fantasmas

[Publicado el 26 de noviembre de 2013]

En muchas ocasiones os hemos hablado desde Tallon4 sobre la estrecha relación que tienen los japoneses con su entorno natural y sobrenatural. En nuestros especiales sobre yûreis (fantasmas) hemos querido transmitir la naturalidad con la que muchos japoneses asumen esa creencia y viven con ella como una parte más de su día a día, no obstante entendemos que es algo muy difícil de asimilar por nuestras mentes occidentales y el enorme eslabón que supone el choque cultural en que nos vemos inmersos.

Sin embargo hoy, navegando por la red, nos ha llamado la atención una entrada en un blog cuyo dueño ha sabido reflejar a la perfección esa simbiosis. Estamos hablando del blog de J-List, una tienda de productos japoneses online que exporta a todo el mundo. Su dueño (americano) se trasladó al país nipón, donde se casó con una japonesa y tuvo una niña. En el blog vinculado a su web escribe sobre curiosidades sobre el país, la lengua, la cultura o simplemente cosas que le ocurren diariamente. Hoy nos hemos encontrado con el siguiente texto, que como decíamos al principio, es perfecto para explicar la relación que tienen los japoneses con los yureis, y que pasamos a traduciros a continuación:

«…Hace poco os conté como mi esposa japonesa no quería visitar una zona del monte Fuji llamada «El Bosque del Suicidio» ya que asegura haber oído los espíritus de las personas que allí murieron que le llamaban por su nombre. Para los forasteros Japón debe parecer un país muy orientado a la muerte, pues hasta las vacaciones comenzaron siendo la celebración budista en recuerdo a los muertos (Festival del Obon), así que quizás no sea muy sorprendente que los japoneses tengan mayor consciencia sobre los fantasmas y lo sobrenatural que la gente de otros países.

En Japón a las personas que tienen una mayor sensibilidad entorno a los fantasmas y las apariciones se les llama Reikan no hito aru (霊感 の ある 人) y en nuestra familia mi mujer y mi hija forman parte de ese grupo.

fantasmas-01

Recuerdo una vez, poco después de la muerte de mi padre, cuando mi hija tenía 5 años que mientras desayunaba se giró hacia el vacío y gritó: «¡Deja de mirarme!» Mi mujer pensó que yo había conseguido salir de la cama por fin y me había quedado allí de pie, mirando a mi hija mientras desayunaba, pero yo todavía estaba dormido. El «consenso general» fue que estaba sintiendo el espíritu de mi padre, que había venido a visitarnos. En otra ocasión mi hija vio un hombre vestido con traje oscuro que se le saludó con una reverencia muy cordialmente y que nadie más pudo ver.

No tengo sentido del Reikan en absoluto, pero mi esposa a menudo me dice la suerte que tengo de ser tan inconsciente de los espíritus de mi alrededor«.

No se si es mas aterrador lo que cuenta, o la naturalidad con que lo hace. Y tu Taloniano ¿tienes sentido del Reikan? ¿Qué harías si tu hija se dedica a hablar con el vacío?