japan weekend barcelona 006

Desde hace un par de años, los eventos Japan Weekend han traído consigo una subcultura desconocida hasta ahora en España: los llamados vehículos itasha. Pero ¿qué son exactamente estos coches? ¿De dónde procede la moda y cuan extendida está en nuestro país? Estas y muchas otras preguntas se nos pasaron por la cabeza al ver que, evento tras evento, los modelos no solo repetían su asistencia en las ferias, sino que también aumentaban en número y en acogida del público.

Casualmente, uno de estos propietarios se puso en contacto con Tallon4 y, muy amablemente, nos habló de un mundo que desconocíamos. Además, gracias a él hemos podido contactar con la comunidad itasha en España, la cual nos ha tratado estupendamente y a la que le estamos inmensamente agradecidos por su tiempo y su disposición. Gracias a ellos hemos podido confeccionar el reportaje que os traemos a continuación: Itasha, anime sobre ruedas.

¿Qué es un Itasha?

Antes de nada, es necesario explicar qué es un itasha, un término muy reciente y poco extendido en nuestro país. Un itasha es un vehículo que ha sido decorado con motivos de series de anime, manga o videojuegos. Curiosamente, el termino itasha significa, literalmente, «vehículo doloroso«, algo que no parece encajar con la idea que los propietarios de estos “carros” tienen sobre su creación. Tampoco los visitantes de las Japan Weekend, quienes se quedan embelesados observándolos y muchas veces con la babilla colgando ante la decoración de estos vehículos.

Itasha
Strike Witches de Jonan (en primer plano) y SoniAni: Super Sonico The Animation de Mochi (en segundo).

En Japón, el maquetismo de vehículos está más extendido que en nuestro país, aunque se limita a los círculos más otakus. Suelen verse itasha en los puntos clave de la cultura manga y de videojuegos de las grandes ciudades japonesas, cómo Akihabara o Roppongi, en Tokio. Pero no solamente coches, también motos, camiones ¡y hasta bicicletas!

Importación de los itasha a España

La subcultura de los itasha llegó a España desde Francia (al igual que muchas de las grandes novedades en el mundo manganime), concretamente desde la Japan Expo de Paris. Estas fueron creaciones del famoso artista y diseñador Shigeki Kasuga (Moe-n-Chu), creador del primer diseño que se expuso en la VII Japan Weekend Madrid 2.0 (21 y 22 de septiembre de 2013).

Fueron los responsables de los eventos Japan Weekend, Iñaki y Maite, los encargados de hablar con Moe-n-Chu para convencerle de que tenía que venir a España y realizar para el evento una demostración en vivo del proceso final de vinilación de uno de estos vehículos. Y así lo hizo. En el año 2013 Jointo, en colaboración con Moe-n-Chu, buscó a un voluntario que prestase su coche personal al artista para convertirlo en un itasha. Tras un intento fallido apareció “KuroSam84”, que se convirtió oficialmente en el primer propietario de un vehículo itasha en España. «Yo llevaba tiempo queriendo personalizar mi coche con vinilos y había preguntado a empresas de rotulación, pero no me decidía… Jointo me ofreció la posibilidad de personalizar mi C4 en directo» nos comenta KuroSam84.

Black Rock Shooter-KuroSam84-005
Black Rock Shooter de KuroSam84

Japan Weekend, evento clave

Tras la primera incursión en este mundillo del maquetismo, y dado el éxito del vehículo, Jointo ha ido ampliando “su colección” a través de los eventos Japan Weekend. En la actualidad existen cuatro modelos que se exponen en las ferias. Sin embargo, no todos han sido creados por Jointo ni por Moe-n-Chu. Por ejemplo, tenemos a Jonan, quien apareció, así como quién no quiere la cosa, con su propio itasha, creado y maquetado por él mismo, en el Salón del Manga de Valencia. Se puso en contacto “on side” con Jointo y enseguida entró a formar parte de la exposición.

