Evolve

Si recordáis bien, el pasado mes de marzo tuvimos la suerte de disfrutar de Evolve de la mano de sus desarrolladores, Turtle Rock, quienes apadrinados por 2K, realizaron una afirmación muy rotunda sobre su nuevo proyecto: “Este juego revolucionará y será una evolución de los juegos multijugador.” Ahí es nada.

Pues bien, como muchos ya sabréis a estas alturas, a principios de mes pudimos disfrutar de la Gran Alfa de Evolve, que permitió a muchos de nosotros disfrutar del juego durante un par de días en PC, Playstation 4 y Xbox One, todo ello con una conectividad online estupenda (aunque en la consola de Sony hubo algún que otro fallo de última hora que afortunadamente se convirtió en días extra para poder disfrutar del juego).

Y lo cierto es que si antes nuestra opinión del título estaba por las nubes, lo cierto es que ahora, tras haberlo jugado a conciencia (aunque en una versión alfa, no lo olvidéis), no podemos sino tener el hype por todo lo alto (y ojo, que el que escribe estas líneas no emplea la palabra «hype» así como así).

Para aquellos que hayan vivido en una cueva durante los últimos meses, recordarles que Evolve es una propuesta multijugador 4vs1, en el que un grupo de jugadores encarna a unos cazadores humanos que deben hacer frente al «pobre» y «desvalido» jugador solitario. Este último encarna a un monstruo alienígena que irá evolucionando por distintas etapas hasta convertirse en un arma de destrucción masiva con patas.

Evolve

En la versión alfa del juego hemos podido controlar cinco clases de personaje. El citado Monstruo, y los cuatro cazadores humanos: Asalto, Médico, Apoyo y Trampero.  Y no creáis que estamos ante simples rediseños de personajes con alguna habilidad especial. Cada miembro humano es imprescindible y cuenta con funciones únicas, cuyo buen uso será de importancia capital para acabar con la criatura. De hecho, si alguien no sabe controlar bien a su personaje humano, la balanza se irá decantando poco a poco hacia el lado del Monstruo. Así que ya sabéis, la coordinación y el juego en equipo son fundamentales.

Y es que en Evolve más que estar ante un shooter en primera persona multijugador, estamos ante una propuesta «de caza«, en la que el papel de «presas» y «cazadores» no está nunca claro del todo. Rastreo, camuflaje, evolución y acción planificada son sus grandes bazas, que lo diferencian de propuestas como el propio Left 4 Dead, también de Turtle Rock.

Evolve - Jan First

Pero si los cazadores tienen que actuar de esa forma tan estratégica que os hemos descrito, el caso del Monstruo es totalmente diferente. De hecho, casi parece que estamos ante un juego distinto. A un servidor, la evolución de la bestia le ha recordado enormemente a la campaña del Alien en el mítico Alien vs Predator: Gold Edition de Monolith y Sierra, en el que comenzábamos siendo un endeble abrazacaras hasta convertirnos en todo un xenomorfo. En Evolve ocurre algo muy similar. Desde una perspectiva en tercera persona (frente a la clásica en primera de los cazadores) tenemos el control de un ser extraterrestre casi «recién nacido», que tendrá que ir evolucionando alimentándose de los otros animales y seres que pueblan los escenarios. Una vez completada la barra de evolución tendremos que ocultarnos en un sitio a salvo de los humanos y evolucionar, un proceso que puede llevarnos veinte segundos y durante el que somos totalmente vulnerables.

Evolve - Jan First Look Screenshot (8)

Cada Monstruo (hay varios tipos, como el gigantesco Goliath o el escurridizo Kraken) cuenta con tres fases evolutivas y habilidades TOTALMENTE distintas, de ahí que la jugabilidad sea tan rica y ofrezca tantas posibilidades. Aunque las partidas de Evolve son aparentemente rápidas, es de esos juegos que podríamos decir que es «fácil de aprender y difícil de dominar», gracias a esta original lucha entre el «gato y el ratón», con unos cazadores que comienzan con la ventaja, y que si no se organizan en condiciones, serán devorados sin piedad por una bestia sin alma.

Caza galáctica multijugador en estado puro, señores. Eso es lo que hemos podido disfrutar hace unos días en Evolve, título que al igual que Left 4 Dead está pensado para jugar de forma casi obligatoria con otras personas. Aún nos falta por conocer más mapas del título y modos de juego alternativos que alarguen todavía más su vida, pero como ya os dijimos en marzo, las expectativas están por las nubes, y parece ser que en esta ocasión serán correspondidas con un título que pretende tenernos enganchados durante meses. La veda para la caza monstruosa está a punto de abrirse, talonianos.