Hoy os traemos una serie que ha levantado pasiones a lo largo y ancho del mundo, pues las chicas que aparecen son de lo más particular. Con vosotros, To Love-Ru.

To Love-Ru

Volvemos un jueves más con un nuevo manganálisis. En esta ocasión, y siguiendo la temática de mayo, nos centraremos en una obra del género harem protagonizada por un chico muy mono, respetuoso y que parece no tener sangre en las venas. Y es que no debe de ser fácil contenerse teniendo a tanto “pivón” (humano o alienígena, eso no importa) ligerito de ropa delante de tus ojos cuando eres un adolescente en plena revolución hormonal. Sin más dilación, os traemos una historia caliente y muy divertida. Con todos vosotros, To Love-Ru.

Historia

To Love-Ru

Rito Yūki es un estudiante de secundaria que, por motivos de trabajo de sus progenitores, vive solo con su hermana pequeña, Mikan. Pero Rito tiene un secreto que no puede confesar: está enamorado de su compañera de clase y amiga de la infancia, Haruna Sairenji, una adorable y educada joven que parece tener sentimientos recíprocos hacia Rito. Un día, Rito se cruza en el camino de Lala Satalin Deviluke, una extraña alienígena de aspecto adorable que ha huido de su país natal ante su inminente (e indeseado) compromiso matrimonial. Al ver que unos hombres de negro la persiguen para devolverla a su hogar, Rito decide ayudar a la joven, quien parece estar en serios apuros. Ante tal alarde de caballerosidad, Lala no puede evitar enamorarse de Rito, anunciando instantáneamente que quiere casarse con él.

Así, la joven alienígena se instalará en la casa que el muchacho comparte con su hermana para comenzar una nueva vida en el planeta Tierra junto a su amado. ¿Conseguirá que Rito se fije en ella de la misma manera en que ella se fijó en él? ¿Será capaz Rito de confesarle sus verdaderos sentimientos a Haruna? ¿Qué opinará la joven Sairenji cuando se entere de las intenciones futuras de matrimonio entre Lala y Rito?

To Love-Ru es un manga creado por Saki Hasemi (dibujo) y Kentaro Yabuki (ilustraciones) que comenzó  publicarse en la revista Weekly Shōnen Jump (Shueisha) en abril de 2006. Tras dieciocho volúmenes recopilatorios, la obra concluyó en agosto de 2009.

El ambiguo y abierto final de la primera parte de la obra propició el desarrollo de una continuación mucho más adulta, oscura y explícita (To Love-Ru Darkness), en la que aparecieron nuevos personajes femeninos aptos para unirse al harem de Rito. Creado por Saki Hasemi (dibujo) y Kentaro Yabuki (ilustraciones), el primer episodio de este manga se publicó en las hojas de la revista Jump Square (Shueisha) en octubre de 2010. Actualmente la obra sigue abierta y cuenta con un total de trece volúmenes en el mercado nipón.

Para ampliar aún más la historia, y de paso disfrutar de las impresionantes ilustraciones de Yabuki, vio la luz una novela ligera titulada To Love-Ru: peligrosa charla de chicas (To Love-Ru ~Abunai Girls Talk~). Esta estuvo escrita por Hikaru Wakatsuki, quien nos cuenta diferentes historias autoconclusivas llenas de erotismo y diversión.

En España la editorial Ivréa es la que se encarga de editar la serie. Concretamente, la empresa liderada por Leandro Oberto ya ha sacado al mercado los dieciocho tomos de To Love-Ru, la novela ligera y los siete primeros volúmenes de To Love-Ru Darkness.

To Love-Ru

Anime

Estaba claro que una serie tan prometedora y sugerente tenía que pasar a engrosar las parrillas televisivas. Por ello, el estudio Xebec se puso al frente de la adaptación animada de To Love-Ru, escogiendo como director y guionista de la misma a Takao Kato y a Akatsuki Yamatoya, respectivamente. El primer episodio se emitió en diversos canales nipones (TBS, MBS, CBC, BS-i y AT-X) en abril de 2008. Tras más de cinco meses en antena, la serie finalizó en septiembre de ese mismo año con veintiséis episodios en su haber.

