Jaco

Años han pasado desde que la manga de Akira Toriyama, Dragon Ball, terminara; pero su mundo, la idea que él creó, aún sigue en pie hoy día, y es fácil notarlo con las películas que salen casi cada año o los videojuegos que no paran de anunciar. En 2013, Akira Toriyama empezó a publicar en la Weekly Shonen Jump la precuela de su obra culmen, estando protagonizada por Jaco y llevando por título Jaco The Galactic Patrolman.

Recogida en un único tomo conformado por doce capítulos, este manga que ayuda a entender mejor el universo de Goku ha sido recientemente publicado en España por la editorial Planeta Cómic, un acierto que nadie pone en duda y que gustará, más que nada, a los fans de Dragon Ball.

Argumento

Tras un accidente espacial, Jaco, un chico extraterrestre que forma parte de la superélite para proteger la paz en la galaxia, “la Patrulla Galáctica”, llega al planeta Tierra. Allí aterriza como puede en una pequeña isla, donde sólo un vive un anciano ingeniero. Debido a la avería de su nave, pide ayuda al terrestre, y este, que odia las relaciones interpersonales, decide echarle una mano rápidamente para que lo deje en pez. Entonces Jaco le cuenta que ha ido a la Tierra para salvarla de una amenaza que a ella se dirige. Ahí empieza la aventura de Jaco y Ômori.

Edición

Planeta Cómic ha traído a nuestro país un tomo único que narra los acontecimientos previos a las aventuras de Goku. Ese tomo, que salió a la venta el pasado 3 de marzo, se encuentra en su catálogo manga y, con una tamaño de 14.8x21cm y 248 páginas, resulta ser el mismo que Dragon Ball Ultimate, por lo que podremos colocar Jaco junto a la serie original y disfrutar perfectamente de las vistas.

Acercándonos más a la edición, esta cuenta con una presentación de rústica sin solapas con sobrecubierta. En la misma portada, nos encontramos en grande letras rojas con borde en negro, el título del manga y, bajo él, el subtitulo de la obra junto al nombre del autor. Acaparando la atención a la hora de coger el volumen, se encuentran Jaco, Ômori y Tights en un barco. Y, para terminar, el nuevo logo de Planeta Cómic y el nombre de la editorial.

portada_jaco_daruma_201501231216

Dando la vuelta al tomo, aún en la sobrecubierta, nos encontramos la nave espacial de Jaco en la parte derecha de esta y, justo a su izquierda, bajo la imagen del planeta Tierra, el nombre de la obra y del autor. El lomo cuenta con una imagen de Jaco haciendo una de sus míticas poses, además del nombre de la obra y el autor como en la portada. Hablando de la calidad de la sobrecubierta, nos encontramos ante una sensación agradable al tacto, como ya hemos comentado, muy similar a la edición de Dragon Ball Ultimate, aunque Jaco se siente más agradable y suave.

Quitando la sobrecubierta, nos encontramos con la mitad de la cabeza y parte del cuerpo de Jaco en un azul muy llamativo. Como cabe esperar, junto al protagonista está el título del manga y del autor, y, bajo todo eso en una letra muy pequeña, las palabras “Edición española” o “Edicio catalá” (dependiendo de cuál hayáis adquirido). Si volteamos el volumen, nos topamos con la otra mitad del cuerpo de Jaco, al igual que el nombre de la obra y el autor. La calidad de esta portada, que es de un papel más grueso,  quizá debería ser llamado cartulina, es muy moldeable y para nada duro de abrir, algo que se agradece de antemano, ya que la lectura será más cómoda.

Nada más abrir el tomo y ver la primera página, nos encontramos con el título de la obra, el del autor y la edición, al igual que el logo de la editorial, en blanco y negro. Si pasamos la página veremos a Jaco en una de sus poses, dando la sensación de que está volando y, al igual que su predecesora, esta página vuelve a contar con el nombre de la obra y el mangaka. Tras esta se encuentra el índice, liderado por una rana especial. Este numera los capítulos de uno al diez, siendo los tres restantes denominados  “Capítulo +1”, “Historia Extra Espacial” y “Dragon Bal – Minus”.

003

Justo después está la portada del primer capítulo, que resulta ser similar al resto, teniendo en la parte superior de la hoja el número del capítulo, justo abajo el nombre de este, y una fracción, que irá cambiando con cada capítulo. También se enumera los capítulos como “DB-11”, “DB-10”, etc. Algo que ya nos va dando a entender que la historia va acercándose a cada capítulo a Dragon Ball. La separación entre el final de un episodio y el inicio del siguiente, está hecha con una ficha técnica de los personajes que en la obra aparecen, dando datos como su nombre, su edad, su profesión y su afición.

Ahora hablaremos del tipo de letra, tamaño y edición que ha tenido el manga en sí, al igual que la traducción y cómo ha sido adaptado al español.

Las viñetas están perfectamente colocadas para que no se junten con la unión de las páginas, algo que provocaría que el lector tuviera que abrir más de la cuenta el tomo y peligrar el estado de este; todo un acierto por parte de Planeta. Además, el tipo de letra, que es el mismo al que nos tiene acostumbrado la editorial, tiene un tamaño perfecto y uniforme a lo largo de toda la obra; sólo cambia de tamaño en los gritos o frases muy importantes, pero el resto permanece siempre igual, sea el bocadillo del tamaño que sea.

Las onomatopeyas, excepto las que están en bocadillos, se han dejado en japonés y sin llevar una aclaración de qué pone; pero debido a que Akira Toriyama usa muchas onomatopeyas en bocadillo, que esas sí están traducidas, el no saber qué pone en las japonesas no provocará una dificultad a la hora de leer.

La traducción, que corre de la mano de Marc Bernabé de Daruma S.L., es, como cabía esperar, magnífica; adaptando el texto a nuestro idioma de una forma extraordinaria, creando una lectura fluida y para nada pesada. Jaco, que es un personaje gracioso casi todo el tiempo, está muy bien adaptado a lo que traducción se refiere.

DSC_0019 DSC_0020

Conclusión

Dejando de lado la grandilocuencia de la obra, que resulta ser muy entretenida e importante para los amantes de Dragon Ball, Planeta Cómic ha hecho un gran trabajo, haciendo un tomo fácil de manejar, de abrir y con buenas sensaciones en todas sus páginas al tacto.

En cuanto al precio, que es de 12.95€, es similar a obras de la editorial como Dragon Ball Color o Vinland Saga, pero hay una gran diferencia, y es que Jaco The Galactic Patrolman no tiene ni una página a color. A pesar de eso, el conjunto hace que pagar ese precio, que solo será en una ocasión porque es un tomo único, no sea excesivo, y más teniendo en cuenta que solo es para terminar, de una vez por todas, con la colección del universo Dragon Ball.

Una edición muy cuidada y aceptable por parte de Planeta Cómic a esta precuela del universo creado en 1984 por Akira Toriyama.

Aquí donde me ves, formo parte de la superélite elegida  para proteger la paz en la galaxia. ¡¡Soy miembro de la patrulla galáctica!! ¡¡Toma ya!!

Jaco