Conoce a Superro, un superhéroe que no posee ninguna habilidad especial pero que te hará reír a carcajada limpia en cada viñeta.

Superro

Todos estamos acostumbrados a ver superhéroes altos, fuertes, con un sex-appeal inigualable, con poderes especiales tope molones  y familiarizados con su doble identidad. Personajes idolatrados e idealizados por muchos y que hacen soñar y vivir miles de aventuras diferentes. Pero, ¿qué pasaría si de pronto apareciese un superhéroe sin ningún poder especial, con discapacidad visual y, encima, español? Este es un triple combo que más que una idea supone todo un reto creativo, un chiste malo que cuesta asimilar, pero que cuando lo haces cobra sentido. Y hay quien, haciendo gala de un inigualable sentido del humor e imaginación, ha conseguido dar forma a un proyecto de semejantes características. Sin más preámbulos, os dejamos con la obra que analizamos en esta entrada: Superro, de David Ramírez.

“Estoy aquí, feliz al ver que alguien se acuerda de mi supernombre… Y feliz de que ese alguien seas tú”

Superro-03

Paco Pigall es un muchacho que padece ceguera pero que realiza todo tipo de locuras asociadas a los jóvenes (o no tan jóvenes), desde hacerse un tatuaje (aunque no sea del diseño más rompedor o molón), hasta montar en skate por las vías del metro o vestirse de Hello Kitty para acudir a una reunión  de góticos-siniestros. ¡Incluso tiene un perro guía que dice “ladlido”! En definitiva, Paco no quiere que se le discrimine por su condición. Lo que poca gente sabe es que Paco posee una doble identidad: ¡es el misterioso superhéroe conocido como súperchucho! No, esperad, no era así… ¡Superro! ¡El superhéroe Superro! Un increíble y portentoso héroe nacido para salvar a la humanidad con ayuda de sus superpoderes, dícese, el ataque de babas caninas, su supervisión canina en blanco y negro o su correa canina, con la que puede volar. Pero no todo es tan bonito como parece, ya que Superro tiene una limitación que no le permite mantenerse en su estado heroico por mucho tiempo.

De pronto, el malvado y misterioso supervillano conocido como el Chef Caníbal, quien tiene un perverso plan en mente en el que ha involucrado al F.C. Barcelona, aparece de la nada para llevarse consigo a la plantilla del equipo blaugrana (que, como bien dice uno de los jugadores, su trabajo no está tan bien pagado para todo lo que tienen que pasar… Pobrecillos). Superro intentará hacer todo lo posible por detener tan descarado secuestro, pero se verá incapaz de ello. Por eso, decidirá tomarse un tiempo de ocio para pensar en diversas estratagemas para vencer al Chef Caníbal y salvar al equipo culé (o puede que simplemente espere a ver cómo se suceden los acontecimientos y ver qué puede hacer).

Por otro lado, hay una joven cantante llamada Cata Bella, quien admira a Superro y de la que Paco Pilgall está secretamente enamorado. ¿Será capaz Paco de encandilar a semejante mujer? ¿Podrá Superro detener el maquiavélico plan del Chef Caníval? Pero más importante aún… ¿Quién se esconde bajo la piel de Pel-lo, el perro lazarillo de Paco? ¿¡Y de dónde ha sacado el Chef Caníbal semejante bicho mecánico para combatir contra Superro!?

Superro-06

Superro es un cómic creado por David Ramírez como parte de una campaña promocional limitada realizada por Movistar en el Salón del Cómic de Barcelona de 2009. Entre las condiciones obligatorias para la publicación de la obra se requirió que Superro cambiase sus colores corporativos (pasando del rojo carmesí al azul del… cielo, sí, del cielo), además de moderar su lenguaje y el vocabulario presente en toda la historia. En cuanto al autor, qué decir: su relación con el humor gráfico viene de largo. Él es el artífice de historias como Haciendo Amigos, Minismonsters, Dinokid y B3, entre otras. Actualmente, David está entretenido “Con dos Cojones”, un cómic interactivo que se puede leer a través de su Instagram.

