wiiunintendotviiscreen

Satoru Iwata, presidente de Nintendo, ha respondido a los inversores de la compañía acerca del poco apoyo third party, cuyo foco son Xbox 360, Xbox One, PlayStation 3, PlayStation 4, iOS y Android. Según Iwata, este problema es tan solo con compañías occidentales, las cuales están comenzando a interesarse por Nintendo 3DS debido a su mejora en ventas este final de año.

«En términos de apoyo third party, mientras muchos señalan que Nintendo ha sido tradicionalmente débil en ese aspecto, si consideras el mercado japonés es justo decir que el número uno de los sistemas dedicados a videojuegos en los que se están centrando las third party japonesas es Nintendo 3DS. Esto es porque Nintendo 3DS tiene una presencia abrumadoramente fuerte en los mercados de hardware y software para sistemas dedicados a videojuegos, lo que haría ilógico no sacar partido en términos de negocio de la consola. Además, estamos cooperando con third parties de diversas formas para salir todos beneficiados.

Por otro lado, si ves los mercados occidentales, donde las consolas de sobremesa son más populares, muchas compañías no se centran en portátiles. En ese escenario, en el cual no estamos para nada satisfechos con las ventas de finales de año, el hecho de que Nintendo 3DS ha vendido alrededor de 10 millones de consolas en Norteamérica y en Europa parece haber motivado a las third parties, ya que estamos recibiendo más propuestas de dichas compañías. De todas formas, muchas compañías están especializadas en desarrollar para consolas de gamma alta, por lo que aunque están muy interesados en Nintendo 3DS, parece que todavía están pensando qué quieren desarrollar en nuestra plataforma. Además, algunas veces distribuimos o incluso publicamos, dependiendo de las circunstancias, juegos que han sido hechos por desarrolladores japoneses en occidente, hecho que podrás comprobar este año y el próximo».

En cuanto a Wii U, Iwata ha asegurado que las compañías con software afín a familias y niños siguen muy interesados en la consola, mientras que el resto de compañías son bastante más reticentes a apostar por su nueva consola. Para remediarlo, Iwata planea dotar a la consola de una buena base de títulos en los que Nintendo es la mejor, creando una sólida base de usuarios que atraiga a las third parties occidentales.

«Para Nintendo 3DS, como he dicho antes, sus ventas totales ya han sobrepasado los 40 millones. En cuanto a Wii U, las opiniones difieren significativamente entre las third parties. Las publicadoras de software que desarrollan contenido que tienen una gran afinidad con las audiencias que han sido históricamente potentes en Nintendo, como niños y familias, todavía siguen apoyando fuertemente a la consola, y su entusiasmo por la consola puede verse también desde el hecho de que incluso se han puesto en contacto con nosotros para ayudar a la gente a cambiar su Wii por una Wii U. Por otro lado, las publicadoras de software que hacen juegos de géneros que no son punteros para las audiencia de Nintendo no son lo suficientemente entusiastas, ya que hacer un gran desembolso económico no les garantiza beneficios suficientes.

En cuanto a Wii U, primero tenemos que crear una base sólida en las áreas en las que Nintendo es excelsa y alcanzar un suficiente volumen de ventas. Si conseguimos eso, aquellas compañías occidentales que ahora no están interesadas en Wii U se sentirán atraídas a la consolas de la misma forma que pasó con Nintendo 3DS. Ese va a ser nuestra meta para un futuro cercano.»

Talonianos, ¿qué pensáis? ¿Creéis que la estrategia de Iwata es la correcta? ¿Tenéis ganas de decirle que Wii ronda los 100 millones y que las third pasaron de ella? ¡Hacédnoslo saber en esta entrada!