world_of_warplanes

Si os gustan los juegos de aviones no os podéis perder el señor juego que hoy os traemos en Tallon4, porque después de exprimir al máximo tanto los últimos compases de su beta abierta como sus primeras semanas como «juego terminado», por fin os traemos nuestro análisis de World of Warplanes, nueva joyita de los chicos de Wargaming y que sigue la estela de World of Tanks (dentro de un tiempo World of Warships se unirá a esta dupla, permitiendo también que los combates navales tengan su hueco en el masificado mercado de los juegos gratuitos).

Ambientado en la II Guerra Mundial, World of Warplanes es un título F2P que no se avergüenza de su carácter gratuito. De hecho, una de las mayores bazas de los juegos creados por Wargaming es que se trata de títulos realmente F2P, disfrutables de principio a fin sin pagar un mísero céntimo. Es cierto que hay microtransacciones, pero en este caso se trata para algunos modelos de aviones especiales y elementos puramente estéticos, por lo que el apartado jugable permanece totalmente inalterado paguemos o no.

Si ya conocéis World of Tank, sabréis que nos encontramos ante un arcade online en el que diversos vehículos se enfrentan por la supremacía mundial durante finales de los años 30 y gran parte de la década de los 40. De hecho, la interfaz de los dos juegos de la serie bélica «World of…» es prácticamente idéntica, y eso es debido a que Wargaming está trabajando en fusionarlos en un único universo online en guerra constante, para crear así una comunidad unida que dure muchos años. A través de un hangar que actúa como menú principal, podemos estar al tanto de todo lo que ocurre en el mundo de Wargaming, crear partidas, comprar aviones tanto con los puntos del juego o dinero real o mejorar nuestros cachivaches voladores. Todo muy sencillo, intuitivo y en perfecto castellano (voces y textos).

worldofwarplanes

Como gran novedad frente a su predecesor, World of Warplanes cuenta con primera vez con un modo PvE para que nos acostumbremos al manejo de los aviones, así como un completo tutorial que hay que completar sí o sí antes de surcar los cielos de Internet. Sin embargo, este PvE es un modo a mejorar, puesto que solo permite un máximo de enfrentamientos 2vs2. La introducción de esta vertiente offline es todo un detalle por parte de Wargaming, pero requiere de una ampliación y mejora de cara al futuro del juego.

Pero este no es un defecto sumamente significativo, puesto que la salsa del juego, el multijugador online, funciona como la seda. Es cierto que en determinados momentos del día se forman colas bastante pronunciadas antes de empezar a jugar, pero una vez dentro, la fluidez de las partidas es total. Gracias a la ausencia total de lag, disfrutaremos de partidas rápidas (entre 5-10 minutos máximo), compensadas siempre según nuestro nivel, y en las que pueden enfrentarse numerosos jugadores tanto en equipo o todos contra todos en una experiencia puramente arcade donde los reflejos, la habilidad y el trabajo en equipo son fundamentales.

Y es que la sencillez de World of Warplanes prima sobre su profundidad. Los controles son rematadamente sencillos (acelerar, frenar y disparar), y el juego recoge la clásica filosofía «fácil de aprender, difícil de dominar» para regalarnos un producto directo, que renuncia a la simulación realista, algo que dividirá a la comunidad de jugadores. No son pocos los que llevan pidiendo desde hace años un simulador serio y complejo sobre las batallas aéreas de la II Guerra Mundial. A esos puristas no les queda más que seguir esperando.

worldof

En el momento en el que un servidor escribe este análisis, World of Warplanes cuenta con la nada desdeñable cifra de 60 aviones, todos ellos réplicas de los empleados por Estados Unidos, la Unión Soviética, Alemania y Japón durante la contienda. De este modo contáis con la ocasión perfecta para convertiros en temibles pilotos de la Luftwaffe o la RAF desde casa. Con el paso del tiempo nuevos aviones llegarán para seguir ampliando la enorme oferta disponible, por lo que la vida útil del juego está más que garantizada si queréis tenerlos todos en vuestro poder.

Y es que aunque comencéis vuestra partida únicamente con cuatro aviones (uno por cada facción), en cuanto ganéis los combates suficientes para ampliar vuesto hangar por primera vez, sentiréis la irreflenable urgencia de echar alguna que otra partida rápida al día. Todo sea con tal de tener más aviones en nuestro poder, los cuales, todo sea dicho, no son meros skins, sino que cuentan con sus propias características. Algunos están pensados para aguantar más castigo a coste de reducir su velocidad y maniobrabilidad, mientras que otros lo que ganan en velocidad lo pierden en potencia de fuego y supervivencia. Dependiendo de vuestros gustos os amoldaréis a un tipo de aviones u otro.

world-of-warplanes-hangar-2

El hecho de que estemos ante un título F2P no implica que el apartado gráfico haya sido descuidado. En absoluto. De hecho, sorprende lo bien que funciona el juego en equipos poco potentes mientras hace gala de unos escenarios plagados de detalles, efectos visuales y elementos destruibles. Pero la palma se la llevan las físicas, equilibrio perfecto entre espectacularidad y realismo, pero como siempre, primando el componente arcade sobre el simulador serio.

A estas alturas, poco más puedo deciros sobre World of Warplanes salvo una cosa: Disfrutadlo. Y es que aunque la oferta de modos de juego no es muy elevada, las probabilidades de acabar enganchados a lo nuevo de Wargaming son altísimas: Partidas rápidas, muchos aviones que coleccionar y mejorar, diversas facciones, totalmente en nuestro idioma y sin necesidad de pagar un mísero euro si queremos seguir una progresión normal en el juego. Eso es algo de lo que pocos F2P pueden presumir actualmente. No nos extraña entonces por qué World of Tanks ha logrado hacerse un hueco entre los jugadores de PC. Si a ello le sumamos que el juego está en constante mejora y ampliación (también de forma gratuita), nos encontramos ante una opción más que recomendable si queréis sentiros como todo un as de los cielos. Así que dejad de hacer el Pierre Nodoyuna y descargad World of Warplanes ya mismo.

A favor:

  • Visualmente nos encontramos ante un F2P espectacular y adaptado para PCs de todo tipo.
  • La gran cantidad de aviones disponibles pertenecientes a las grandes potencias de la II Guerra Mundial.
  • Es realmente gratuito y los micropagos no descompensan el juego online.
  • Partidas rápidas y directas, perfectas para matar el rato.
  • Se encuentra en constante crecimiento y mejora.
  • Inclusión de un completo tutorial y de PvE…

En contra: 

  • …aunque este último sea bastante mejorable.
  • De momento no hay mucha variedad de modos de juego.
  • Las colas que se forman en determinados momentos del día son bastante pronunciadas.
  • Los que busquen una propuesta más realista y seria se sentirán decepcionados por el énfasis en el factor arcade.

Nota-Talion-8