Continuamos con el mes del amor en Tallon4 con una obra que seguro que os hace replantearos muchísimas cosas. Esta es Itazura na Kiss.

Itazura na Kiss

Hoy os hablamos de una de esas obras clásicas que apetece ver de vez en cuando a pesar de que los valores que fomenta son altamente cuestionables en la sociedad de hoy en día (especialmente respecto al papel de la mujer). Un manga que sufrió un inesperado revés debido a causas mayores y que también permitió la existencia de un anime que emociona en según qué partes y saca más de una sonrisa al espectador. Una auténtica oda al dicho “el que la sigue la consigue”. Con todos vosotros, Itazura na Kiss.

Historia

Itazura na Kiss

Kotoko Aihara es una estudiante de secundaria un tanto torpe e ingenua que ha vivido durante los últimos tres años completamente enamorada de uno de sus compañeros de instituto, Naoki Irie. Separados por sus respectivas clases (Kotoko es miembro de la clase F, conocidos por ser los estudiantes con peores notas, mientras que Irie es el genio de la clase A y el primero de su instituto), la muchacha decide lanzarse a la piscina y hacer públicos sus sentimientos. Por ello, le escribe una carta de amor al frío y distante Irie. Sin embargo, éste la rechaza categóricamente antes incluso de leer lo que la joven quería compartir con él. Pero ese rechazo, aunque doloroso, no destruye las esperanzas de la insistente y tenaz Kotoko.

Sin embargo, la vida de la protagonista dará un giro radical cuando la casa en la que vive con su padre es destruida por un terremoto. Sin un hogar al que ir, un amigo de su progenitor les ofrece su propia morada como techo temporal bajo el que resguardarse hasta que puedan marcharse a su nueva casa. Lo que Kotoko no esperaba era acabar viviendo con la familia Irie, compuesta por cuatro miembros (un cabeza de familia trabajador y buena persona, una madre metomentodo y encantadora a su manera, un hijo mayor bastante repelente y sabihondo y un hijo pequeño que va por el mismo camino que el mayor) y, por consecuencia, en la misma casa que su amado, Naoki. En ese momento, la existencia de los dos muchachos se convertirá en un gran problema (especialmente para el hijo de los Irie) que se verá acrecentado tanto por la manera de ser de Kotoko como por la insistencia de la señora Irie por casar a su hijo con la adorable muchacha. ¿Cómo afrontará Naoki la presencia del Kotoko en su vida? ¿Estarán preparados para aguantarse mutuamente sabiendo lo que cada uno siente por el otro? Y en cuanto a la señora Irie, ¿se dará por vencida ante el frío comportamiento de su hijo?

Itazura na Kiss es un manga creado por Kaoru Tada que comenzó a publicarse en la revista Margaret, propiedad de la editorial Shueisha, en junio de 1990. La obra fue temporalmente paralizada en marzo de 1999 debido al inesperado fallecimiento de la creadora en accidente de tráfico mientras se encontraba de mudanza en compañía de su marido y su hijo. Hasta ese momento, Itazura na Kiss contaba con veintitrés volúmenes recopilatorios en el mercado. A pesar del duro golpe que supuso la pérdida, el viudo de Tada-sensei autorizó que la obra continuase publicándose aún con la ausencia de su esposa ya que esta le había hecho vagamente partícipe de cómo pensaba finalizar su creación. Hasta el momento, la obra sigue inconclusa y muchos fans esperan que algún mangaka se haga cargo de continuar su publicación con la autorización y beneplácito del marido de Kaoru Tada.

Anime

Una historia con tanto potencial y que subraya de tal manera el papel de la mujer en la sociedad actual japonesa no podía quedarse exclusivamente en las páginas de un libro. Por ello, el estudio TMS Entertainment encargó al director Osamu Yamazaki ponerse al frente de este proyecto. El primer episodio se emitió en abril del año 2008 en el canal nipón TBS. Tras veinticinco episodios, la adaptación animada llegó a su final en septiembre de ese mismo año.

