Una vez más teníamos la oportunidad de buscar el dorama perdido en el tan esperado Salón del Manga de Barcelona: ¿lo encontraremos esta vez?

salon m 1

Como cada año ha llegado la esperada cita con el famoso Salón del Manga de Barcelona, que repitió de nuevo su ubicación en la Fira de Barcelona, dejando ya muy atrás en la memoria de los visitantes más incondicionales su anterior recinto en la emblemática La Farga d’Hospitalet. No nos sorprendió que se realizara del 30 de octubre al 2 de noviembre, pues ya es habitual que se celebre durante la festividad de «Todos los Santos«. Dada la magnitud del evento y su fama, me acerqué a ver qué me podía ofrecer, y así de paso quitarme el mal sabor de boca que sufrí el año pasado al no poder visitarlo por falta de entradas y largas colas. Pero este año venía preparada.

salon m 2

salon m 3

La primera grata sorpresa fue la organización de los stands y de los diferentes espacios. Teniendo en cuenta que el año pasado fue un tanto caótico, este año sí se han organizado los espacios bastante mejor, tal y como esperamos de eventos de la magnitud y popularidad que ha adquirido el Salón del Manga de Barcelona.

salon m 4

No es de extrañar que, teniendo en cuenta mis confesadas preferencias por los doramas, empezara a buscar por todo el salón alguna alusión sobre estos. Primero decidí pasear por todos los stands a ver si veía algo de material, pero en mi primer intento no encontré nada específico. El segundo paso fue ir más allá y preguntar en los dos stands que podrían tener conocimiento sobre el tema: Casa Asia y Media3. En primer lugar he de decir que en ambos fueron muy cordiales a la hora de responder a mis preguntas. Desgraciadamente, aunque tenían conocimiento de su existencia, confesaron que no tenían ninguna intención, actualmente, de traer y comercializar este tipo de material. Aunque tal noticia no me sorprendió, sí me entristeció el hecho de que ninguno de ellos se lo planteara. Aun así, cabezona de mí, decidí seguir con mi búsqueda dando una segunda oportunidad a todos los stands.

salon m 6

Cuando ya estaba a punto de darme por vencida tuve una muy grata sorpresa: en uno de los puestos pude ver material de una serie que ya hemos analizado en Doramia, Hana Yori Dango, así que me decidí a hablar con su propietaria para informarme. ¡Por fin había encontrado a otra persona a la que le gustaban tanto como a mi los doramas!

Gracias a ella pude informarme de algunas cosas bastante interesantes. La primera es la dificultad que hay para exportar doramas originales y venderlos en tiendas físicas, ya que se tienen que pedir a través de Internet y no son fáciles de encontrar. En segundo lugar los precios a los que se debería de vender ese dorama no son accesibles a todos los bolsillos, o sea, son caros, y mucho. A grandes cuentas cuesta la friolera de 80 euros, de promedio, exportar un dorama, y a eso se le tiene que sumar la inseguridad de que venga con subtítulos en inglés. Si tienes mucha suerte y el DVD incluye los subtítulos en inglés se puede intentar traducirlos al castellano, pero no es un trabajo fácil y se hace eterno para la gente sin experiencia, hecho que hace que los expertos en la materia se lo piensen antes de adquirirlos.

salon m 7

Ella, como fan, sí que lo ha hecho alguna vez, pero tal y como me aseguró […] Son muchas horas de trabajo para tener un buen resultado […]. Todo este tema no sería tan costoso si alguna gran empresa tuviera la visión de hacerlo de manera comercial a gran escala, tan y como se hace con las películas asiáticas o las series de anime, así podrían vender el producto ya acabado en nuestro país a un precio más adecuado para el gran público. De hecho, después de un rato hablando con mi nueva amiga, terminamos coincidiendo en no entender cómo alguna compañía no se ha atrevido aún a dar este paso.

Para poder seguir en contacto (y hacerme clienta habitual ^^) le pedí que me diera su tarjeta. Su página Web quizás os suene, ya que Tiendakonechi es una tienda bastante popular en este submundo, y que además dispone de un gran surtido de merchandising ¡Os invito a conocerla!

salon m 8

salon m 9

Hay una teoría que nos dice que las segundas partes nunca fueron buenas, y aunque casi siempre estoy de acuerdo con ella, creo que esta segunda parte de «En busca del dorama perdido» nos la desmonta, ya que he encontrado al fin he pòdido encontrar dentro de un salón una alusión a los doramas.

Aunque sé que en mi pasión por estas series no estoy sola, a veces se agradece ver a alguien de carne y hueso que las comparta, y no tan solo sombras sin rostro por internet. Esto me ha dejado la esperanza de que en un futuro Salón quizás pueda llegar a ver la venta de doramas, con sus respectivos subtítulos en español. Si en 1995, con el primer Salón, el merchandising y la oferta de mangas, animes y juegos era limitada y ha ido mejorando con los años, ¿por qué no podría pasar lo mismo con los doramas?

Talonianos, me voy con un muy buen sabor de boca, tanto por mi encuentro con otras fans de doramas como por una jornada muy especial y divertida en el XX Salón del Manga de Barcelona, algo que no me sucedía desde que el evento se trasladó de La Farga d’Hospitalet. Así pues, una servidora esperará desde ya la XXI edición del Salón del Manga con muchas ganas y deseando que por fin alguna distribuidora se atreva a traer doramas a España.