clandestine

¿Juego asimétrico e infiltración?

A raíz del lanzamiento de Wii U, una de las mecánicas que las compañías han tratado de explotar en sus propuestas es la del llamado juego asimétrico, en el que la jugabilidad y enfoque de los distintos jugadores es diferente. Nintendo Land y el fantástico Evolve son claros ejemplos de este enfoque en las partidas multijugador, y ahora hay que sumar también la nueva propuesta de Logic Artists para PC: Clandestine.

Disponible en Acceso Anticipado de Steam y en su versión Alfa, Clandestine es un título bastante diferente a los anteriormente citados, y que justamente destaca por su originalidad y vuelca de tuerca a uno de los géneros más explotados en los últimos años: las aventuras de sigilo en tercera persona.

Así, como si de un Metal Gear Solid o Splinter Cell de rigor se tratase, en Clandestine encarnamos al típico espía que se ve totalmente superado por enemigos en armamento, número y tecnología, con la salvedad de que en esta ocasión nos acompaña otro jugador, quien hará las veces de hacker, nuestros únicos ojos a la hora salir airosos en esta aventura.

clandestine action

De este modo, mientras uno de los jugadores disfruta de una clásica propuesta que ya hemos visto en otras ocasiones, las mecánicas de las que disfrutará el «jugador hacker» son todo un aire fresco en el género. Eso quiere decir que en un principio tendremos que aprender unas mecánicas bastante diferentes de lo que estamos acostumbrados, y lo más importante: a coordinarnos con el jugador oculto en «en las líneas enemigas». Este último cuenta con distintas armas (pistolas, granadas, gadgets para distraer a los enemigos…), pero ningún objeto que nos ayude a detectar los peligros que se escapan de nuestra zona de visión. Estamos totalmente ciegos, y necesitamos de la ayuda del otro jugador en otro momento.

Será el «jugador hacker» quien, a través de una perspectiva en primera persona y una interfaz de cuatro pantallas como la que veis en la siguiente imagen (totalmente personalizable y con distintas opciones de zoom), tendrá que ir desactivando las alarmas, marcando a los enemigos ocultos, consiguiendo los códigos para abrir las puertas, etc. Además, todo ello se realiza únicamente a través del chat de voz. El «jugador espía» no tiene la posibilidad de ver nada de lo que hacemos. De ahí que la coordinación sea tan importante (nosotros mismos hemos experimentado esta necesidad a la hora de probar el título), puesto que aunque la IA sea actualmente uno de los puntos más mejorables del título, la dificultad no es moco de pavo. Ya sea por el alto número de los enemigos que encontraremos fuera de los primeros niveles, así como por la alta seguridad que hay en torno a los objetivos a cumplir.

clandestine hacker

Mapas, cámaras, archivos de ordenador, ficheros. Esto que aparentemente podría parecernos aparatoso o incluso aburrido, se torna realmente divertido en cuanto aprendemos las mecánicas necesarias de juego (no aprenderéis a la primera, eso debéis tenerlo en cuenta desde ya), sin olvidar el incentivo de la lucha contra el tiempo, ya que de nuestra gestión depende en gran medida el éxito o fracaso del otro jugador. Como podéis ver, estamos ante una propuesta cooperativa 100%, en la que la coordinación y el buen hacer entre ambos roles son la base de todo.

Por eso mismo nos ha gustado descubrir en Clandestine que todavía hay espacio para propuestas interesantes en géneros tan manidos y explotados como este. La rejugabilidad y las posibilidades que otorga resolver una misma situación nos han parecido puntos más que acertados, y los objetivos de los escenarios cambian de lugar en cada partida en los escenarios que hemos podido probar (de momento hay disponible un tutorial y distintos niveles independientes, pero Logic Artists ha afirmado que el juego contará con su propia campaña, la cual está actualmente en desarrollo).

Y aunque ahora mismo tengan que mejorar algunos aspectos del título (especialmente la IA enemiga y el apartado gráfico), lo cierto es que esta versión Alfa de Clandestine nos ha gustado mucho. Se siente fresco e innovador, con ideas que vistas ahora parecen tan obvias que resulta extraño que nadie se hubiera atrevido a implementarlas antes. A partir de ahora estaremos atentos a todo lo que haya en torno al juego, y si os gusta el sigilo, las películas de espías a lo Misión Imposible o series como 24, encontraréis en Clandestine una propuesta muy a tener en cuenta.