Analisis Wolfenstein the new order

Wolfenstein: The New Order es el shooter que más me había llamado la atención en este 2014. En plena eclosión del género, en el cual abundan los clones de Call of Duty y Gears of War, Bethesda ha sabido encontrar su sitio, o más bien seguir en su lugar, apostando por la misma fórmula que lleva entreteniéndonos desde que en  1992 saliera al marcado Wolfenstein 3D y nos dejara con el culo torcido por su descaro, gore y horas de vicio otorgadas. Esta nueva entrega, que reescribe los hechos acontecidos en la Segunda Guerra Mundial, nos presenta un pasado alternativo en el que los Nazis han conquistado todo el mundo. ¿Conquistarán también nuestro corazón de jugador? Veámoslo en este análisis.

 

Un nuevo orden mundial

Como ya hemos dicho en la introducción,  Wolfenstein: The New Order nos presenta un pasado alternativo en el que los Nazis ganan sin paliativos la Segunda Guerra Mundial y de paso conquistan China, Rusia, Estados Unidos y hasta Gibraltar. ¿Cómo consiguen semejante hito? Pues con avances tecnológicos que les permiten crear súper-soldados, perros gigantes robóticos y pastores alemanes mutantes, toda una delicia de argumentos que podrían ser perfectamente los pilares de una de las mejores películas de serie B.

Wolfenstein The New Order 001

El principio del juego nos llevará de lleno a una dura batalla, que se desarrolla en plena Segunda Guerra Mundial, en la que manejaremos a William «B.J.» Blazkowicz, un soldado norteamericano que es duro y bruto a partes iguales. Nuestras órdenes en esta primera misión son claras: infiltrarnos a base de plomo en el castillo del General Calavera, matar a todo el que diga Achtum y hacerle pasar el dolor más inhumano al general y de paso ganar la guerra. Como ya os podéis imaginar, las cosas no serán tan fáciles como nos las pintan, y ocurrirán una serie de pequeños detalles que nos dejarán con 10 centímetros de metralla en el cerebro y en estado vegetal durante más de 10 años en los que los nazis no van a perder el tiempo.

 

Wolfenstein: The New Order NO es un Call of Duty

Hay que tener claro algo antes de comenzar a jugar a Wolfenstein: The New Order, y es que éste no es un Call of Duty. Olvidaros de vivir la recreación de una guerra ni de sentiros en el campo de batalla más realista, que aquí lo que premia es matar nazis a cascoporro de la forma más cafre y desenfadada posible. Y es precisamente eso lo que explota el juego de Bethesda y su mayor as en la manga, ya que nos permitirá sentirnos un soldado imparable al más puro estilo vieja escuela. Wolfenstein The New Order 005

Su sistema de jugabilidad es totalmente adaptable, y nos permite asesinar a los nazis sigilosamente mediante un cuchillo o pistola con silenciador, de forma bélica empuñando armas de fuego y buscando coberturas, o de la manera más cafre y loca posible lanzando granadas y manejando dos rifles o recortadas de forma simultanea al más puro estilo John Rambo. Además, dependiendo de nuestra forma de jugar, el título nos recompensará otorgándonos habilidades que potencian el sigilo, el daño, la precisión o nuestra resistencia, por lo que si queremos tenerlas todas y volvernos un auténtico soldado destroyer-matanazis tendremos que ser creativos a la hora de asesinarlos.

Wolfenstein: The New Order posee varios modos de dificultad, y os aseguro que terminar el juego en el último de ellos es una empresa realmente difícil. Sinceramente, ir a lo loco en algunos puntos del juego sin tener experiencia y un buen manejo de las armas es un suicidio más grande que invertir nuestros ahorros en Nueva Rumasa, ya que los soldados enemigos nos flaquearán por todas partes y la lluvia de balas será apoteósica. Además, para acabarlo de rematar en cuanto a dificultad se refiere, en algunas fases del juego habrá comandantes nazis que serán capaces de dar la voz de alarma y pedir refuerzos a diestro y siniestro hasta que acabemos con ellos.

