final), el cual no está entre los más famosos, pero que es un rincón precioso con unas vistas de la ciudad magníficas. Es pequeño y se llega después de subir un buen tramo de escaleras, apenas tiene un altar con una cuerda y un techo para protegerlo de la lluvia y el viento, pero es el reflejo perfecto de la relación entre el pueblo japonés y la naturaleza.

buda-007

Entre los templos más famosos de Kamakura se encuentra el templo Engakiji, construido en 1282 para conmemorar la muerte de los soldados japoneses y mongoles que murieron durante la invasión de estos últimos en Japón (los japoneses son de las pocas sociedades que honran tanto a sus soldados y guerreros como a los del enemigo, por miedo a una venganza de sus fantasmas); el templo Kenchoji, datado del 1253 y de inspiración china; y por último el Santuario Tsurugaoka Hachimangu, cerca de la estación de tren de Kamakura, desde cuyo edificio principal se puede disfrutar de una magnífica vista de la ciudad.

Para aquellos viajeros que les guste la parte más tradicional e histórica de Japón, es imprescindible que visiten El Museo de los Tesoros Nacionales de Kamakura, con importantes obras de arte ligadas a la historia de la ciudad, incluyendo cinco tesoros nacionales.

 

¿Un bañito?  ¡Vamos a la playa!

Para todo el que visita Tokio por primera vez es chocante encontrarte en una gran metrópolis costera y no ver playas (salvo las artificiales construidas en la isla de Odaiba). Para todo el que quiera hacer una visita a una playa natural Kamakura es el lugar perfecto, pues tiene una zona costera tradicional por la que pasear y disfrutar un poco de la arena.

buda-002

Pero pensad que estáis en un mar diferente a los de España, con una fauna totalmente nueva para nosotros, así que leed los carteles de avisos sobre animales peligrosos y no os metáis en el agua si no es una zona preparada para ello.

 

¡El mejor restaurante de curri!

Cuando llegue el momento de descansar un poco y tengáis un poco de gusa,  para comer os recomendamos un pequeño restaurante especializado en curri que está situado al final de la calle comercial de Kamakura. Se llega recto desde la estación de JR Kamakura y está muy cercano al Santuario Tsurugaoka Hachimangu.

buda-001

Hace unos años lo llevaba una anciana muy sonriente, que atendía a todos los clientes con una calidez especial con la que les hacía sentir como en casa. El curri que preparan está riquísimo, totalmente artesanal, con el toque de picante justo y muy bien de precio, incluso para ser una zona turística.

 

Tienda pulseras

Todo el mundo quiere tener souvenirs de allá donde va, por ello guardamos un cariño especial hacia esta tienda situada a pie de la estación de funicular que lleva hasta el Gran Buda, donde la redactora que aquí escribe ha podido acudir dos veces (y espera poder hacerlo más). En la parte exterior de la tienda tienen muchísimas pulseras de hilo trenzado. No son tradicionales, pero es un buen recuerdo, además de económico, y lo llevarás contigo muchos meses después de tu visita (son muy resistentes), pudiendo recordar la experiencia siempre que la mires. Lo malo es que si como a nosotros te ha picado el gusanillo de Japón, corres el riesgo de tener días de mucha morriña nostálgica 🙁

Kamakura es una ciudad con muchos encantos. La zona marcada en el mapa como 6 son calles con pequeñas tiendas muy tradicionales, que aunque están orientadas a los turistas vale la pena pasearse por ellas, comprar algunos recuerdos y respirar un poco la naturaleza que envuelve todo el lugar.

Esperamos que os haya gustado la guía de esta semana, ¡no os perdáis la siguiente entrega!

buda-003

 

1.- Estatua del Gran Buda

2.- Playa

3.- Pequeño templo de Kamakura

4.- Restaurante de curri

5.- Tienda souvenirs

6.- Zona tradicional de tiendas

Este trabajo es obra del esfuerzo de su autor y todo uso fuera de Tallon4 ha de tener el permiso del mismo. Si estás pensando en usarlo en un blog o foro, ruego nos lo comuniques o nos pongas como fuente.