tomb_raider_definitive_edition-wide

Las curvas de Lara lucen mejor que nunca en Tomb Raider: Definitive Edition y eso es innegable. Es lógico, taloniano, que tengas dudas sobre si comprar o no el juego, más aún si posees el título para PlayStation 3 o Xbox 360, pues no hay que olvidar que, en esencia, se trata del mismo juego. Si estás dudando, puede que lo que te voy a contar a continuación te sea de gran ayuda.

Los coleguitas de IGN se han currado un video en el que nos muestran con claridad las deferencias entre las dos versiones del juego. La diferencia gráfica queda patente, aunque no sorprende demasiado: Mayor nitidez, efectos luminoso más espectaculares, algo más de expresión en la cara de nuestra heroína y poco más.

Si no jugaste en su versión anterior, no te lo pienses, pues se trata de un título de una calidad indiscutible. Si lo jugaste, sabes de lo que te hablo y quizás no te merezca la pena comprarlo por segunda vez.

Quizás el video te saque de dudas.

Fuente: IGN