Empezamos el año con un tema polémico, algunas de las prohibiciones que las mujeres tienen en Japón por el mero hecho de serlo ¡Comenzamos el año guerreras, chicas!

prohibido mujeres

Desde que el mundo es mundo a las mujeres, por el mero hecho de serlo, se nos ha prohibido realizar algunas cosas (entrar en ciertos lugares, utilizar instalaciones,… ) Estas restricciones son aún comunes en algunos países, y en especial en contextos religiosos. Por suerte todo evoluciona, los tiempos cambian y muchas prohibiciones de suprimen.

Todos sabemos que Japón no es un país ejemplar en el papel igualitario de la mujer en la sociedad, y aún son muchas las prohibiciones que no se han alterado desde que el sintoísmo y el budismo regían la vida diaria de los japoneses (para saber más sobre el sintoísmo y las mujeres en Japón podéis leer nuestro artículo). Hoy os traemos unas cuantas, algunas de ellas han variado desde sus inicios y otras no. Este texto está elaborado a partir de en la traducción del artículo original en ingles, aunque todo parecido con el original es mera coincidencia.

  • El subir a la cima del monte Omine.

Razón: Las mujeres son una «distracción».

El Monte Omine (Monte Sanjo) está situado en la prefectura de Nara y es conocido por ser Patrimonio de la Humanidad nombrado por la UNESCO debido a sus lugares sagrados y rutas de peregrinación. Sin embargo si eres mujer ni sueñes con poderlo escalar, aunque sí que se permite hacer alguna ruta de senderismo. Las mujeres tienen prohibido el ascenso desde el Templo Ominesanji a la cima, una de las rutas de peregrinación más populares. Esta prohibición tiene raíces tanto en el budismo como en el sintoísmo. Antiguamente la rama del budismo japonés consideraba la naturaleza seductora de las mujeres una distracción para alcanzar la iluminación, por ello la presencia de una mujer en una ruta de peregrinación era una molestia para los hombres que intentaban alcanzar su meta. A la vez la menstruación de la mujer siempre ha sido considerada por el sintoísmo un símbolo de impureza, y por ello se ha prohibido durante siglos la presencia de mujeres en lugares sagrados. Algo que evolucionó hasta consentirla siempre y cuando la mujer no estuviera menstruando, hubiera tenido un aborto o un parto reciente, hasta que finalmente, en casi todos los recintos sagrados, terminaron por aceptar la presencia femenina en cualquiera de sus «estados».

450px-omine_2

De hecho hasta el mismo Fujisan tuvo esta prohibición durante mucho tiempo, con una ruta de peregrinación alternativa solo para mujeres que daba la vuelta a la zona media del volcán, evitando así que pisaran la tierra sagrada de los kamis.

 

  • Entrar en el ring de sumo, participar en competiciones de sumo o rituales relacionados.

Razón: Las mujeres violan la pureza del ring de sumo.

La Asociación de Sumo afirma que: «Dado que las mujeres tradicionalmente no han sido autorizadas a participar en las actividades de sumo, sería una deshonra para nuestros antepasados cambiar la norma.» Supongo por la honra a sus antepasados también deberían de seguir luchando en el patio de los templos, sea verano con los mosquitos devorando su piel, o invierno bajo la nieve y el frío, en vez de luchar en cómodos teatros y polideportivos cubiertos y con jacuzzi y masajista tras el combate ¿no? O para unas cosas sí que está permitida la evolución y para otras no… ¡manda huevos!

jpg1113

Dejando la opinión personal a un lado, algunos estudios sugieren, ademas, que el papel de las mujeres en los rituales de sumo fue importante en el pasado, por lo que quizás valdría la pena ahondar un poco para saber si la opinión de la Asociación de Sumo mantiene su rígida normativa por «tradición» o solo una forma muy cómoda de «escurrir el bulto».

  • Alojarse en hoteles cápsula

Motivo: Están dirigidos a empresarios.

Aunque alguna vez hayáis leído esta afirmación no es del todo cierta, no TODOS los hoteles cápsula tienen vetado la entrada de mujeres, sin embargo el 99% aún conservan la norma, que se estableció en el momento de su creación, sobre la prohibición de entrada a las féminas.

hotel_zps413e6e5e

Este alojamiento económico, dónde duermes en un pequeño tubo más parecido a un sarcófago que a una habitación de hotel, pero que está equipado con todas las comodidades, se creó inicialmente para los hombres de negocios que bebían hasta tarde o para los que habían perdido el último tren. Los responsables de estos hoteles daban por hecho que si eran empresarios debían de ser hombres. Actualmente algunos hoteles cápsula admiten también mujeres, sin embargo aún son una minoría muy pequeña en comparación con el incremento de la presencia de mujeres en la actividad empresarial de Japón.

 

  • Convertirse chefs de sushi

Motivo: Las manos de las mujeres son demasiado calientes, y podrían arruinar el sabor del sushi.

Tras ser discutido con gran detalle en varios medios de comunicación ingleses, el tema fue declarado cómo un mito urbano por la Radio Pública Nacional de los EE.UU. Pero la triste realidad es que muchos japoneses creen que las mujeres no deberían ser chefs de sushi, por mucho que les guste el que preparan sus esposas en casa. Y raramente se pueden ver mujeres preparando sushi al otro lado de la barra de los restaurantes especializados.

Jiro Ono, propietario del restaurante Sukiyabashi Jiro, con 3 estrellas Michelin restaurante tiene un hijo muy «avispado» que declaró para el Speakeasy (el blog del Wall Street Journal) que «las mujeres no deben convertirse en chefs de sushi por que menstrúan» , «debido al ciclo menstrual las mujeres tienen un desequilibrio en su sentido del gusto, y por ello no pueden ser chefs de sushi.» Pues no se, volveré a leer estas declaraciones la semana que viene, a ver si en vez de amargas me saben dulces…

Sukiyabashi Jiro
Sr. Jiro Ono y los chef del restaurante Sukiyabashi Jiro

Bueno, cómo veis es una maravilla ser mujer, no solo tienes que soportar la menstruación una vez al mes, también a los que te recuerdan que la tienes, la vas a tener o la tuviste, durante todos los días de tu vida… y no contentos con saber que nadie estaría en este mundo sin ella se dedican a agradecerlo con prohibiciones.

Texto original de Rocket News 24