Paquito Hentai vuelve a la carga con el análisis de Ultimate Boob Wars – Big breasts vs Flat chests, eroge cargado de… ¡bueno, vosotros ya sabéis de qué!

ultimate boob wars

A pesar de que el “Día Mundial del Escote” fue ya hace poco más de dos semanas querríamos rendir homenaje a tan señalada fecha analizando Ultimate Boob Wars – Big breasts vs Flat chests otra gran obra maestra realizada por Softcore-seal Grandee y traída a occidente por los héroes de MangaGamer, que resisten ahora y siempre a las hordas de feminazis de tercera generación.

Al igual que en su iteración original (cuyo análisis podéis leer aquí), Ultimate Boob Wars nos lleva a un mundo dividido por motivos “de pecho”. En el continente de “Bustchest” los reinos de Serpettane y Piequartz, que siguen una religión “tetacéntrica” (“Boobs. Full of miracles. They embrace all creatures, big and small” en palabras del juego), vivían en armonía y celebraban juntos un festival en el que invocaban a las deidades de los pechos grandes y pequeños, Boweene y Petan.

boob wars 2

Esto cambiaría cuando, durante uno de los festivales, las deidades entablarían una cruenta batalla que destrozaría el continente creando lo que posteriormente se llamaría “El Cañón del Canalillo”, frontera natural para ambas naciones que desde entonces mantendrían una relación tensa y se centrarían en la adoración de un único tipo de pecho.

La situación entre ambos reinos podría haber seguido su pacífico, aunque tenso, curso de no ser porque, recientemente, “El Cañón del Canalillo” se ha cerrado y ambas tribus se han lanzado contra sus vecinos enzarzándose en una guerra cruenta.

boob wars 2 dragones

¿Y qué pintamos nosotros aquí? Pues resulta que las deidades del pecho, que desde su combate no habían vuelto a manifestarse, han elegido a Haruto, un viajero itinerante entre ambos reinos para que detenga la guerra y devuelva la paz al continente… Todo esto, desde luego, como se han resuelto siempre las disputas en los eroges: a polvos.

Conocida la épica historia de Ultimate Boob Wars, que hace que a ciertas escritoras de fanfiction se les revuelva el estómago de envidia, nos preguntamos ¿Y cómo se juega ésto? Pues bien, como cualquier otra Visual Novel, leyendo y eligiendo.

Y es que han decidido prescindir del minijuego que daba cierto color a la iteración original del juego, lo que es una pena; pero lo compensan con una mayor variedad de víctimas personajes, un apartado musical bastante elaborado y un humor basado en juegos de palabras que o bien te encanta o bien lo odias. Sobra decir que Ultimate Boob Wars cuenta con varios finales de acuerdo a las decisiones que tomemos.
Conclusiones

Aunque Ultimate Boob Wars conserva la premisa de su entrega original, la verdad es que se echa de menos el minijuego de las cartas, por ser algo inusual, por llamarlo de alguna forma, en el género. A pesar de esto, ha subsanado notoriamente las deficiencias del primer juego, en particular la referente a su apartado musical.

A favor: 

  • Es un eroge.
  • El repertorio de personajes femeninos es tremendamente amplio, satisfaciendo gran variedad de gustos y los fetiches.
  • ¡El juego es realmente largo, 66 escenas de sexo (sí, las he contado)!
  • ¡CGs animadas!

En contra:

  • Es un eroge.
  • El eliminar el juego de cartas le quita cierta personalidad al juego.
  • Hay un límite al número de bromas y juegos de palabras que se pueden hacer con la palabra tetas y sus sinónimos. ¡Éstos son peores que “Los Pitufos”!

Nota-Talion-8