Últimamente está muy de moda el tema de los Yokais y la mitología japonesa en muchos foros y webs dedicadas a la cultura nipona, sin embargo todo parece basado en un copiar y pegar que se repite, una y otra vez, plagiando también los errores.

calabera

“Este artículo fue publicado originalmente el 5 de julio del 2013”

Esto puede ser debido al auge que ha tenido esta última década el manga y el anime en nuestro país y a las nuevas producciones de terror japonés como The Ring o La Maldición, que han causado un gran impacto entre muchos espectadores, con esa nueva visión del terror tan diferente a todo lo que anteriormente se había visto en España.  El hecho es que ha se ha despertado el interés de la gente por ese otro aspecto de la cultura japonesa, tan ligado a la cultura del país. Si bien también es cierto que cuando intentamos profundizar en este tema en busca de algo más de información respecto los seres sobrenaturales que pueblan el panorama mitológico japonés, nos podemos hacer un lio tan grande buscando  por la red que nos arrastrará a no distinguir un Kappa (uno de los yokais más famosos), de un Onryō (yurei o alma de muerto que no descansa en paz y se queda en este mundo en busca de venganza) o de un Kitsune (henge capaz de transformar su cuerpo de animal en uno de humano).

kappa

Nosotros hemos tenido este problema intentando realizar reportajes sobre mitología japonesa, encontrando una y otra vez en diferentes blogs y foros “el listado de los 10 yokais másfamosos” mezclando los 3 tipos de criaturas, de la misma forma que un japonés podría poner en la misma historia un fantasma y a Jesús de Nazaret huyendo a lomos del Yeti de un ovni. Para algunos son o fueron reales, para otros son solo fantasía, todos son fenómenos paranormales o sobrenaturales, pero cada uno es de una naturaleza diferente al resto.

Por eso hemos querido ordenar un poco nuestras ideas en este pequeño reportaje. Siempre desde la  humildad y la apertura de mente, pues igual que el resto de páginas de internet, nosotros no somos ilustres estudiosos de letras especializadas o doctoradas en mitología japonesa, aunque también es cierto que nos hemos basado en libros publicados en España, escritos por grandes profesionales en mitología, cultura, arte e historia de Japón.

 

Criaturas mitológicas japonesas

Es cierto que igual que ocurre en Occidente, muchas veces las historias y leyendas orientales tienen diferentes versiones, aunque no por ello tenemos que poner en un mismo saco a los diferentes “seres” que en el relato se nos presentan. Para verlo más claro pondremos un ejemplo bastante conocido entre los aficionados a la cultura japonesa en España: La Yukionna, esta mujer blanca como la nieve, que aparece los días de tormenta invernal y puede matar a los hombres o llevarse con ella a niños. Una de las versiones de la historia cuenta que es un yokai, un espíritu sagrado del bosque considerado un ser vivo pero de naturaleza divina. En otras ocasiones cuentan que es un yurei, o sea, el alma de una mujer muerta, que tras morir no encuentra el reposo eterno y las noches de tormenta aparece para buscar venganza. Estamos hablando de la misma leyenda, pero de dos seres completamente diferentes. Para buscar un paralelismo que nos sea más familiar en occidente, salvando las distancias, es como explicar la historia de un visitante de dormitorio (aquellas figuras que muchos han asegurado ver de repente al despertarse a los pies de la cama), algunos contarán que son ángeles que se aparecen para decirte algo y otros que son fantasmas, dos seres de naturaleza muy diferentes para una misma narración.

yukionna

 

Yokaigaku Nyumon

A lo largo de los siglos se ha ido trazando así un largo inventario de criaturas que más que mitológicas vamos a llamarlas sobrenaturales, ya que ese primer término es más para referirse a seres de fantasía y los japoneses tienen verdadera fe en la existencia de muchos de estos seres.

En su libro Yokaigaku nyumon (Introducción a la fantasmología) el escritor Kazue Abe llama al conjunto de estos seres “Bakemono”, que literalmente se traduce como “transformaciones “ y que se podría interpretar como “aparecidos” y que trata de diferenciar a los seres que no siguen las leyes de la naturaleza, pero que conviven en este mundo junto a los humanos. Tras documentarse con las investigaciones académicas realizadas en Japón del tema, Abe los divide en 3 grandes grupos: yurei, yokai y henge.

 

Yurei

Los yurei  son espectros, almas en pena que no han encontrado el reposo eterno y que vagan por el mundo de los vivos. No son seres vivos, ni tampoco humanos transformados en vida por el sentimiento de rencor e ira, son las almas de los muertos que no reposan en paz.

yureis

A veces nos encontramos con descripciones por internet que clasifican a los yureis, o a alguno de los tipos de fantasmas catalogados (Onryō, Ubume, Goryō, Funayūrei, Funayūreiurei,…) como un tipo de yokai, pero no son lo mismo.

 

Yokai

Los yokais son trasgos o criaturas (vivas) con habilidades sobrenaturales. Se veneraban como dioses en el antiguo Japón y solían tener relación directa con fenómenos atmosféricos o con el comportamiento de la naturaleza.

kamikiri

Recordemos que Japón estuvo durante mucho tiempo aislado del resto del mundo, por lo que los grandes núcleos urbanos de la época moderna, que han robado espacio a las grandes extensiones de bosque y campos, son relativamente recientes. -no estamos hablando de más de 3 ó 4 generaciones- Añadamos a este hecho la cantidad de fenómenos ambientales con los que siempre han tenido que luchar: terremotos, grandes lluvias, vientos huracanados, tsunamis y un gran volcán que de vez en cuando escupía fuego. Con tal cantidad de desastres, para los japoneses era obvio que unos seres con poderes divinos les hacían la vida imposible: los yokais.

 

Henge

Los henge son animales con la capacidad de aparecerse con forma humana. Es muy difícil marcar una línea que diferencie algunos yokais de los henge, y más si pensamos que algunas de las descripciones de estos seres varía según la época y la zona de Japón, incluso dentro de una misma zona estos pueden tener morfologías o poderes diferentes. Pero para poner algunos ejemplos estarían en este grupo el kitsune, el tanuki, la serpiente o la araña.

kitsune-002

Esperamos que estas reflexiones os hayan gustado, y que a partir de ahora todos sepamos un poco más sobre un tema que está tan de actualidad y del que se está hablando tanto en toda la red, aunque en realidad muy poca gente realmente conozca o se haya documentado adecuadamente (nos incluimos en la mayoría ignorante, desde luego). Por fortuna tenemos la gran suerte en estos tiempos que editoriales como Satori Ediciones o Taketombo Books se han creado en España precisamente para ayudarnos a conocer más sobre la cultura, mitología y sociedad japonesa. Terminemos con la gran cultura y tradición del “copiar y pegar” que no ayuda más que a la difusión de contenidos confusos y a veces hasta totalmente equivocados.

yokai

Bibliografía:

Yokai, Monstruos y Fantasmas en Japón (Satori Ediciones)

Japón Sobrenatural: Susurros de la otra orilla (Satori Ediciones)