Leyendas urbanas Japón

Para que paséis un mes de agosto de lo más terrorífico, hemos decidido volver a publicar estos especiales acerca de las leyendas urbanas japonesas. ¿Preparados, talonianos?

Textos original (25/03/2013):

Las leyendas urbanas son relatos modernos con una parte totalmente ficticia y otra que bien podría ser real. Se transmiten y difunden por el boca a boca, mails o medios de prensa (televisión, radio, o internet) y la gente los cuenta como ciertos, aunque son falsos. El poder de la leyenda urbana es que narra hechos totalmente integrados en nuestras vidas: mientras conducía, mientras comía una ensalada de esas envasadas, mientras veía ese programa de la tele tan famoso… mezclados con otros inverosímiles pero fáciles de reconocer entre nuestra psique, en la sección miedos y terrores del ser humano.

El verdadero poder de la leyenda urbana reside en esa mezcla de ficción y realidad cotidiana, que nos hace creer la historia y ayudar a difundirla. Tanto poder de convicción tiene que todo el mundo conocerá a alguien que le pasara lo mismo que en la leyenda, como claro ejemplo todavía ahora podremos encontrar a alguien que viera el famoso programa de televisión con el perrito, la mermelada y Ricky Martin, ¿no? Podríamos decir que son como los cuentos de los adultos, ya que todas ellas suelen tener una moraleja.

Existen en España y en todo el mundo, en todas las épocas y momentos, adaptándose a cada etapa del país y circunstancias de la sociedad. Y desde luego existen en Japón, que lejos de ser una excepción nos sorprende con una cantidad enorme de leyendas urbanas en torno a la tecnología y costumbres actuales.

Ahora os pasamos a explicar unas cuantas. Hoy nos centraremos en las más conocidas, pero aquellos que ya sepáis un poco del tema no os preocupéis, que en breve publicaremos muchas más menos populares, pero igual de inquietantes.

Hanako-san

Hanako-san es una de las leyendas más extendidas por todos los colegios japoneses. Se cuenta que en el tercer piso del colégio está el fantasma de Hanako-san y que si llamas 3 veces a la puerta cerrada y preguntas «estás ahí, Hanako» ella te responderá «aquí estoy». Para los más atrevidos, si abres la puerta te encontrarás con su fantasma.

Como en todas la leyendas urbanas tienen algunas variantes. A veces se dice que Hanako era una estudiante que se suicidó en el baño y ahora está atrapada en él, otras dicen que se cayó por la ventana de la escuela y murió. Las consecuencias de querer jugar con Hanako varían según las prefecturas. Iwate, por ejemplo, se dice que si la provocas llamándola Hanako la tercera, una mano saldrá de la parte de arriba del cubículo e intentará atraparte.

El último pasajero

Es curioso como evolucionan algunas leyendas urbanas. Esta en concreto es una leyenda que cuenta como un taxista ya había llevado a destino a su último cliente. Ya de camino a casa le para otra persona y decide alargar su turno un poco más. La dirección que le indica no es conocida para él, así que el cliente le guiará. Después de un buen rato conduciendo entre campos y aldeas el taxista para y se gira para preguntarle al cliente, pero este ha desaparecido. Está solo en el coche. Cuando se gira comprueba que está al borde de un precipicio a punto de caerse.

Esta leyenda es muy parecida a una história de yûreis que se cuenta en Fukushima tras la catastrofe y cuenta como un taxista coge a una mujer mayor para llevarla a una dirección que ya no existe, pues el tsunami arrasó esa zona. Una vez que llegan a esa dirección esa mujer ya no está en el taxi.

Creo que se podría considerar una evolución o nueva versión de la leyenda urbana inicial.

Kuchisake-onna

Si Hanako-san es una de las leyendas más conocidas, Kuchisake es la segunda por excelencia.

Se dice que si caminas por algún viejo camino poco transitado o algún callejón oscuro, Kuchisake-san aparecerá. Es una mujer de pelo largo y negro, lleva un viejo impermeable y una mascarilla en la cara, tapándole la boca. «¿Soy hermosa?», te preguntará (momento ideal para ignorarla y echar a correr). Si le respondes que no, sacará unas enormes tijeras y te matará. Si le dices que si se quitará la mascara y mostrará una boca rajada. Si sobrevives al susto te volverá a preguntar: «¿Y ahora?». Da igual lo que respondas, si no has optado por salir corriendo, nada más verla aparecer sacará sus tijeras y te matará.

Kokkuri-san

En realidad más que una leyenda urbana es la versión japonesa del juego de la ouija, muy popular en la era Meiji. Actualmente, como ocurre en España y en todo el mundo, es muy conocida sobre todo entre los estudiantes de primaria y secundaria.

Kokkuri-san tiene muchas leyendas urbanas en torno a ella. Se dice que sabe la fecha de tu muerte o que te dirá el nombre de tu futuro marido. En mi opinión dejar que el destino te muestre sus cartas poco a poco es menos peligroso y más divertido.

Hasta aquí las historias de hoy, pero recordar que esto es solo una pequeña «cata» e introducción a las leyendas urbanas actuales en Japón. No os perdáis la continuación… y ya sabéis porque las mujeres vamos de dos en dos al lavabo, para protegernos de Hanako-san 😉