Itazura na Kiss

Doramas

Itazura na Kiss también ha sido adaptada a la pequeña pantalla en numerosas ocasiones. El primer dorama llegó a la televisión nipona en e octubre de 1996. Dirigido por Morita Mitsunori, Nemoto Minoki e Ikezoe Hiroshi bajo la producción de Morita Mitsunori, Sato Ryoichi y Uchiyama Seiko. Con nueve episodios en su haber, la adaptación televisiva concluyó en diciembre de 1996.

Itazura na Kiss

Años posteriores llegarían otras adaptaciones, como It started with a Kiss (Taiwán, 2005-2006), su secuela, They Kiss Again (Taiwán, 2007-2008), Playful Kiss (Corea del Sur, 2010) y Mischievous Kiss: Love in Tokyo (Japón, 2013). Actualmente, se está emitiendo la secuela de la última adaptación, titulada Mischievous Kiss 2: Love in Tokyo. Si estáis interesados en ampliar la información sobre los doramas de Itazura na Kiss, no os perdáis el próximo análisis de Doramia.

Conclusión

Itazura na Kiss es una obra que tiene sus puntos fuertes y sus muchos puntos débiles. Lo que más destaca es la manera de representar a la mujer. Así, Kotoko se convierte en un reflejo de la mujer actual japonesa: una chica ingenua y torpe que hace mal el 90% de las cosas (eso no es muy japonés, pero suele ser recurrente en los mangas shojo el mostrar a las chicas como elementos “defectuosos” que necesitan de un hombre perfecto para que las ayude a seguir adelante en la vida y convertirse en alguien “respetable” y “decente”), pero que dispone de una gran determinación y fuerza de voluntad. Asimismo, sólo sabe pensar en su amado, haciendo que todas las decisiones de su vida giren en torno a él sin prestar atención a sus propios deseos y preferencias. Por su parte, Naoki es el típico joven frío y brillante que desprecia a todo el que no está a la altura de su coeficiente intelectual y que ve a Kotoko más como una molestia que como otro ser humano (algo que también es muy típico de los shojo). Por suerte, y como no podría ser de otra manera en una serie de este género, sus maneras de ser varían un poco conforme avanza la historia.

En relación con este punto, también se muestra a una mujer sumisa cuyo principal cometido, más allá de ser feliz con su vida y cumplir sus objetivos personales, es vivir por y para su pareja, procurando no molestarle en demasía. En cuanto a la figura masculina, esta se muestra como alguien triunfador, apuesto y que, en según qué momentos, actúa de una manera que algunos calificarían como “romántica y cool” cuando, en realidad, se adecúa más bien a la definición de “hombre posesivo” con una manera de ser un tanto cuestionable en la sociedad de hoy en día (y que, al parecer, es lo que gusta a las mujeres de la denominada “era liberal”).

Otro de los aspectos más destacables es que, a diferencia de otras obras, Itazura na Kiss comienza narrando el inicio de la relación de Kotoko y Naoki (el primer rechazo, su relación bajo el mismo techo y cómo sus vidas evolucionan durante el instituto); Sin embargo, la obra también sigue a los protagonistas una vez que abandonan el instituto. De esta manera, el lector/espectador sigue a Kotoko y Naoki en sus estudios universitarios y en el inicio de su vida laboral 8y hasta aquí puedo contar para no desvelar spoilers).

Mención aparte merecen otros personajes de la obra, como la metomentodo de la madre de Naoki, el bonachón de Kinnosuke, la tenaz Matsumoto o los compañeros de facultad de Kotoko. Todos ellos ayudan a crear un universo protagonizado por Naoki y Kotoko que, no obstante, no sería el mismo sin el granito de arena que aportan en todo momento cada uno de ellos.

Si eres un/a fan de las historias románticas más tradicionales y disfrutas con los diseños clásicos de personajes manga, no pierdas la oportunidad de descubrir una obra que, a pesar de los pesares, acaba enganchando (aunque no por ello se deba aceptar la trama de cabo a rabo, sino que se puede discrepar en algunos momentos con la manera de actuar de los personajes). Y si deseas ampliar tus conocimientos de Itazura na Kiss, no te pierdas ojo a Tallon4, porque aún no está todo dicho sobre esta serie.

Itazura na Kiss