Shiodome

¿Te gustan las lucecillas que decoran las calles en Navidad? A los japoneses también, tanto que cada año montan en el edificio «Caretta» de Shiodome en Tokio, un espectáculo de luz y sonido que humilla todas las luminárias que podamos encontrar por nuestras ciudades durante estos días.

No hace muchos años que los japoneses han acogido a la Navidad «Cristiana» como una fiesta más en su calendario, aunque sus celebraciones son un poco diferentes a las del resto del mundo. En Japón la Navidad es una fiesta únicamente consumista y centrada en las parejas, no en las familias, tampoco se adora el nacimiento de Jesús con el belén, casi ignorado en tierras niponas, aunque sus árboles Navideños son más espectaculares que todos los nuestros juntos. ¡Ah! Pero pocas cosas atrae más a los japoneses que las luces, y Navidad es una época perfecta para que se desborde la imaginación de los creativos con millones de lucecitas que se encienden y se apagan, formando espectáculos tan maravillosos como el del edificio «Caretta» de Shiodome que os mostramos a continuación:

Fuente: Akihabara News