Detienen a un japonés de sesenta años tras ser descubierto robando braguitas y sujetadores por los balcones de la ciudad de Chiba.

happosai

Pocos seréis los que no conozcáis al gran maestro Happosai (de Ranma 1/2) el viejo pervertido que se pasaba las noches (y muchos días) trepando de balcón en balcón en busca de ropa interior de estudiantes y jovencitas de buen ver. Pues en la ciudad de Chiba, Japón, se acaba de encontrar al alma gemela del maestro Happosai, pero en carne y hueso.

Nagasaka Hiromi, de 60 años de edad, trepó hasta el balcón de la primera planta en una vivienda de la ciudad, donde se encontraba colgada secándose al aire la ropa interior de la chica de la casa. Pero tras superar la primera prueba (recordemos que es un abuelete) la dueña de la ropa, una joven de 15 años, lo vio a través de la ventana y comenzó a chillar, alertando a sus padres que apresaron al ladrón hasta la llegada de la policía. Cuando los agentes hicieron la correspondiente redada a la casa del yayo encontraron más de 250 piezas entre bragas y sujetadores, el tesoro de toda una vida de perversión.  Hiromi no le quedó otra que confesar: «Comencé a tener interés en la ropa interior femenina sobre los veinte años, y he robado antes algunas más veces

No se que deciros, no estoy segura si yo le pegaría un buen tirón de orejas por pervertido, o le daría un aplauso por trepar a lo Spider-Man con 60 años en sus espaldas.

Fuente: Tsundere Nation