Persona-4-Wallpaper-Widescreen1

¡Terminamos nuestro repaso por la vertiente más social de Shin Megami Tensei en El Retroanuncio! Puede que muchos no lo hayáis jugado, pero seguro que desde hace unos años venís escuchando las palabras «Persona 4» con relativa frecuencia. No en vano estamos hablando no solo de uno de los últimos títulos de Playstation 2 (2008), sino de uno de los JRPG con más solera de los últimos años. Todo ello sin olvidar su salto al terreno de la lucha con Persona 4 Arena y su reciente crossover con Persona 3 en Persona Q Shadow of the Labyrinth. ¿Os habéis perdido o seguís con nosotros?

¿Pero por qué es tan bueno Persona 4? Sus fans defienden a ultranza que el sistema jugable de Persona 3 ha alcanzado cotas de excelencia próximas a la perfección. El sistema social del juego, conociendo a los personajes, yendo a clase y haciendo amistades, es mucho más divertido que antes, y si la torre de Tartarus terminaba siendo algo repetitiva en Persona 3, el TV World de Persona 4 y sus surrealismo incomparable nos tendrán atrapados desde el principio.

Una trama que toma elementos de Sir Arthur Conan Doyle, Agatha Christie, Seishi Yokomizo y David Lynch es algo a tener en cuenta. Si a ello le sumamos combates con demonios y manifestaciones de la psique de nuestros personajes, entonces estaremos ante un auténtico imprescindible para aquellos que busquen juegos con cierta «sustancia» y en los que bucear durante horas. Hablar de la historia de Persona 4 y destriparla sería haceros un flaco favor. Así que por favor, no veais su adaptación al anime, ni disfrutéis de Persona 4 Arena y derivados sin antes haber catado esta maravilla en Playstation 2 o en su versión ampliada Persona 4 Golden (2012) para PS Vita. Y si no os convencen nuestras palabras, al menos dejad que lo intenten los retroanuncios americanos y japoneses del juego.