radiactiva

La revista Maxim, en su versión Coreana la ha liado parda con un polémico titular en la edición de febrero:  «Como salir con chicas japonesas que han sido expuestas a la radiación»

What the fuck!

Eso es lo que pensaron muchos japoneses que inmediatamente pusieron el grito en el cielo. Un grito que llegó hasta la mismísima redacción de Maxim en Corea de Sur e hizo salir a su editor jefe para dar explicaciones sobre lo ocurrido. Pero la noticia no queda aquí, pues las declaraciones de este buen hombre eclipsaron hasta el mismo titular.

Antes de seguir con el circo mediático comentar que aunque existe un gran intercambio comercial y de servicios entre Corea del Sur y Japón, las relaciones históricas en materia de política entre los dos países nunca han sido las más adecuadas.

Nos hemos quedado con el editor jefe de Maxim Corea del Sur frente a la prensa para dar explicaciones de lo ocurrido. La primera parte de su discurso parece hasta coherente y bien intencionado:

«Me gustaría disculparme por causar disconformidad e infligir daño a un gran número de personas japonesas como resultado del titular del número de febrero… Y me gustaría disculparme con cualquiera que se haya ofendido profundamente.»

Hasta aquí todo correcto, incluso podemos llegar a pensar que el empleado correspondiente al que se le había adjudicado la revisión del número estaba enfermo, ausente o era su primer día (o el último) pero ahora es cuando la cosa se tuerce un poco:

«Las recientes observaciones temerarias que vienen de Japón con respecto a la disputa de las islas Dokdo/Takeshima, la visita del Primer Ministro Abe al tempo de Yasukuni, y el asunto con las mujeres «de confort», nos han hecho, indirectamente, cometer un error.»

ivrea-ataca-tallon4-002

¡Pero hombre! Con lo bonito que había quedado la primera parte, ahora si que no te libras del tirón de orejas.

La polémica portada:

maxim-corea

Fuente: Tsundere Nation