¿Quién no conoce al Kappa? ¿Sabéis que existen kappas momificados por todo el mundo? Esta semana se ha informado que se expondrá uno en Miyazaki, Japón.

kappa-003

Todo buen japonés conoce al kappa, un yôkai peligroso pero extrañamente amable, fruto del antiguo folclore nipón. Pero, ¿cuántos han visto uno en la vida real? Si preguntáramos por la calle muchos japoneses nos dirían algo parecido a los gallegos y las meigas: no creo en ell@s, mais haberlas, haylas (no creo en ellas, pero de haberlas las hay).

Pues para deleite de muchos japoneses y occidentales apasionados por el folclore japonés (como una servidora ^^) desde el próximo mes y hasta el 22 de junio se expondrán los restos (supuestamente reales) de un kappa momificado en el Miyakonojo Shimazu Residence, en la prefectura de Miyazaki, Kyuushuu.

Según se explicará en la exposición este kappa se le presentó a la familia Shimazu Miyakonijo, alrededor del año 1818, en las orillas un río, en lo que hoy es la ciudad de Mimata. Después fue abatido a tiros… (los seres humanos siempre tan peculiares). Del ejemplar se conservan únicamente algunas partes como el pie, de 8cm, y medio brazo, de unos 15cm.

kappa

Aunque no somos quién para dudar de la buena fe y honradez de la familia Shimazu Miyakonijo este ejemplar recuerda al resto de kappas, sirenas y dragones momificados que ya existen. Estos no son fruto de la naturaleza, más bien de los artesanos de principios de la era Meiji, que los fabricaban con mucha destreza a base de restos de animales y peces (normales), y que después vendían a marineros y comerciantes ilusos como animales mitológicos únicos (podéis leer más sobre este tema en nuestro especial sobre las sirenas japonesas pinchando en el siguiente enlace).

Sea como fuera, la verdad es que yo estaría encantada de poder ir a echarle un ojo a este kappa disecado, a lo mejor con un poco de pepino resucita 🙂

kappa-004

Fuente: Rocket News 24