El Ojo de Talión, la sección más crítica de Tallon4, loamos en esta ocasión el fantástico E3 que nos proporcionó Nintendo.

El Ojo de talión E3

En Tallon4 nos han llamado de todo: Anti-Nintendo, nintenderos, casposos, soniers, cutres, boxers (fans de Xbox, no de los gallumbos)…. Pero lo que de verdad somos es un grupo de amigos rarunos que ensalzamos lo que nos gusta y ponemos a parir lo que no. Últimamente, hemos sido muy críticos con Nintendo, ya que muchos de sus movimientos, sobre todo los que vienen de su sección española, nos han parecido lo peor que ha hecho la compañía de Kioto en los últimos años. Afortunadamente, este E3 hemos podido recuperar la fe en una de nuestras compañías favoritas, ya que el número de juegos presentados y la planificación del E3 nos pareció para quitarse el sombrero.

 

Ya era hora

Nintendo es una compañía que toma decisiones extrañas y que muere con ellas aunque vea que éstas no le lleven a ninguna parte. Con Wii U hemos podido ver una muestra de esto, ya que centraron la consola en la jugabilidad asimétrica, y aunque les ha salido el tiro por la culata y todas las compañías del sector la han abandonado a su suerte, la Gran N sigue en su empeño de mostrar a su público que su apuesta es la correcta a base de juegos fantásticos. Y es que ésta es sin duda una de las cosas que más me gusta de Nintendo, ya que si les compras una consola, tienes asegurados juegos de calidad en ella hasta que ésta de sus últimos coletazos en el mercado. Pero volvamos a centrarnos en el E3, evento que ha propiciado este merecido Ojo de Talión.

Después de unas lamentables conferencias de Ubisoft y EA, y de unas pasables puestas en escena de Microsoft y Sony, pocos éramos los que apostábamos por ver algo potente por parte de Nintendo. Por fortuna, su Nintendo Digital Event mosto cómo se tienen que hacer las cosas, ya que presentó un show divertido basado en juegos, entrevistas con desarrolladores y mucho humor. Atrás quedaron los eventos plagados de números y aburridas charlas en las que de vez en cuando se mostraba algún que otro tráiler: Nintendo había reinventado su E3 y nosotros lo hemos recibido con los brazos abiertos.

Pero de poco vale una buena puesta en escena si luego no presentas títulos de calidad, y justamente de eso Nintendo estuvo sobrada en esta ocasión. Zelda, Bayonetta por partida doble (amo el disfraz de Samus con toda mi alma), Capitan Toad, Yoshi, Kirby, Devil’s Third y chorrocientos juegos más, de los que sobraron a mi gusto el regulero juego de los calamares y el poco atrayente Hyrule Warriors, nos dejaron pegados a la pantalla durante casi una hora. Pero ahí no terminó la cosa, ya que la idea del Nintendo Treehouse fue fantástica, mostrándonos en directo y en una perfecta visualización los juegos que habíamos visto en forma de tráiler, pero esta vez en movimiento.

 

Finalizando los halagos 

Nintendo no es la más vendida esta generación, las third Parties pasan de ella y su consola de sobremesa no consigue enganchar con su propuesta jugable, y pese a todo Nintendo sigue siendo Nintendo, una compañía que de un plumazo te saca diez juegos que nada más verlos sabes que van a ser tuyos… no, mejor dicho, han de ser tuyos a secas.

Nintendo me ha demostrado este E3 por qué es una de mis compañías favoritas y por qué compro cada consola suya de lanzamiento, y es bueno saberlo, porque con Wii y el inicio de Wii U, hicieron méritos para que me olvidara de ello.