¿Te gustan los caramelos japoneses? Pues tienes que conocer el amezaiku, o el arte de crear figuras con el caramelo ¡Y qué figuras!

amezaiku

Últimamente estamos publicando muchas noticias sobre las excentricidades culinarias de los japoneses en las nuevas formas de comida rápida, las menos tradicionales, como en las pizzas, hamburguesas, snacks o helados, todos ellos alimentos occidentales que hace relativamente poco que están en el país nipón, y los cuales, a su forma, intentan encontrar su lugar en una cultura tan especial como la japonesa.

Existe otro producto que también fue importado en su momento hasta las tierras del sol naciente, y que ya se ha hecho un lugar en los aspectos más tradicionales de la cultura: el caramelo. Pero ya sabéis la manía que tienen los japoneses que adaptar todo lo que les llega, y de transformar lo pequeño en una obra de arte. Con esa mezcla de conceptos nació el amezaiku (饴 细 工), literalmente, “obra de arte de caramelo”.

El amezaiku lleva practicándose en Japón hace alrededor de un millar de años, desde el periodo Heian, cuando llegó procedente de China. Se cree que fue utilizado en un primer momento para las ofrendas de dulces a los templos de Kioto. Durante el periodo Edo, con la creación del comercio a pie de calle, el amezaiku se popularizó y extendió por todo el país.

Los artistas y/o artesanos utilizan herramientas como pinchos o tijeras, en un proceso que recuerda mucho a la creación de figuras de cristal, hasta conseguir auténticas obras de arte como algunas de las que os presentamos a continuación:

201108_01-1 kurayami_matsuri_amezaiku_8055 20131212_875310

20140419_1091195 OLYMPUS DIGITAL CAMERA

100111_Ebisu01_amezaiku shaninichiyanagi3

Takahiro_Mizuki_the_candy_man

Ufff,… ¡si es que da penita comérselas!