El famoso manga de temática gastronómica Oishinbo (美味しんぼ) pone patas arriba a medio Japón al hablar «la verdad de Fukushima».

fukushima

El famoso y longevo manga Oishinbo (美味しんぼ) de Tetsu Kariya que se publica desde el año 1983 en la revista Big Comic Spirits, cuenta en su último episodio como el protagonista Shiro Yamaoka sufre repentinamente una hemorragia nasal al regresar de una visita a la prefectura de Fukushima, afectada por el desastre nuclear.

Este pequeño accidente sirve al autor para dar inicio a una conversación entre el protagonista y otro personaje en la que se dice:

«…hay un montón de gente en Fukushima que sufren los mismos síntomas (refiriéndose a las hemorragias nasales injustificadas y la fatiga). Solo que ellos no hablan sobre esto«.

ctitjmu8rr2s0oonkllo

Este breve comentario fue una cerilla que incendió el espíritu patriota de muchos nipones, y según se filtró desde el interior de la revista donde se publica Oishinbo, esta fue inundada por multitud de quejas y críticas por la imagen negativa que se estaba dando sobre Fukushima.

Incluso desde la ciudad de Futaba se escribió una queja oficial afirmando que no había nada de cierto en las afirmaciones del manga y que se estaba dañando la imagen de una ciudad, Fukushima, que se estaba tratando de reconstruir. La denuncia afirma que se han producido muchas cancelaciones de visitas y pedidos de productos procedentes de la zona, de igual forma explica que los residentes tienen miedo que el manga fomente la discriminación contra su prefectura (N.A. ¿La misma discriminación que aún a día de hoy esos mismos japoneses que se levantan la voz tienen  hacia aquellos que sobrevivieron a las bombas de Hiroshima y Nagasaki, los comúnmente llamados Hibakusha?)

phivwbcejmj0frpwcf1d

La editorial Shogakukan lanzaba como respuesta a todo el jaleo montado por la polémica frase de esta forma:

«El último capítulo del manga está basado en la experiencia personal que el mismo Kariya observó en una entrevista con Nichigo Press a principios de este año. En dicha entrevista Kariya habló sobre cómo el daño causado por el terremoto de 2011 y el desastre nuclear posterior fue mucho peor de lo imaginado. Completamente diferente y lo peor la radiación. No se puede ver, y no afecta inmediatamente, pero el hecho de que no se aprecie la hace mucho más aterradora.» En la respuesta de la editorial también se hacían constar las palabras del autor: «Es una experiencia personal, pero después de regresar de Fukushima mientras estaba cenando me comenzó a sangrar la nariz, y no se detenía. Rara vez he tenido una hemorragia nasal pero lo que fue todo un shock. Después de eso tuve hemorragias nasales durante varios días. Cuando fui al hospital me dijeron que no había ninguna conexión médica entre las hemorragias nasales y la radiación. Después de ir a Fukushima también sentí una gran fatiga. El personal que viajó con migo a Fukushima también sufrí esas hemorragias y extrañas fatigas. Dicen que los niveles de radiación son bajos, y que por eso no hay daños, pero me sigo haciendo preguntas sobre eso»

Lejos de arrepentirse de su publicación Kariya se ha reafirmado en su postura y ha anunciado que aún quedan 2 capítulos más por llegar sobre el tema. También declaró que cree que se está endulzando el desastre con eufemismos y un lenguaje falsamente positivo para ocultar de verdad. El mismo autor reconoce que a mucha gente no le gustará lo que tiene que decir al mundo con su manga, sin embargo, se mantiene en su posición.

Fuente: Kotaku