2000

Kitakura Hirokiu es un joven japonés de 27 años que ha estado desde que despertó la pubertad en su interior acumulando lencería femenina. No sería más que una anécdota si no fuera por que gran parte del botín encontrado en casa de sus padres, en la prefectura de Kita (Japón) era robada.

El joven ya había sido detenido con anterioridad por robar ropa interior en algunas casas, pero no fue hasta que la policía de la prefectura de Hyogo registró su casa, y la de sus padres, que se encontró con el gran botín acumulado tras 15 años de lujuria.

hirouki-pantsu.jpg.pagespeed.ce.tK7iZyTwXa

¿Pero tanto había robado el pervertidillo de Kitakura? Pues en realidad no, no todo era robado (y quizás esto es lo peor) según su propia confesión algunas de las piezas las rescató de la basura, usadas:

«Empecé en la primaria.
También voy por la ropa que ha sido desechada. Ropa interior en bolsas de basura pueden tener un fuerte olor.
Me excitaba imaginar que mujer la había llevado.»

Creo que a este chico le conviene una buena dosis de realidad y saber quién se oculta verdaderamente tras toda esa tela usada. Quizás así se le quitaban las ganas de robar.

Fuente: Tsundere Nation