El ojo de talion

Si hay una cosa que demuestra muy bien el paso del tiempo, es que la estabilidad es algo casi inexistente. Se trata de una afirmación también también aplicable a la industria del videojuego. Esta, al igual que otros medios y formas de ocio, es implacable con sus integrantes, puesto que quien es laureado hoy, bien puede ser vilipendiado mañana. Todo ello depende de factores como la calidad de los productos desarrollados, su trato con el público, política de precios, estabilidad económica, etc.

A día de hoy encontramos grandes compañías, antaño poderosas,  tienen que resignarse a un segundo plano en el competitivamente feroz mercado actual del videojuego: SEGA, Konami y SNK son claros ejemplos de ello.

Mientras que las dos primeras aguantan el tipo como pueden  (aún siguen lanzando un buen puñado de juegos al año), quisiera remarcar el caso de SNK: La antaño gran rival de Capcom durante la época de oro de los salones recreativos, se encuentra languideciendo en la actualidad. Para comprobarlo, no tenéis más que pasaros por la página web de SNK Playmore, en la que el juego más reciente es la versión para Steam de The King of Fighters XIII, juego que vio la luz el año pasado, pero cuya versión original es de 2010.

El resto del catálogo de la otrora mítica compañía se reduce a escasos ports de juegos de hace casi veinte años para PC y móviles: En febrero vio la luz la conversión para Steam de Metal Slug 3, incombustible run ‘n’ gun, pero que su abusivo precio (6,99 euros) para una conversión descargable exacta del original, parida en el año 2000. Lo mismo se puede decir de las distintas versiones para móviles de The King of Fighters (KOF) y Samurai Showdown.

metalslug

En el caso de Metal Slug 3, la polémica de precios es aún mayor, puesto que por un precio no muy superior al que tiene en Steam, aún es posible hacerse con el estupendo Metal Slug Anthology en Wii, PSP, Playstation 2 y PC (recopilatorio que incluye los seis primeros juegos, así como el maravilloso Metal Slug X).

Pero no solo de Metal Slug y KOF se nutre el catálogo clásico de SNK. Ikari Warriors, King of Monsters, Sengoku, Super Sidekicks, Spin Master, The Last Blade… ¿Qué fue de todos estos juegos? Si echáis un vistazo a la lista completa de juegos de SNK que aparece en Wikipedia, veréis que según van pasando los años, el volumen de juegos es cada vez menor.

Todos conocemos la debacle que sufrió la compañía años atrás, con el fiasco económico de NEO GEO («el Rolls-Royce de los videojuegos», recordad), pero muchos pensamos que tras la compra de la compañía por parte de Playmore, llegarían tiempos de mayor bonanza. ¡Ilusos de nosotros! A un servidor aún le duele recordar cosas tan infames como Samurai Showdown Sen para Xbox 360 o The King of Fighters XII (ambos de 2009). Afortunadamente, esta última franquicia resurgió de sus cenizas con el citado KOF XIII, aunque desde entonces, apenas hemos tenido constancia de futuros lanzamientos.

kof

Sí, es cierto que SNK Playmore sigue expandiendo la serie en la actualidad, aunque de un modo que hace llorar a muchos de nosotros. Para el mercado asiático está en preparación  un MOBA que básicamente podríamos catalogar como clon descarado de de League of Legends, puesto que visualmente es prácticamente idéntico a la obra de Riot Games, pero cambiando a Ashe, Ezreal, Warwick y compañía, por Terry Bogard, Mai Shiranui, Joe Higarashi y otros luchadores conocidos.

Por si esto fuera poco, a principios de semana nos hacíamos eco de la existencia de una nueva entrega de Fatal Fury, algo que nos llenaría de gozo… si no fuera porque se trata de un juego de pachinko para el público nipón. Eso si, cuenta con una introducción cinemática de las que quitan el hipo.

¿Qué es lo que debería hacer SNK Playmore en la actualidad para levantar cabeza de una vez por todas? Nosotros no somos unos expertos en economía, pero está claro que aquí hay que llevar a cabo un lavado de cara drástico, que sea capaz de sacar a la compañía del estado de embotamiento en el que se encuentra actualmente. Posiblemente parte de todo esto se deba a que la estabilidad económica no acompañe, y por ello han limitado de forma tan brusca el volumen de juegos lanzado. Pero lo que no se puede seguir haciendo es vivir de las rentas, reeditando una y otra vez juegos de hace más de veinte años en distintas plataformas y a precios abusivos.

Lo mismo se puede decir de ese reciente experimento que fue NEO GEO Gold, revisión de su mítica consola, que buscaba tirar de nostalgia a base de ROMS y escasas mejoras, todo ello también a un precio escandalosamente alto, haciendo gala del carácter elitista que siempre ha caracterizado a la compañía.

Sin embargo, en los tiempos actuales, hay poco espacio para el ego desmesurado, y si quieren recuperar el prestigio de antaño, así como dinero contante y sonante, una muy buena aproximación sería lanzar nuevas entregas (totalmente hechas desde cero, nada de refritos) de sus sagas más míticas en formato descargable. Las plataformas de distribución digital actuales se prestarían muy bien a ello, y así sería más fácil de dar a conocer algunos de los juegazos previamente citados a las nuevas generaciones. Todo ello, acompañado de esporádicos lanzamientos de juegos «más grandes» (los mal llamados Triple A). Esto no es más que un apunte dado por quien escribe estas líneas, y es que no hay que ser un genio para darse cuenta que a compañías pequeñas les está yendo muy bien con este modelo de negocio (así como a otros consagrados, como Treasure). Los gigantes también caen, y si quieren volver a contar con el beneplácito del público, SNK debe despertar. Y cuanto antes, mejor. Como si de una vil ironía del destino se tratase, es hora de que recuerden la mítica frase de su propio logo: The Future is Now!

snkplaymore