Wolfenstein The New Order 003

Ya que hablamos de la inteligencia artificial del enemigo, habréis visto en algunas páginas vídeos en los que se muestran combates con unos soldados que se acercan a nosotros de forma pausada y poco agresiva, haciendo pensar que su IA es limitada. Pues bien, esas situaciones son reales, aunque están totalmente sacadas de contexto, ya que sólo ocurren cuando estamos armados tan solo con un cuchillo y el enemigo no tiene armas de fuego en su poder. A mí me gusta pensar que es un guiño a la chulería nazi de ver a un enemigo indefenso y acorralado, y que dada su superioridad, adoptan esa postura de “no tienes escapatoria y te voy a moler a palos por mucho que corras”. Con esto no quiero decir que la IA del juego sea perfecta, ya que en algunas coberturas y en momentos muy puntuales flaquea, pero sí que os puedo asegurar que es mucho más que aceptable y que en algunos puntos os pondrá a prueba.

Uno de los puntos que me ha resultado un tanto tedioso ha sido el sistema de cambiar de arma, el cual se activa con el botón que está encima del gatillo izquierdo y que abre un desplegable circular en el que tendremos que elegir el arma que queremos. El problema viene dado en que al activar el menú, el tiempo sigue corriendo, lo cual es un hándicap en un juego en el requiere una respuesta del jugador instantánea y que más de una vez nos hará elegir el arma que no queremos por querer ir deprisa.

 

Una experiencia de juego muy disfrutable

Wolfenstein: The New Order tiene decorados muy cuidados que van desde las profundidades marinas hasta una hipotética Berlín nazi llena de edificios majestuosos, estando todos ellos bien diseñados y que esconden grandes secretos en su interior. Y es que no todo va a ser matar nazis como si no hubiera un mañana, ya que el título de Bethesda ofrece una historia la mar de entretenida que podremos ir enriqueciendo encontrando códigos secretos, recortes de periódicos de todos los países, y objetos coleccionables.

Wolfenstein The New Order 006

El apartado gráfico en PlayStation 4, consola para la que hicimos el análisis, es notable. No es lo más puntero que se haya visto en esta recién estrenada nueva generación, pero muestra unos modelados, efectos de luces y recreación de escenarios muy sólidos y bien desarrollados. Además, Wolfenstein: The New Order se mueve de maravilla y no sufre en ningún momento de tediosas ralentizaciones, algo que es de gradecer en un género tan frenético como el shooter.

Pero si lo que de verdad nos importa es el sonido, con The New Order vamos a disfrutar de lo lindo. No lo haremos por sus melodías pegadizas o canciones entrañables, sino por sus efectos sonoros que nos harán sentir de lleno en el campo de batalla y por los diferentes idiomas empleados por los personajes secundarios, entre los que destacan el polaco y el alemán, además de un gran doblaje al español.

 

Conclusiones

Wolfenstein: The New Order es un juego divertidísimo y muy recomendable si lo que queremos es revivir una experiencia shooter al más puro estilo vieja escuela. Su acción frenética, su estabilidad y su jugabilidad endiablada conseguirán que no soltemos el mando en horas, y su apartado sonoro plagado de diálogos con diferentes acentos e idiomas europeos conseguirán que nos metamos de lleno en una historia tan rocambolesca como entretenida.

Wolfenstein: The New Order en su modo de dificultad más elevado es el mejor desestresante para un mal día en el trabajo o para el periodo post-exámenes. Creedme, funciona mucho mejor que cualquier terapia en el psicólogo.

 

A favor

  • Su jugabilidad endiablada y cafre
  • El doblaje y los diferentes idiomas utilizados consiguen que nos metamos de lleno en la historia
  • La cantidad de objetos coleccionables que podremos encontrar en la aventura
  • Sus ajustados modos de dificultad permiten que lo disfruten todo tipo de jugadores
  • Poder afrontar el juego de forma sigilosa, guerrillera o a lo cafre

 

En contra

  • Habríamos agradecido más tipos de enemigos diferentes
  • La IA del juego flojea en momentos muy puntuales
  • El sistema de cambio de arma es en ocasiones tedioso y nos jugará alguna que otra mala pasada

 

Nota:

Nota-Talion-8

 

Este juego ha sido analizado en base a la versión de PlayStation 4