Continuamos con nuestros manganálisis protagonizados por series de samuráis. En esta ocasión le ha llegado el turno a la conocida obra Peacemaker Kurogane.

Peacemaker Kurogane

Seguimos inmersos en la temática de los samuráis, talonianos. Esta semana os acercamos a una obra que destaca por contar con un estilo de dibujo delicioso y muy cuidado, además de una trama adictiva que engancha de principio a fin. Una historia de tinte histórico que narra las aventuras de un joven que sólo busca una cosa: venganza. Con todos vosotros, Peacemaker Kurogane.

Historia

Peacemaker Kurogane

La obra tiene lugar antes de la Restauración Meiji (siglo XIX), una época que pasó a la historia por los numerosos cambios sociopolíticos que vivió Japón y que dieron lugar a la citada revolución. En este marco vive Tetsunosuke Ichimura, un niño que, por causas del destino, acaba siendo espectador del asesinato de sus padres a manos de un asesino perteneciente al clan Choushou. Por ello, Tetsunosuke deja que la tristeza y el odio se apoderen de él, dando como resultado un férreo objetivo que marcará su vida a partir de ese momento: vengar la muerte de sus progenitores. Para convertirse en alguien digno capaz de llevar a cabo semejante tarea, el joven se une al grupo de los Shinsengumi, una organización extremadamente elitista en la que sólo entran a formar parte los mejores guerreros de la era Edo. Sin embargo, ¿estará Tetsunosuke a la altura de las expectativas? ¿Será capaz de dejar de ser el niño apacible que era para convertirse en un guerrero vengativo?

Peacemaker Kurogane es un manga de tinte histórico creado por Nanae Chrono que comenzó a publicarse en la revista Monthly Comic Blade, propiedad de Mag Garden, en el año 2001. Actualmente la obra se encuentra abierta y cuenta en su haber con seis volúmenes recopilatorios.

Anteriormente, entre mayo de 1999 y septiembre de 2001, Nanae Chrono publicó en la revista Monthly Shōnen Gangan, propiedad de Square Enix, la obra Shinsengumi Imon Peace Maker. Esta es una precuela de Peacemaker Kurogane en la que se presenta tanto a los personajes como la ambientación de la época en la que se desarrollará la historia. Shinsengumi Imon Peace Maker se compone de cinco tomos.

Si nos centramos en España, la obra fue licenciada por la editorial Ivréa hace varios años. Tanto los cinco volúmenes de Shinsengumi Imon Peace Maker como los seis tomos de Peacemaker Kurogane se pueden encontrar traducidos al castellano en cualquier librería especializada.

Anime

Años después, el estudio Gonzo decidió adaptar a anime la obra creada por Nanae-sensei. Dirigida por Tomohiro Hirata y producida por Geneon, la serie de animación comenzó a emitirse en los canales nipones TV Asahi y TV Kanagawa en octubre del año 2003. Tras cinco meses en antena, la obra concluyó en marzo de 2004, dejando un total de veinticuatro episodios.

Peacemaker Kurogane

Esta serie de animación fue licenciada por Selecta Visión en nuestro país en una edición integral. Aunque es realmente complicada de conseguir a día de hoy, si se busca bien en los eventos manganime quizá la encontréis.

Conclusión

Peacemaker Kurogane es una obra muy amena y fácil de digerir. Aunque nos transporta a una época que nos puede resultar lejana y distante, lo cierto es que supone la ambientación perfecta para desarrollar una historia de samuráis de lo más entretenida y adictiva. Asimismo, gracias a obras de este tipo el lector o espectador otaku puede hacerse una idea aproximada de cómo era la vida en Japón en una época concreta y apasionante se mire por donde se mire (ya que la historia del país del sol naciente no es un tema de estudio en las escuelas y centros educativos, aunque constituye un mundo emocionante para los amantes de la cultura japonesa). Así, Nanae Chrono narra de manera bastante fidedigna los acontecimientos que marcaron esta etapa de cambios dentro de un marco de ficción ubicado en el género shōnen.

En cuanto al dibujo, debe subrayarse que el estilo de Nanae es muy clásico. Mantiene perfectamente las proporciones y delinea los trazos con mucho mimo y esmero, concretando de manera diferenciada los rasgos físicos en función de si el personaje es menor o adulto (cosa que no todos los mangakas son capaces de hacer, sino que adaptan unos rasgos únicos a cuerpos más menudos o más grandes en función de su edad). Además, la autora presta especial atención a los personajes de la obra, siendo los elementos principales de cada viñeta por encima del decorado (exceptuando varias escenas). A parte, dichas viñetas se caracterizan por contener llamativas y muy destacadas líneas de movimiento y acción.

Si eres un fan incondicional de las historias de samuráis y aún no conoces Peacemaker Kurogane, no pierdas la oportunidad de conocer de primera mano la historia de Tetsunosuke Ichimura. ¿Conseguirá el joven cumplir su venganza?

Peacemaker Kurogane