astebreed title

Arcade «made in Japan»

A principios de esta misma semana nos hacíamos hueco de la existencia de Astebreed, juego indie desarrollado por el estudio Edelweiss y presentado en la Comiket celebrada en Tokio en agosto del año pasado. Pues bien, tras su paso por los ordenadores japoneses, el juego ha conseguido llamar la atención en Occidente, y hoy, coincidiendo con su lanzamiento en Steam, queremos contaros qué nos ha parecido esta nueva locura parida en el país del sol naciente.

Si Astebreed llamó poderosamente nuestra atención desde el inicio es debido a su planteamiento rápido y directo: Arcade psicodélico de naves y mechas, repleto de disparos, proyectiles y jefes finales gigantescos, todo ello bebiendo de clásicos como Ikaruga o Sin & Punishment. Esto ya puede ser suficiente para llamar la atención de más de uno.

Pues bien, tomad semejante carta de presentación y mejoradla aún más con un apartado gráfico totalmente tridimensional, con cientos de naves y elementos en pantalla moviéndose y explotando a la perfección y alternando una jugabilidad vertiginosa que por momentos es horizontal, vertical e incluso momentos como si fuera un shooter. Todo ello nos brinda una experiencia visual única y que supone una auténtica evolución en el clásico género de los «bullet hell» o matamarcianos de toda la vida. Algo tan simple como eso es capaz de crear una atmósfera única y preciosista que contrasta con la destrucción que vamos dejando a nuestro lado. Y es que Astebreed entra por los ojos.

astebreed 2

Pero esta preciosidad quedaría en nada si nos olvidáramos del apartado jugable. Y en esto, Astebreed cumple con creces: Ya sea a través del mando o el teclado (ambas opciones responden a las mil maravillas), controlaremos nuestra nave mientras disparamos misiles y lásers, los cuales pueden fijarse para perseguir a los enemigos. Y al contrario que otras propuestas similares, en Astebreed podemos responder a los enemigos con ataques cuerpo a cuerpo, gracias a una gigantesca espada que nos permitirá triturar a los enemigos e incluso cortar los proyectiles enemigos. Añadid un ataque en carga especial a todo esto y no es necesario pedir nada más.

En Astebreed no hay paquetes de salud ni power ups. Todo es mucho más simple. A raíz de nuestro buen hacer acumulando combos y evitando ser alcanzados, ganaremos ataques especiales e iremos recargando nuestra barra de vida. Si morimos, reaparecemos en uno de los dos checkpoints que hay a lo largo del nivel (uno situado a mitad del mismo y otro en la antesala del jefe de turno).

AstebreedHeader

Hablando de morir, al contrario que el mentado Ikaruga y otros arcades de corte similar, Astebreed es benévolo con el jugador, permitiéndole escoger entre tres niveles de dificultad. De esta manera, aquellos que quieran una partida más relajada pueden quedarse con los dos primeros niveles de dificultad, mientras que los auténticos masocas disfrutaremos como enanos en la dificultad más alta, toda una oda al dolor y a las explosiones dignas de ataques epilépticos.

Si alguien se ha preguntado por la historia que nos presenta la gente de Edelweiss, lo cierto es que respoderíamos diciendo que es más simple que un chupete: Encarnamos a Roy Beckett, joven piloto del mecha Astebreed, quien tiene que hacer frente a una invasión de alienígenas mecánicos a la vez que desvela el misterio en torno a la muerte de su padre adoptivo, relacionado con dos pilotos gemelas que se dedican a jugar a dos bandas con el joven. Todo ello aderezado con un doblaje japonés de alto nivel y un par de secuencias de anime bastante espectaculares, pero que no dejan de ser una excusa para que peguemos tiros a todo lo que se mueva.

astebreed cover

Como buen arcade que se precie, Astebreed es un juego corto en lo que se refiere a cantidad de niveles, pero tremendamente rejugable. Tenemos un total de seis misiones que superar (el prólogo y las cinco de la historia principal), lo cual puede ser fácilmente completado en alrededor de una hora en sus niveles de dificultad bajo y medio. Ahora bien, superarlo en el llamado «Hard Mode» sin desesperarse es una hazaña que os mantendrá pegados al ordenador horas y horas. Y siempre está la rejugabilidad en pos de mayores puntuaciones, aunque es innegable pensar que le habrían venido bien al menos un par de niveles más, al menos a modo de extras desbloqueables.

Los otros aspectos que nos han parecido mejorables del título son su anodino apartado musical (en comparación con el doblaje), y a que semejante carta de presentación hubiera dado para un multijugador cooperativo de esos que hacen historia. Desgraciadamente solo contamos con el modo para un jugador.

astebreed

¿Lo compro o no lo compro?

¡Por supuesto que debes hacerte con Astebreed! Si os gustan los arcades frenéticos, repleto de enemigos absurdamente enormes, un apartado visual de infarto y estable en todo momento y desestresaros tras un duro día de trabajo o estudio, esta joyita de Edelweiss debe formar parte de vuestra colección descargable. La ausencia de cooperativo, el poco esmero en la música y la ausencia de un par de niveles lo alejan de la excelencia, pero en líneas generales esto no es óbice para que no os hagáis con él a poco que os guste el género.

Actualmente se encuentra disponible a través de Playsim y Steam en oferta a 15,99 $ (posteriormente subirá a los 19,99 $), así que aprovechad el fin de semana para haceros con él y disfrutad de esta locura «made in Japan».

A favor

  • Acción arcade pura y dura. Encantará a los fans de Ikaruga y otros «bullet hell».
  • Accesible para los novatos y un placer masoquista para los aficionados al género.
  • Apartado gráfico precioso e innovador gracias a la alternancia entre distintas perspectivas.
  • Jefes finales mastodónticos y épicos.
  • Control sencillo y bien adaptado, tanto en mando como en teclado.
  • Secuencias de anime y un doblaje en japonés a la altura…

En contra

  • … pese a que la historia nos importe un bledo.
  • Un par de niveles más y un modo cooperativo le habrían venido como anillo al dedo.
  • Temas musicales anodinos y olvidables.

 

Nota:

 Nota-Talion-8