Noragami, la historia del Dios menor que ansía convertirse en una gran deidad con templo propio, es otra de las licencias de Norma Editorial.

Noragami

Otra de las licencias que Norma Editorial ha confirmado durante su presentación de novedades ha sido Noragami, manga de Adachitoka. Los dos primeros volúmenes se podrán conseguir el próximo mes de octubre, coincidiendo con la celebración del Salón del Manga de Barcelona. Dentro de unas semanas se irán descubriendo más detalles.

Noragami comenzó a publicarse en diciembre de 2010 en las páginas de la Monthly Shōnen Magazine (propiedad de Kodansha), desde donde pasó a las páginas de la Monthly Shōnen Magazine+. Actualmente se encuentra abierta, habiendo sido recopilada en 13 tomos más un especial.

Yatogami es un Dios menor que ha sido abandonado por última Shinki (arma divina empleada por un dios para el combate) y que sueña con convertirse en una de las grandes deidades de Japón y tener un templo propio. Por ello, comienza a realizar encargos (pedidos a través de las plegarias de los humanos que le rezan) por el módico precio de cinco yenes. Un día, mientras está buscando a un gato perdido (y por el cual los dueños dan una recompensa), Yatogami se cruza en el camino de Hiyori Iki, una joven estudiante de secundaria amante de la lucha libre. Al cruzarse con él, Hiyori se le queda mirando, algo realmente extraño ya que Yato es imperceptible al ojo humano. En ese momento el dios menor encuentra al gato y, cuando va a cruzar la calle, un camión está a punto de atropellarle. Para evitarlo, Hiyori salta tras él y le empuja, recibiendo el golpe en su lugar.

Debido al golpe (que casi la mata), Hiyori se convierte en un Ayakashi, encarnación de energía emocional que posee a las personas y crea problemas y conflictos entre los humanos y los entes sobrenaturales. Además, la muchacha adquiere la capacidad de oír las voces de los habitantes del Más Allá, ya que ha quedado atrapada entre la Frontera Menor (la Tierra) y la Frontera Mayor (el mundo de los espíritus). Para ayudarla a resolver su situación y devolverla a la normalidad, Yato y Hiyori firman un contrato (con una plegaria de ayuda y la entrega de una moneda de cinco yenes) que unirá sus destinos. ¿Serán capaces de arreglar la situación de la chica o se quedará como un “bicho raro” para siempre?

Noragami

Fuente: Norma Editorial