Hachiko, el perro más querido por los japoneses, se reencuentra simbólicamente con su amo tras 90 años.

Hachiko200505-2

Japón es un país que adora a sus mascotas, pero pocos animales han sido tan queridos por los nipones como el perro Hachiko. ¿Conocéis su historia? Muchos sí que la conoceréis, pero para aquellos que no la hayáis escuchado os hacemos un breve resumen a continuación (no apto para los que tengan la lágrima fácil):

1925 (Tokio) Hachiko era el perro de Hidesaburo Ueno, profesor en la Universidad de Tokio (por aquel entonces llamada Universidad Imperial de Tokio) y célebre erudito en el campo de la ingeniería agrícola. Cada mañana Hachiko acompañaba a Ueno hasta la estación de Shibuya, en la cual Ueno cogía el tren para acudir a la universidad, y cada tarde el perro regresaba a la estación para reunirse de nuevo con su amo y acompañarlo a casa. Hasta que un día Ueno sufrió con colapso mientras ofrecía una conferencia y murió. Esa tarde Hachiko no faltó a su cita en la estación, y como su amo no llegó se negó a moverse de allí hasta que falleció, diez años después.

¶‘O‚̃nƒ`Œö

Los trabajadores de la estación y aquellas personas que conocían al perro y al dueño, que eran muchas después de años viendo la curiosa relación entre Hachiko y Ueno, fueron los que cuidaron del animal, que se quedó a vivir en la estación a la espera de un reencuentro que nunca llegaría.

… Hasta hoy. Para rendir homenaje a ambos, en el año en el que se cumple el 90 aniversario de la muerte de Hidesaburo Ueno y el 80 de la muerte de Hachiko, el departamento de agricultura de la Universidad de Tokio ha erigido en el campus una estatua que refleja el reencuentro de Hachiko con Ueno, que por fin pueden volver a estar juntos.

hs-2

Fuente: Rocket News 24