El sábado 1 de noviembre ha sido el día en que se preveía la máxima afluencia de visitantes en el XX Salón del Manga de Barcelona ¿Habrá superado Ficomic la prueba este año?

Aunque aún queda esta última jornada ya podemos sacar unas primeras conclusiones de la gestión y planificación de Ficomic en la «edición veinte aniversario» del Salón del Manga de Barcelona.

XX Salón del Manga de Barcelona El Salón del Manga de Barcelona ha tenido que afrontar muchos retos desde su primera edición, hace ahora 20 años, sin embargo es normal que cuanto más se popularice el evento mayores sean los problemas y obstáculos con que se tenga que enfrentar.

Sobre esta veinteava edición se cernía la sombra de su anterior año, en la que los aforos completos y las largas colas fueron uno de los mayores focos de quejas por parte de los aficionados, que habían acudido de todos los puntos de España, y que veían como tras hacer largas y agotadoras colas, se les negaba la entrada porque en el interior de las instalaciones se había superado el aforo máximo permitido. Durante todo un año Ficomic ha trabajado duro para poder solucionar los temas que habían generado ese mal estar general con el Salón y esos problemas concretos. Pero, ¿lo ha conseguido?

XX Salón del Manga de Barcelona

Si hablamos sobre el tema del aforo, podemos afirmar rotundamente que Ficomic ha realizado en esta edición un trabajo muy bueno, reestructurando y adecuando áreas hasta ahora desaprovechadas (cómo la Plaza Univers), reestructurando grandes zonas (cómo el pabellón número 1) y abriendo nuevos espacios (como el espacio Espíritu de Japón en la parte superior del pabellón número 2).

XX Salón del Manga de Barcelona

XX Salón del Manga de Barcelona

Con todos estos cambios Ficomic ha conseguido repartir a la gente entre todos y cada uno de los espacios sin excepción y aunque la zona de pequeñas tiendas del pabellón 2 sigue siendo la que más visitantes por metro cuadrado tiene a cualquier hora del día, el resto de zonas no se quedan vacías en ninguna ocasión. Los visitantes han reaccionado tal y como la organización ha planificado en esta ocasión y únicamente en momentos puntuales durante el sábado se vivieron masificaciones en puntos concretos en el pabellón 2, pero nada que ver con las pasadas ediciones (os lo dice quién huye como alma que lleva el diablo de las masificaciones y tumultos de gente en general).

XX Salón del Manga de BarcelonaEn resumen, en cuanto a aforo y comodidad para caminar dentro del recinto del Salón Ficomic ha logrado su objetivo, ha sabido como repartir a los visitantes y evitar que se colapsara una zona más que otra. Primer objetivo cumplido y con buena nota.

En cuanto a las colas, Ficomic ha puesto en marcha un sistema mucho más controlado sobre los asistentes, tanto a nivel de días como de tipos, algo que parece que también le ha dado buenos resultados, pues las colas y el tiempo de espera para entrar se han reducido muchísimo. Pese a ello no son pocos los que se han quejado a través de las redes sociales a Ficomic porque no han podido estar entre los 3.000 asistentes con invitación por asistir de cosplay o se han agotado las entradas y no han tenido la opción de ir el mismo día a taquillas a comprarlas. Sin embargo es lógico que la organización haya optado por este sistema, ya que el evento ya ha alcanzado una cierta importancia incluso a nivel internacional, y no todo puede seguir siendo como cuando íbamos a la estación de Francia y pasábamos por la entrada sin colas, sin bullicio y sin apenas gente en su interior. Adaptarse o morir, y en nuestra opinión Ficomic está en estos momentos en un proceso de adaptación tan importante como su evento manga, y nosotros también debemos acostumbrarnos a ciertas normas que se han establecido para nuestra comodidad y seguridad. ¿Objetivo de recortar las colas conseguido? Sí, pero aún se tiene que pulir un poco.

XX Salón del Manga de Barcelona

Pues hasta aquí podemos leer, próximamente os traeremos toda la información sobre estos cuatro días de XX Salón del Manga de Barcelona, reportajes, cosplays, exposiciones, crónicas… ¡No os lo perdáis!