Kuroko no Basket Extra Game es la continuación del manga creado por Tadatoshi Fujimaki. Pero, ¿esta continuación será un acierto o un mero sacacuartos? Cuidado, spoilers.

Kuroko-no-Basket-Extra-Game-02

El pasado 1 de septiembre, día en que se puso a la venta en Japón el número 40 de la revista Weekly Shonen Jump, finalizó Kuroko no Basket, una de esas series de deportes que en los últimos tiempos se han puesto de moda más por sus personajes (en su mayoría chicos guapos que valen para hacer un “todosXtodos” en el random de la serie) que por su temática en sí (por no mencionar lo mucho que el manga le debe al anime). La noticia llegó como un jarro de agua fría ya que su conclusión se anunció en verano, apenas unos días antes de que Kuroko, Kagami y el resto del equipo Seirin dijesen adiós, trofeo de la Winter Cup en mano.

Se podría decir que el final de la serie fue previsible a la par que conveniente. Nadie esperaba que en el último segundo Seirin perdiese frente a Rakuzan (las ganas de ver a Akashi morder el polvo por una vez eran grandes y, después de todo por lo que habían pasado los chicos de Riko, no era plan de dar un giro radical en los acontecimientos que todos esperaban). En ese sentido, Tadatoshi Fujimaki realizó un trabajo de diez al hacer a los lectores participes de la victoria de Seirin.

Y entre unas cosas y otras, los seguidores de esta obra apenas tuvieron tiempo de lamentarse de la pérdida que suponía la conclusión de esta historia. Poco más de un mes después (en octubre), la revista Jump Next anunciaba una secuela de Kuroko no Basket. Con esta buenanueva la euforia se desató y las especulaciones comenzaron. Y el pasado lunes, 29 de diciembre de 2014, tuvimos la oportunidad de desenmascarar, por fin, la auténtica trama en torno a la que se desarrollará lo que se ha denominado Kuroko no Basket Extra Game. Lo que se preveía como un caramelo para acabar con buen sabor de boca este año y que ha acabado atragantándosele a algunos de los seguidores.

Kuroko-no-Basket-Extra-Game-03

Tras leer el primer capítulo se resuelven muchas dudas al tiempo que surgen otras cuantas. Mucho antes de que se mostrasen las primeras imágenes oficiales de esta secuela ya se preveía que iba a estar protagonizada por una reunificada Generación de los Milagros + Kagami. Lo que no se esperaba era que dicha reunión de viejos amigos se debiese a un motivo tan forzado. Me explico: siempre es agradable ver en vivo y en directo cómo es esta Generación de prodigios en acción (en lugar de hacernos una idea exclusivamente por los flashbacks y recuerdos de Kuroko). Sin embargo, la excusa utilizada para dicho reencuentro es un tanto absurda y sin sentido: reunir a los siete mejores jugadores de baloncesto juvenil de todo Japón (sin contar a los suplentes, entre los que, más vale, estarán Takao, Himuro, Teppei, Hyuuga y Reo, entre otros) para darle una lección a una panda de norteamericanos maleducados y que se merecen algún que otro “golpe de remo”.

Habría sido más lógico que este equipo de estrellas juveniles tuviese por objetivo vencer en una competición, como un mundial juvenil de basket o algo por el estilo. Aunque, claro está, esta idea cae en la repetición debido a que este tipo de continuaciones ya se han visto en otras series deportivas, como es el caso de Capitán Tsubasa. Quizás por ese motivo Tadatoshi-sensei haya querido escapar de un tópico que se preveía prácticamente obvio para sorprender con un estilo de juego en el que únicamente Kagami, Aomine y Kise podrían competir a la altura de las circunstancias (y, en el caso de Ryouta, más por el hecho de ser capaz de copiar cualquier jugada y movimiento que por su auténtico estilo en sí). Y precisamente esto es lo que lleva a pensar que quizás, y sólo quizás, hacer una continuación de algo que había acabado bien pueda resultar un error (o fracaso editorial) que haga a los fans perder el interés en una serie que vivió su momento de gloria y decidió optar a una segunda parte creada exclusivamente por el mero ansia de saber más sobre ella, sin tener en cuenta su lógica, calidad o, en última instancia, necesidad real de existir.

Es probable que aún sea pronto para juzgar (ya sea para bien o para mal) esta esperada continuación de Kuroko no Basket, y está claro que nos va a llevar un tiempo descubrir más datos de esta serie cuyos capítulos aparecerán con una periodicidad bimestral. De momento quedémonos con que la Generación de los Milagros ha vuelto para dar más guerra que nunca y, en esta ocasión, Kagami Taiga también se encuentra en sus filas. Y lo que tenga que ser, será.

Kuroko-no-Basket-Extra-Game-04