Entre abril de 2009 y abril de 2010 el estudio Xebec produjo un conjunto de seis OVA’s de veinticinco minutos de duración cada una. Estas estuvieron nuevamente dirigidas por Takao Kato y contaron con guión de Akatsuki Yamatoya.

To Love-Ru

Varios meses después de la emisión del último proyecto animado de To Love-Ru, el estudio Xebec recuperó una vez más esta licencia. Bajo el título Motto To Love-Ru, la empresa nipona desarrolló una nueva temporada de doce episodios dirigidos por Atsushi Ootsuki y producidos por Nobuhiro Nakayama, Takeshi Tanaka y Takumi Kusakabe. Asimismo, se decidió que Yasumoto Yamada fuese el encargado de adaptar el guión. El primer episodio de esta continuación se pudo ver en la televisión nipona (Tokyo MX, CTC, Sun TV, TVA y AT-X) entre octubre y diciembre de 2010. Pero eso no fue todo.

Con motivo de la publicación de la continuación del manga, el estudio Xebec volvió a recurrir a esta obra para dar forma a la adaptación To Love-Ru Darkness, basada en la segunda temporada de la obra original. Este proyecto estuvo compuesto por seis OVA’s de veinticinco minutos de duración cada una dirigidas por Atsushi Ootsuki y que se pudieron ver entre agosto de 2012 y abril de 2015.

Poco después, en octubre de 2012, también se emitió el anime To Love-Ru Darkness, igualmente basado en la continuación de la obra creada por Saki Hasemi y Kentaro Yabuki. Dirigida y con guión de Atushi Ootsubo bajo la supervisión del estudio Xebec y producida por Kazumasa Sanjouba, Kentarō Hattori, Nobuhiro Nakayama y Tsuyoshi Tanaka, la obra se estrenó en octubre de 2012 en los canales Tokyo MX y AT-X. Tras doce episodios, la serie finalizó en diciembre de ese mismo año.

To Love-Ru

Por último, está previsto que en julio de 2015 comience a emitirse To Love-Ru Darkness 2nd, segunda temporada de la continuación de To Love-Ru. Nuevamente estará producida por el estudio Xebec y por Kazumasa Sanjouba, Kentarō Hattori, Nobuhiro Nakayama y Tsuyoshi Tanaka. Asimismo, Atsushi Ootsuki se pondrá una vez más l frente de la dirección.

Conclusión

To Love-Ru es una de esas obras que no tiene término medio: o la adoras o la detestas. En un primer momento la trama (o la ausencia de ella) puede echar para atrás a más de uno, pues, siendo sinceros, lo que entra por los ojos nada más buscar el título de la serie es la cantidad de ilustraciones subidas de tono. Y es que el principal atractivo de la serie es ver cómo Rito se relaciona con todas las chicas que se le acerquen. Unas chicas que caen rendidas a los pies de este inocentón que en su interior esconde un pervertido hecho y derecho (porque no es normal las situaciones que su torpeza origina).

Otro de los puntos fuertes de la serie es el dibujo de Kentaro Yabuki, el cual ha ido mejorando episodio tras episodio. Cada viñeta es un auténtico espectáculo visual que culmina en el instante en que entra en escena alguna de las impresionantes féminas para mostrarnos su anatomía. Eso sí, mientras que en To Love-Ru dichas secuencias insinúan en lugar de enseñar, en Darkness directamente podemos verlas como Yabuki las trajo al mundo.

Por otro lado, la adaptación animada puede presumir de haber adquirido un estilo propio más ‘pop’ debido a la paleta de colores utilizada en la animación y a los diseños de los personajes, algo distintos a los originales. Este hecho puede desagradar a aquellos que quieran ver una versión animada fiel al manga, pues el anime toma un rumbo bien diferente, aunque tenemos que admitir que ver a Lala y compañía en movimiento y en todo su esplendor es algo muy divertido. Hablando de esplendor, os recomendamos ver la serie sin censura para que la disfrutéis como Dios manda.

En definitiva, si deseáis una serie en la que la trama es secundaria (hasta llegar a Darkness) y que os ofrezca diversión a raudales, no tenéis más que echarle un vistazo a To Love-Ru. Si fuerais Rito, ¿os quedaríais con una chica o tendríais un buen harem? ¿Cuál es vuestra muchacha preferida? ¡Contadnos, talonianos!