Strike Witches-Jonan-001
Strike Witches de Jonan

Así, en octubre de 2014, la JW Madrid ya tenía unos cuantos coches de estas características. Por ello, Jointo propuso a sus propietarios la posibilidad de realizar una exposición de itasha junto a los chicos de HachiRoku Spain y su AE86 de Initial D. Además, en el propio evento se personalizaron dos coches más: el Ika-Musume y el de Super SonicoAsí, podemos afirmar que los eventos Japan Weekend y sus organizadores han sido piezas clave para introducir y unir el mundo itasha en España.

Comunidad Itasha en España

Actualmente, los conductores de coches itasha forman un reducido grupo, pero muy bien avenido, que está en comunicación constante a través de Facebook. El grupo lo forman un total de 5 conductores (que se sepa hasta ahora, siempre puede aparecer alguien por sorpresa) y utilizan esta plataforma tanto para organizar paseos como para ayudar a quienes interese esta subcultura otaku, mostrar nuevos proyectos y divulgar el universo itasha en general. «Desde entonces, los propietarios de los coches ya modificados y los que serían modificados posteriormente hablamos de hacer encuentros donde poder lucir los coches e intercambiar impresiones. Lo hacemos en un grupo de Facebook de itashas: Itasha (Otaku car)«, nos comenta  KuroSam84.

Casi todos los propietarios de itasha en España ya conocían este mundillo directamente desde su cuna, en Japón, ya fuese a través de imágenes, encuentros casuales o viajes a Tokio. Por ello, la visita de Moe-n-Chu a la VII Japan Weekend Madrid 2.0 fue la chispa que prendió el fuego de la pasión por este peculiar hobby.

Preguntas y respuestas sobre el mundo Itasha

Si después de conocer qué es un itasha y de ver alguna de estas impresionantes obras en las exposiciones de la Japan Weekend os ha picado el gusanillo, es posible que inunden vuestras inquietas mentes muchas preguntas sobre éste… ¡A nosotros nos pasa igual! Por ello, acudimos a la misma fuente, los conductores itasha de España, a los que hemos lanzado un tsunami de preguntas que se han encargado de responder muy amablemente. Porque quién mejor que los propios protagonistas para contarnos los secretos de este mundillo:

899783_10205319608727892_1492608494_o
Evangelion de Isra

Tallon4: ¿Un itasha es un vehículo de uso diario o habitual, o solo lo utilizáis en las exhibiciones y encuentros?
Es mi coche de uso diario” coinciden Arensibia y Jonan lo usamos para ir a hacer la compra al supermercado, a trabajar, llevar a mi hermano a clase, quedar con los amigos…”. KuroSam84 es el propietario que menos uso le da al afirmar que “es mi coche habitual, pero lo uso solo ocasionalmente. No lo necesito todos los días”. Mochi es el propietario que más emplea su itasha en el día a día, señalando que “debido a mi trabajo, el coche hace unos 650 km a la semana y se mueve por bastantes poblaciones”.

IKA MUSUME- Arensibia-002
Ika Musume de Arensibia

T4: ¿Qué reacciones soléis ver en la gente cuando salís a comprar el pan o a trabajar con ellos? ¿Alguna que recordéis con especial cariño?

«Suele llamar la atención de la gente” reconoce Arensibia.” La gente de normal se te queda mirando, te señalan y, les guste el estilo o no, hablan de ti». «Es difícil pasar desapercibido”, nos cuenta Jonan. Recuerdo que en Barcelona me tuve que parar en un semáforo situado al lado de un colegio y, en apenas dos ó tres segundos, una avalancha de niños salió corriendo en estampida hacia la verja del colegio para verlo. Me resultó gracioso, subí un poco de música y empezamos a bailar para-para acompañados del grupo de niños que bailaban detrás del muro de la escuela [risas] ”.

nota coche

Otra divertida anécdota nos la cuenta Mochi: “una de las reacciones que recuerdo con más cariño es una nota que encontré en el parabrisas del coche un día que lo tenía aparcado delante de mi casa. Sigo guardando la nota en el coche”. Sin embargo, todos coinciden en los giros de cabeza, fotos y hasta algún que otro comentario directo, como el que le hizo a KuroSam84 un agente de la Guardia Civil en un control de alcoholemia, o una señora mayor que reconoció el estilo y le dijo muy ilusionada que cuando llegara a casa le contaría a su nieta que se había cruzado con un coche con dibujos de los suyos. Pero, sin lugar a dudas, la anécdota más curiosa nos la cuenta Jonan, al cual le paró un fotógrafo profesional mientras conducía por la carretera para que acudiera a una sesión de fotos.

