Hoy tenemos un caso perfecto para ver la relación que pueden tener los yûreis con los yôkais en la mitología japonesa, y como a veces pueden mezclarse las historias y los conceptos de tal forma que la cosa se acabe liando y no sepas si estás hablando de monstruos, de fantasmas o de algún híbrido «chungo». En esta entrega de «El Yûrei de la semana» conoceremos a los Funayûrei, las almas desdichadas de personas que murieron en el mar.

funayurei

Los Funayûrei (ふなゆうれい)

Los Funayûrei son los fantasmas de las personas que han muerto en el mar, que se transforman en espíritus vengativos convirtiéndose en este tipo tan particular de yûrei. Son las sombras de los marineros ahogados que, al no tener un entierro digno, quedan ancladas a este mundo hasta encontrar a sus antiguos amigos y compañeros, para acabar con ellos arrastrándolos al fondo del océano.

De la misma forma que muchos otros tipos de fantasmas, los Funayûrei se representan con los kimonos blancos con que se viste a los muertos, pese a que no se les dio un entierro y por tanto su cuerpo no pudo desaparecer de este mundo con esos ropajes. Aparecen por la noche cuando la luna es llena o nueva, en noches de tormenta y cuando se cierne sobre el mar una espesa niebla, como los barcos fantasmas de las historias de piratas occidentales. Les gusta especialmente aparecerse durante el Obon. Al principio solo se puede apreciar una neblina blanquecina luminiscente, pero poco a poco, y a medida que se acerca al barco que va a ser su víctima, va tomando forma hasta convertirse en un enorme barco con una tripulación fantasmal llena de odio y ansias de venganza.

shunsenfunayurei

Los Funayûrei se pueden confundir con un yôkai llamado UmiBozu, del cual ya hablamos hace un tiempo en Tallon4, pues tienen una forma de atacar muy similar. En algunas ocasiones los Funayûrei en vez de atacar a los marineros como almas en pena individuales se agrupan formando un enorme espíritu vengativo, y con grandes cazos y cucharas llenan el barco de agua hasta hundirlo. Pero en otras ocasiones los Funayûrei se limitan a golpear el barco tan fuerte que acaba volcando y los marineros mueren ahogados en el mar. Añadiendo así más almas en pena a la tripulación del barco fantasma.

Ya sabes, taloniano. Ahora que se acerca el verano, las salidas nocturna y los amores de verano evita bañarte en luna llena o nueva, no sea que tengas unos invitados no deseados ^^