nightmare-before-christmas-oogies-revenge

La entrega de esta semana de El Retroanuncio es muy especial, puesto que dejamos descansar por una semana a la saga Persona para traer del olvido a una rareza de esas que tanto nos gustan. Y más aún si está basada en una película de culto muy apropiada para estas fechas. Estamos hablando de The Nightmare Before Christmas: Oogie’s Revenge, «secuela» de Pesadilla antes de Navidad, una de las obras más recordadas de Tim Burton.

Desarrollado por Capcom para Playstation 2 y Xbox en 2005, The Nightmare Before Christmas: Oogie’s Revenge es la segunda parte de la película de 1993, solo que en esta ocasión, saltamos del cine al videojuego para controlar al mismísimo Jack Skellington, quien cuenta con un extraño látigo verde (cualquier parecido con un moco gigante es pura coincidencia) cortesía del Dr. Finkelstein. Durante una de sus salidas de Jack busca de nuevas aventuras y emociones, los traviesos Lock, Shock y Barrel consiguen resucitar a Oogie Boogie, quien se hace con el control de Halloween Town. Cuando Jack regresa, no le quedará más remedio que enfrentarse a Oogie una vez más y salvar a los monstruosos habitantes de su ciudad.

La mecánica de The Nightmare Before Christmas: Oogie’s Revenge es más simple que un chupete, y es que nos encontramos ante un hack ‘n’ slash deudor de Devil May Cry pero ambientado en la clásica película de Tim Burton. Eso si, todo ello con un nivel de dificultad escasísimo y que resulta perfecto para que los más jóvenes vayan cogiéndole el gusto al género. No obstante, los fans del film se lo pasarán teta con el juego, ya que este adapta a las mil maravillas el entrañable y retorcido universo de Tim Burton, incluyendo esa tendencia de los personajes a cantar cada dos por tres. Además, Jack cuenta con un buen surtido de disfraces y transformarse en Santa Jack y The Pumpking King, otorgando cada uno de los trajes distintas habilidades y movimientos.

The Nightmare Before Christmas: Oogie’s Revenge no inventó la rueda ni es uno de los mejores juegos de Capcom de la época de los 128 bits, pero es toda una rareza que debéis tener a poco que os guste la película. Game Boy Advance también contó con su ración de Pesadilla antes de Navidad gracias a The Nightmare Before Christmas: The Pumpkin King, aventura situada antes de la propia película, y que supone el primer encuentro entre Jack y Oogie.

Os dejamos con el anuncio del juego y el que Burger King lanzó en 1993 para la película. ¿Y por qué incluimos este último si no es de videojuegos? Muy sencillo: Un anuncio que incluye canciones de Pesadilla antes de Navidad y hamburguesas es algo que nadie debería perderse.