Ahora, Fandogamia Editorial recupera esta historia, dándole un giro de tuerca sin censura, para hacer que el humor desenfadado y un tanto polémico de Superro regrese a los otakus que se quedaron con las ganas de saber qué se cocía en esta obra. ¿Tú tampoco te pudiste hacer con este cómic en su momento de salida original? Pues sigue leyendo y descubre cómo es esta nueva edición de Superro.

Edición de Superro por Fandogamia Editorial

Como ya hemos mencionado anteriormente, Superro resurge de sus cenizas como el Ave Fénix (aunque en una versión más “española” –con lo que ello conlleva- y cachonda de este mítico pajarraco). La edición cuenta con una encuadernación rústica en papel cartón y tiene unas dimensiones de 23x17cm. La cubierta (portada y contraportada) está decorada con imágenes de los personajes principales de la obra. Sus extremos están doblados hacia el interior, espacio que es aprovechado para explicar la trama del volumen (parte delantera) y la vida y obra del autor, David Ramírez (parte posterior). Asimismo, en la zona interior de la contraportada nos encontramos con una serie de bocetos de este peculiar personajillo.

Superro-07

Centrándonos en el contenido interior del tomo, la primera cara incluye una ilustración de Superro y su amada, Cata Bella. A la vuelta de la hoja, un breve agradecimiento del autor y una resumida explicación del nacimiento de este volumen dan inicio a lo que será en sí Superro. Este cómic está compuesto por cuarenta y seis hojas (más las dos iniciales) a todo color en las que el drama, la tensión, el humor y la absurdez se dan la mano para crear una trama incomparable que tiene por protagonista al joven Paco Pigall.

Como apunte final, señalar que todos aquellos que compréis este tomo en la web de Fandogamia Editorial recibiréis de regalo una postal con la portadilla interior del cómic. Todo por 8 euros.

Superro-04

Conclusión

Superro es una obra que usa el humor gráfico como arma de doble filo: por un lado, algunos lectores encontrarán desternillantes los continuos clichés en los que incurre la obra (como el hecho de que las personas rellenitas devoran cualquier cosa, que los chinos se comen los gatos callejeros o que ciertas personas, si las pagas, son capaces de hacer cualquier cosa, hasta interpretar una telenovela en vivo y en directo); por otro, alguno puede encontrar de mal gusto ciertas bromas, ya que se da una visión un tanto negativa y tonta de ciertos personajes. Aunque en eso se basa el humor de este tipo, ¿no?

En cuanto a los puntos negativos, aunque no lo sea tanto, el hecho de que se considere necesario cierto bagaje cultural y turístico para entender algunas viñetas del cómic. Cierto es que (casi) cualquiera sabe qué es el Camp Nou y el Fútbol Club Barcelona (¡si hasta los conocen en el extranjero!). Sin embargo, no todos saben qué es la Torre Agbar (aunque si te refieres a ella como “el falo de Barcelona” -dicho desde el cariño- más de uno se ríe y lo ubica, porque una torre con una forma tan peculiar no es fácil de obviar ni de olvidar).

Por otro lado, considero que la relación calidad-precio está un poco desequilibrada. A pesar de ser a todo color, 8 euros puede resultar excesivo para una obra de estas características. Hay que reseñar que Superro es una historia orientada a un público muy específico al que le gusta el humor un tanto absurdo (que suele ser el que a todos nos hace gracia). Asimismo, ha sido creado para dar rienda suelta a la imaginación y creatividad del autor (teniendo en cuenta que también respondió en sus orígenes a una campaña de marketing) más que para convertirse en un producto altamente comercial.

Resumiendo, si estás cansado de los superhéroes de toda la vida y quieres conocer a un nuevo y perruno héroe “made in Spain” y más salao’ que una bolsa de patatas, Superro te está esperando en tiendas especializadas y en la página web de Fandogamia Editorial.

Superro-05