FIFA 15 presenta varias novedades y mejoras gráficas en las versiones de PS4 y Xbox One. ¿Pero qué ocurre en las consolas de la antigua generación?

FIFA 15

Un año más, Leo Messi nos da la bienvenida a la saga de fútbol por excelencia. A través de la portada y de una enorme imagen antes de acceder al menú, el futbolista recuerda que sigue siendo el protagonista (y que luce mejor en una simulación que en la vida real). ¿Pero lo es de un juego mejorado o de una versión idéntica a la del año pasado?

 

FIFA 15 en la antigua generación
Una vez más, surgen las clásicas preguntas que rondan la cabeza de muchos aficionados a la saga FIFA. ¿Habrá cambiado lo suficiente como para que merezca la pena pagar por él? ¿Se notarán los cambios que tanto prometen? ¿Lo compro o me espero al del próximo año? Hace unas semanas, os contamos que la versión de PlayStation 4 merecía la pena (podéis leer el análisis completo aquí), ¿pero qué ocurre con la versión de la antigua generación?

Se acabaron tantas preguntas. Tras jugar y rejugar la versión de PlayStation 3 podemos comenzar con una idea clara: es mejor que FIFA 14, pero peor que las versiones de PlayStation 4 y Xbox One.

“Revolucionarias características como agilidad y control, luchas cuerpo a cuerpo, contactos mejorados y un renovado sistema de juego para que vivas el fútbol como nunca lo habías hecho antes”. De esta forma, EA Sports nos vende su juego estrella, ya no solo en comunicados ni en la contraportada, sino en numerosos vídeos promocionales. Y sí, es cierto.

FIFA 15 Porteros

Estos detalles son la clave para que FIFA 15 sea algo más que un FIFA 14 con las plantillas actualizadas. Los jugadores presentan movimientos más realistas que mejoran la experiencia de juego en los partidos e incluso el movimiento del balón, con sus efectos, apenas tiene diferencias con la vida real. Los futbolistas tienen movimientos más ágiles y, por ello, disfrutar de sus acciones en el campo cobra casi tanta importancia como el partido en sí.

El mayor protagonismo de los porteros también es evidente, así como las animaciones entre el público (a pesar de aún sigan pareciendo ejércitos de robots a los que les ha tocado la lotería). Por desgracia, estas novedades se experimentan a través de unos modos de juego no tan nuevos y de unos comentaristas que ya pueden llegar a aburrir.

 

Ultimate Team: la estrella en FIFA 15
Que Ultimate Team siga siendo la estrella de FIFA 15 significa que sigue siendo bueno, pero también que no existen suficientes novedades como para suponer una competencia. Más concretamente, no existe ninguna modalidad nueva.

Momentos de la semana, partido rápido, juegos de habilidad, carrera de mánager y jugador, conviértete en jugador y portero y los modos online con temporadas, cooperativo y amistosos se unen así al querido Ultimate Team para ofrecer la diversión de siempre, especialmente si se juega acompañado (tanto de forma competitiva como cooperativa). Pero es eso, la diversión de siempre. Ni más ni menos.

FIFA 15 Ultimate Team

Volviendo a Ultimate Team, llegan Equipo de la Semana y Cesión de Jugadores que, aunque no son nuevos modos (sino características de un modo), permiten ganar monedas a través de desafíos a equipos con jugadores en forma o tener a un jugador en la plantilla durante un número de partidos determinado. Con todo ello, esta modalidad sigue ofreciendo la posibilidad de crear los equipos más perfectos con la emoción que suman los sobres. Y es que, la ilusión de coleccionar cromos nunca pasa de moda.

 

Conclusiones FIFA 15
Que EA Sports ha querido centrarse en las versiones para las nuevas consolas es más que evidente. Es en ellas donde realmente se aprecian estas mejoras (incluido el desgaste del césped), que se lucen aún más en unos gráficos inmejorables.

Sin embargo, todos aquéllos que no hayan probado estas versiones, probablemente queden contentos con el resultado de FIFA 15 en las antiguas consolas. No hay nuevas modalidades, pero los pequeños detalles que incluye y la tradicional mejora gráfica gustarán a quienes acostumbran a comprarse el juego con gran frecuencia. Por supuesto, no hay que olvidar el trabajado sistema de licencias, que permite ponernos en la piel de cualquier equipo de la mejor forma posible y que nos trae la Liga Turca como novedad.

Pero, a aquellos jugadores a los que realmente gustará y sorprenderá será a quienes esperan varios años para comprar una nueva entrega. Solo de esta forma es posible que algunas jugadas aún dejen con la boca abierta o que se aprecien sin esfuerzos los cambios respecto a sus antecesores. Por ello, si lleváis uno o varios años sin haceros con un nuevo título, FIFA 15 es la ocasión perfecta.

A favor:

  • Sigue siendo el mejor simulador de fútbol.
  • Es el juego ideal para quienes llevan varios años sin comprar FIFA.
  • Los pequeños detalles que lo conforman.

En contra:

  • No apto para aquéllos que ya lo han jugado en la nueva generación.
  • Que no se hayan incluido nuevos modos de juego.

Nota:

Nota-Talion-8

*Análisis realizado con la versión de PlayStation 3 de FIFA 15.