mortal kombat shaolin monks

Después del fiasco que resultaron ser Mortal Kombat Mythologies: Sub Zero y Mortal Kombat Special Forces, varios años pasaron hasta que Midway y Ed Boon se atrevieron a realizar un nuevo spin-off  alejado de la lucha 1vs1 de la franquicia. Afortunadamente, cuando reunieron el coraje suficiente para repetir un experimento semejante se tomaron su trabajo tan en serio como si de una entrega numérica de la serie se tratara. De ahí que Mortal Kombat Shaolin Monks sea tan buen juego.

Lanzado en 2005 para Playstation 2 y Xbox, Mortal Kombat Shaolin Monks es una revisión de los acontecimientos de Mortal Kombat y Mortal Kombat II desde la perspectiva de un beat ‘m’ up en 3D, muy de moda por aquel entonces gracias a Devil May Cry, God of War y el resurgir de Ninja Gaiden.

En Mortal Kombat Shaolin Monks encarnamos a Liu Kang y Kung Lao por los diversos escenarios que pueblan las primeras entregas de Mortal Kombat, contando con aliados de la talla de Raiden, Johnny Cage, Sonya Blade, Jax o Sub-Zero en la lucha contra Shang Tsung y Shao Kahn, así como otros habitantes del Outworld.

Y mientras que en los anteriores spin-offs de Mortal Kombat, el control y los gráficos eran un desastre, en Shaolin Monks, estos últimos se encuentran a un nivel muy notable, y el control de los personajes y la ejecución de los combos es muy sencilla pero divertida y adictiva gracias a los siempre socorridos toques RPG y de personalización. Todo ello con un apartado musical que tomaba los mejores temas de los dos primeros juegos, el gore marca de la casa (con Fatalities, Brutalities e incluso Multalities, que no son sino Fatalities en grupo), y un multijugador cooperativo para dos jugadores divertidísimo.

Por si fuera poco, como extras se incluyen varios modos de juego adicionales (que hoy seguramente serían vendidos aparte a modo de de DLC): Un modo de versus con varios personajes extra, la posibilidad de desbloquear a Scorpion y a Sub Zero para la campaña principal e incluso la versión arcade de Mortal Kombat II como juego completo. Casi igual que en la época actual.

El único punto negativo que se le puede achacar a Mortal Kombat Shaolin Monks es que se toma algunas libertades respecto a la historia original, cambiando algunos acontecimientos y personajes, pero teniendo en cuenta que estamos ante un spin-off y a que la historia de Mortal Kombat es digna de la mejor película de Serie B que podemos encontrar en un videoclub, lo cierto es que no hay ni que preocuparse por este aspecto.

El éxito y fama de Mortal Kombat Shaolin Monks ha llevado a que Ed Bonn haya afirmado en reiteradas ocasiones que los spin-offs podrían volver próximamente, o al menos un remake o secuela de Shaolin Monks. Si tiene la calidad del juego original nosotros lo recibiremos con los brazos abiertos.

A continuación os dejamos con el cabestro y realista tráiler del juego, así como una parte de gameplay del mismo. Puede que los que no lo cataran en su momento tengan ahora la oportunidad de redescubrir esta joyita.