T4: ¿Se ha de tener una atención especial a la hora de mantener la decoración de los coches? ¿Requieren muchos cuidados?

En este punto todos los dueños de itasha coinciden en que no son especialmente piezas delicadas, sino que basta con algunos arreglos esporádicos y tratar los vinilos con un poco de cariño. “La verdad es que por mi parte no me caliento mucho la cabeza [risas]. Lo suelo lavar de vez en cuando con cuidado de no levantar las puntas de los vinilos y poco más”, comenta Arensibia. “Para hacer que los vinilos duren lo máximo posible, lo mejor es que el coche duerma bajo techo y, a ser posible, con una funda que lo proteja del polvo”, añade KuroSam84. No obstante, Jonan lo ve un poco más complicado al señalar que “una de las grandes pegas es que tienes que cuidarlos y mimarlos mucho. Siempre hay que conducir con cuidado, pero cuando llevas un itasha tienes que tener un extra de cuidado tanto en marcha como en parado. Si aparcas en alguna plaza un poco pequeña el coche de al lado puede rayarte el lateral o golpearte el vinilo al abrir su puerta”. Pese a todo, Mochi nos insiste en que los vinilos son más resistentes de lo que aparentan y solo se ha de tener especial cuidado en arreglar de vez en cuando esas esquinas que se levantan.

T4: ¿Qué tiene que hacer el propietario/a de un vehículo que quiera convertirlo en Itasha? ¿Y para exhibirlo en una de las concentraciones en las Japan Weekend?
Convertir un coche en Itasha es fácil, solo tienes que mentalizarte, ya que el coche pasara a ser diferente de los demás”, nos señalan Mochi y Arensibia “[] Para convertir tu coche en itasha puedes contactar con un profesional y olvidarte de todo (como Moe-n-chu), ir a una empresa de vinilado publicitario con tus propios diseños y que te los pongan, o incluso imprimir los vinilos y hacértelo tú mismo. Todo depende de lo manitas que seas y lo que te quieras gastar”. “En cuestión de precios, la media suele rondar los 300€ por un capó hasta  los 1100-1300€ para vinilar todo el coche”, nos informa KuroSam84. Sin embargo, hacerte tú mismo el diseño implica localizar imágenes en HD, o muy grandes, para que al imprimirlas no queden pixeladas o borrosas.

EDdQ54QB5lsCFpbBdIwVacCRhBAA5rWnXzOP7D_ch-g,1A7peoDSOmi_DfFAUwgSLOy5ZttqYee0Vryjt0mDuig v2F962LUeWcno6f17PStNlR6_jI9ey5zNB872fkOwQY,CoNDR85-bSv3-33vpGAsjDagKOC1xtPjn7xUxFJ1LTM

Ya el hecho de exhibirlo en un evento de la Japan Weekend es un poco más complejo, según nos dice Jonan. “A mí me avisaron de que en Valencia estaban haciendo un itasha y casualmente el coche era el mismo modelo que el mío. ¡No quería perdérmelo! Así que al día siguiente cogí mi coche itasha, me dirigí a la entrada, lo aparque y me puse a hablar con el dueño del itasha que se estaban creando. Así es como empezó mi pequeña aventura”.

DSCF3364

De momento, la cultura itasha está muy poco extendida en España y es considerada un submundo que solo conoce una pequeña parte de los aficionados al manga, el anime o los videojuegos. Sin embargo, poco a poco estos extraños coches decorados buscan su propio espacio. ¿Y tú, taloniano? ¿Transformarías tu coche en un itasha?