Project CARS no saldrá en Wii U a pesar de haber recibido la financiación necesaria en su campaña de Kickstarter.

project-cars

La RAE ha actualizado las definiciones de caradura y timo para añadirle un nuevo significado: Slightly Mad Studios.  El motivo de esta acción es la cancelación de Project CARS para Wii U, un juego que había sido financiado a través de Kickstarter para llegar a la nueva consola de Nintendo, además de otras plataformas para las que finalmente terminó saliendo.

El motivo, o más bien la excusa, para la perpetración de este timo ha sido que el juego es demasiado para el hardware de Wii U y que no sería tan guay como en las plataformas de mayor potencia. ¡Pero oye, que lo han intentado todo según dicen! No os vayáis a pensar que se han limitado solo a coger el dinero y guardarlo en el bolsillo.

Ahora bien. ¿Mandarán una copia de otro sistema a los que se decantaron por la de Wii U? ¿Les devolverán el dinero a los timados afectados?  ¡Nah! En Slightly Mad Studios están muy ocupados contando billetes y no están para esas cosas. Pero oye, que están abiertos a ver qué ofrece Nintendo NX y tratar de timar de nuevo al personal. Voluntad, desde luego, no les falta.

Talonianos, un juego de financiamiento interno se puede cancelar en cualquier momento -que se lo digan a Capcom- y nosotros no podemos hacer más que quejarnos, llorar y despotricar. Ahora bien, cuando un juego lo financian personas para poder disfrutar de él porque se les asegura que es posible desarrollarlo y finalmente no sale al mercado, y además no se recibe una compensación substancial o una remuneración económica, estamos hablando de un timo en toda regla. Yo, después de esto, tengo claro en quién no confiar mi dinero.

Trileros de España, estáis malgastando tiempo y recursos. Echad currículum en Slightly Mad Studios.