Seto no Hanayome es un manganime en el que se unen la comedia, el amor, el ecchi y un triángulo amoroso un tanto bizarro.

Seto no Hanayome

Hoy os presentamos una obra que se podría incluir dentro del grupo de historias de “Me pasó a mí”. Porque, pensémoslo fríamente, a quién no le ha ocurrido que, de niño, se ha ido de vacaciones con sus padres, se ha ahogado en el mar mientras se daba un chapuzón, ha sido rescatado por una sirena con la cual, por cierto, debe casarse (la otra opción es morir) y, para colmo de males, su futuro suegro trata de aniquilar de cualquier forma con tal de que no se lleve a su pequeña de su lado. Espera, ¿no os ha pasado nada parecido nunca? Pues sin más preámbulos os presentamos la historia de un joven al que le ocurre todo esto en unos pocos días de verano: Seto no Hanayome.

Historia

Seto-no-Hanayome-03

Nagasumi Michishio es un estudiante de secundaria que viaja con sus padres hasta Seto para pasar unos días en la casa de su abuela. Un día, mientras se da un apacible baño en la playa, comienza a ahogarse, siendo arrastrado hasta las profundidades marinas. Sin embargo, antes de que ocurra lo peor, Nagasumi es rescatado por una joven y hermosa sirena llamada San Seto. Sin embargo, el código de las sirenas Seto establece que su existencia no debe ser conocida por los humanos. En caso de incumplirse dicho precepto, el humano en cuestión que haya visto a una sirena del clan debe pagar con su vida.

A pesar de ello, y con la intención de proteger la vida de Nagasumi a toda costa, San propone a su clan un trato: a cambio de volver a salvar la vida del joven, ella aceptara convertirse en su esposa, ya que no hay nada que impida que un humano conozca la identidad de una sirena siempre y cuando sean familia. Así, los padres del muchacho y la madre de la joven aceptarán unir a sus hijos. Pero, ¿qué opinará el padre de San, Gōzaburō Seto, quien, además de ser el líder del clan yakuza submarino de Seto no está dispuesto a entregar a su hija a cualquiera? ¿Será capaz Nagasumi de conseguir el beneplácito de su futuro suegro? ¿Podrá superar el trauma de entregar su primer beso a uno de los miembros del clan yakuza de Seto? ¿Se verá con fuerzas para resistir todos los ataques mortales que le vienen de distintos flancos? ¿Cómo será su vida “en pareja” cuando San decida acompañarle de vuelta a la ciudad tras el final de las vacaciones?

Seto no Hanayome es una comedia romántica de género ecchi creada por Tahiko Kimura que comenzó a publicarse en la revista Monthly Gangan Wing, propiedad de Square Enix, en septiembre de 2002. Después de que la Monthly Gangan Wing desapareciese en marzo de 2009, la historia de amor de Nagasumi y San pasó a formar parte de las hojas de la Monthly Gangan Joker, la cual comenzó su andadura en abril de 2009. En diciembre de 2010 la obra llegó a su fin con dieciséis volúmenes recopilatorios a sus espaldas.

Anime

Los estudios Gonzo y AIC fueron los encargados de llevar al anime esta obra. Dirigida por Seiji Kishi y con una banda sonora creada por Yasuharu Takanashi, el primer episodio se estrenó en TV Tokyo y TV3 en abril de 2007. Tras 26 capítulos de un romance a tres bandas sin sentido, el anime acabó en septiembre de ese mismo año.

Entre noviembre de 2008 y enero de 2009 vieron las luz dos OVA’s de la historia. Producidas por los estudios Gonzo y AIC y dirigidas por Seiji Kishi, estas contaron con una duración de treinta minutos cada una.

Seto-no-Hanayome-04

Conclusión

Seto no Hanayome es la versión en anime de lo que podríamos calificar una producción de serie B. Con ello no se critica el tremendo esfuerzo y trabajo de Kimura-sensei para crear este manga, sino que la adaptación en anime, aunque fiel al dibujo original, resulta tremendamente cutre. Pero ese es, precisamente, uno de los encantos de esta historia (además del especial interés que Nagasumi tiene en Masa, el yakuza que le da su primer amor y que le hace más tilín que la propia San).

En cuanto al manga, por difícil que parezca, la historia goza de un poco más de desarrollo que ayuda al lector a adentrarse en este mundo ecchi un tanto light (en comparación con otras obras del mismo género). Un estilo de dibujo bastante simple pero efectivo, sin grandes florituras ni excesivo detallismo. Este goza de diversos estilismos en función de cada personaje (no son copias clónicas), además de que se ve la evolución de los mismos conforme pasan los capítulos.

Si nos centramos en el anime, la verdad es que el parecido con su versión original es más que reseñable. No obstante, no contiene ningún efecto especial destacable, ni siquiera en alguna de las muchas ocasiones en las que Nagasumi está a punto de morir. Y qué decir del opening, una joya audiovisual que merece llevarse el premio al “vídeo musical del verano” (y que más parece un anuncio de propaganda que otra cosa). Sencillamente genial.

Si quieres refrescarte con una serie desenfadada, llena de humor y con un anime de estilo ochentero, no pierdas la oportunidad de echarle un ojo a Seto no Hanayome. No es la serie del año, ni mucho menos, pero se deja ver y leer.