Harvey Smith, director de Dishonored 2 ha hablado en The Guardian sobre el título, sobre lo que tienen que mejorar con respecto a la entrega original y lo que quieren hacer con esta secuela:

«Queremos hacer una aventura en primera persona inmersiva. Con un mundo fantástico en el que poder sacar partido a la figura de la infiltración. Un homenaje a los juegos que hicimos antes o que amamos».

«Un juego de un asesino en el que no tengas que matar a nadie: es nuestro objetivo con Dishonored. Y es el espíritu de la propia secuela».

Dishonored-2-Ann

«Pensamos que las peleas de espadas del primer juego podrían haber sido algo más profundas, y que nuestra infiltración podría haber mejorado si hubiésemos contando con algo más de feedback. En todos los niveles hay algo que se puede mejorar»

En cuanto a sus mecánicas le dan importancia a la forma de mezclar formas de juego, de esta forma hacen una experiencia muy individual.

Fuente: The Guardian