Ryse

Norteamérica es el país de la bipolaridad: les encantan las tetas excepto cuando están al alcance de todos. La última víctima de la censura puritana se la lleva Ryse: Son of Rome, juego exclusivo para Xbox One que llegará a USA el día del lanzamiento de la consola sin escenas de sexo. Así lo ha confirmado su director de diseño en una reciente entrevista, asegurando que Ryse intenta mantener el buen gusto sin dejar de lado la parte histórica. ¡Y todos sabemos que en Roma había bacanales!

«Bien, digamos que hay algunas misiones en el juego que tienen partes de subidas de tono. No puedo hablar mucho sobre esto. El contenido está bien para Alemania, pero en Estados Unidos hemos tenido que quitar alguna cosa, aunque sí, todavía queda alguna.

El juego se basa en el Imperio Romano, y ya sabes, bueno, todo el mundo sabe de qué iba el Imperio Romano. Así que hemos intentado mantener el buen gusto, pero al mismo tiempo hemos intentado ser lo más fieles posibles a la historia, ya que de ese modo te puedes sentir como si estuvieras en ese periodo. Y eso no es un eufemismo ni nada por el estilo.»

Bueno talonianos, ¿qué os parece la noticia? Nosotros encontramos lamentable censurar un juego, sea de la temática que sea.