Siguiendo la estela de nuestro especial con los mejores openings del año, finalmente os mostramos los que, a nuestro juicio, son los mejores endings de 2014.

mejores-endings-2014-01

Hoy nos despedimos de 2014, un año que nos ha traído todo tipo de experiencias en lo que a anime se refiere. Buenas series, malas, regulares, sinsentidos… todo y más ha tenido cabida durante estos doce meses. Por ello, y para decir adiós con un buen sabor de boca, os vamos a presentar los que creemos que son los mejores endings, esos eternos olvidados que quedan eclipsados por unos openings que se llevan toda la gloria. Dadle al play, talonianos, que comenzamos.

Reason For… , de Miyu Irino, Ono Daisuke, Yuuto Uemura, Toshiyuki Toyonaga, Kamiya Hiroshi y Yoshimasa Hosoya

Los dioses más kawaii de toda la historia cuentan con un ending un tanto eléctrico en el que se cuela algún que otro gallo. Aún así, el poderío de las imágenes hace todo lo que le falta a la música al mostrar a estos portentos con el pecho al aire y con poses que… mejor lo dejamos 🙂 Con todos vosotros, el ending en cuestión.

Tenchi Gaeshi, de Nico Touches the Walls

Con un aire country americano, el primer ending de la primera temporada del anime Haikyū!! se cuela en este top ten. Una vez más recurre a la presentación de los personajes principales de la obra (equipo Karasuno), tal y como hace el opening. Y lo mejor de todo es que, al igual que ocurre con la propia serie, conforme pasan los minutos la melodía de Nico Touches the Walls se anima más y más. ¡Qué ganas de ver la segunda temporada de esta obra!

Future Fish, de Style Five

Y otros que hacen doblete (mejor opening y mejor ending) son los nadadores más majos de todas las piscinas japonesas, protagonistas de Free! Eternal Summer. Estos chicos que en 2014 han vivido su particular “verano eterno” nos dejan un ending con imágenes de lo más infantiles, graciosas y, por qué no, sugerentes (Rin, querido, cómo te gusta que te mencionemos en todas partes :P). En especial nos quedamos con una frase que sirve para todos por igual, tanto para los personajes como para los fans: “you can make dreams come true”.

Flame, de DISH

Nuestro amado ninja de Konoha no ha querido perderse este último día del año, su año (mal que les pese a algunos). Si bien la adaptación animada nos ha dado más penas que alegrías, si rascamos un poco encontramos algo bueno. Y ese «algo» es este ending en el que se muestran diferentes imágenes de la Cuarta Guerra Ninja ( Obito vs Kakashi, Madara, Naruto dándolo todo, Sasuke, etc.) aderezadas con una canción muy animada y movida que le va como anillo al dedo. ¡Ah! Lo sentimos, fans del NaruSaku, este ending no os hará mucha gracia… ¿Por qué será?

Fantastic Tune, de Kenshō Ono

Como bien sabréis, además de Levi, tenemos debilidad por cierto grupo de muchachos que se dejan la piel por conseguir meter una canasta. ¿Sabéis de quiénes hablamos? En efecto, los protagonistas de Kuroko no Basket no podían faltar en esta despedida tan especial. Con un ending en el que aparecen todos los integrantes de la Generación de los Milagros, no queremos dejar pasar la ocasión para afirmar que la equipación negra de Seirin es mucho mejor que la blanca. Aparte, no podemos menospreciar una canción que, si bien en un primer momento suena algo rara, pronto se le coge el gusto:

Donna Toki mo Zutto, de µ’s

No podíamos terminar el 2014 sin hacer una especial mención a nuestras nueve musas de la música.  Cantan, bailan, posan de forma kawaii (¡NicoNicoNi~!)… Estas muchachas hacen de todo con tal de sacarnos una sonrisa. Este año hemos sido testigos, además, de una segunda temporada divertida a la par que triste, aunque en cada episodio siempre teníamos este precioso ending con el que cantar junto a ellas hasta la siguiente aventura. μ’s Music Start!

Believe, de Kalafina

Tener a Saber con nosotros es una alegría, y si es con un ending así mejor que mejor. Interpretado por Kalafina, esta canción es una mezcla de epicidad que os inundará desde el primer segundo. Así da gusto luchar en la Guerra por el Santo Grial. ¿A vosotros qué os parece, talonianos?

Shin Sekai Kōkyōgaku, de Sayonara Ponytail

Si hay una serie que ha dado mucho que hablar este año ha sido, sin lugar a dudas, Kill la Kill. Con un estilo atrayente a la par que sorprendente, este anime ha conseguido ser uno de los más importante. Además de un opening inolvidable, nos encontramos con un ending tranquilo y adorable que seguramente a más de uno le provoque caries o, por qué no, un ataque de risa. A nosotros nos encanta:

Oto no Naru Hō e, de Goose House

Nos vamos al campo de la mano del prota del anime Silver Spoon (Gin no Saji), adaptación animada del manga de Hiromu Arakawa. Con un estilo alegre, el vídeo nos muestra a todos los personajes de la serie y el día a día del personaje principal. Seguro que más de uno al escucharlo no puede evitar mover la cabeza al ritmo de la música y sonreír como si nada. Disfrutad de esta maravilla una vez más, talonianos:

Fallen, de Egoist

Terminamos con el ritmillo que nos da la canción de cierre de la segunda parte de Psycho-Pass. Si bien las imágenes no son todo lo movidas que deberían, la canción interpretada por Egoist consigue sobresalir en todo momento. Gracias a esto, la fusión de lo tranquilo con lo más rockero da como resultado este ending que os sorprenderá para bien si es la primera vez que lo escucháis.