¡Ainshhh qué burradas nos hace cometer el amor! Un policía se hace pasar por acosador para que la chica reclame sus servicios y quedar como un héroe.

policia japones

No es la primera vez que tratamos el caso de algún policía japonés que destaca por sus fechorías “a la japonesa” ¿Por qué a la japonesa? Pues porque son cosas que solo pueden pasar allí. Esta semana nos ha llegado este curioso caso de un joven oficial de la policía prefectoral de Aichi que después de quedarse prendado de una joven en una fiesta le comenzó a enviar cartas haciéndose pasar por acosador para que la inocente víctima acudiera a sus brazos conociendo su empleo.

Después de varias cartas donde ponía cosas como “sé dónde vives”, o “te estoy vigilando”, la joven no tardó en informar a la policía. Pasado unos días él mismo contactó con la chica y le dijo muy galantemente: “He atrapado al hombre que te enviaba esas cartas. Hemos descubierto que de alguna manera supo tu nombre. Como oficial de la ley prometo que te protegeré”

Hasta este punto el policía/acosador pensó que el plan le había funcionado, pero la historia no tiene un final feliz para este héroe postizo.  La chica, que de tonta no tenía un pelo volvió a llamar a la comisaría para pedir más datos sobre su acosador, y fue en esa llamada donde le dijeron que no tenían constancia de que se le hubiera identificado y mucho menos detenido.

Y así fue como el joven y galán policía se quedó sin chica y sin empleo. Fin.

Moraleja: Cuando estés enamorado no hagas lo primero que se te pase por la cabeza, seguramente será un plan ridículo, antes deja que la sangre vuelva a circular a tu cerebro.

Fuente: Tsundere Nation