ramen de patatas fritas

La mueca de disgusto que muchos de vosotros estaréis poniendo al leer este titular fue la misma que pusimos nosotros al conocer sobre esta peculiar mezcla, aparentemente tan diferente y difícil de encajar. La cultura culinaria japonesa está recibiendo duros golpes (o genialidades) últimamente con la hamburguesa de ramen, las patatas fritas con chocolate o el ramen de fresa.

Sin embargo según la web Rocket News 24, que han acudido al mismo restaurante para echarle un tiento a tan suculento manjar, el resultado es sorprendentemente bueno.

Aunque a primera vista parece que alguien haya derramado un Happy Meal por encima de la historia culinaria ancestral de Japón, pisoteando sus cimientos, el ramen está cocinado con maestría y mucho cuidado, mimando cada uno de los ingredientes para que entre en armonía con el resto del plato. Las patatas no están saladas, pues se mezclan con el caldo del ramen, añadiéndola sabor. Tampoco quedan blandas, si bien es cierto que crujientes tampoco están, y el tamaño y forma de este nuevo complemento es muy adecuado para comerlo sin dificultad al coger la soba que acompaña al caldo.

potesoba12 potesoba22

El concepto de este nuevo ramen se originó en el restaurante de Osaka Hankyu Soba Wakana, y más tarde debutó en la cadena de restaurantes Nadai Fuji Soba que comenzó a ofrecer el ramen de patatas fritas en algunos locales limitados por  un precios de 440 yenes (unos 3,5 euros).

potesoba3 potesoba5 potesoba6

¿Pensáis que puede ser una mezcla interesante, talonianos?