Hace unos meses compartimos nuestra experiencia en Japón sobre subir el Fuji-san. Hoy queremos compartir otra muy diferente: alojarse en un Love Hotel japonés.

love hoteru-001

Los love hotels son muy populares en el país nipón por su confidencialidad, su discreción y anonimato, y entre los extranjeros por el lujo, la excentricidad y la curiosa tematización de sus habitaciones. ¿Será todo una exageración? ¿Un mito como tantos que decepciona cuando lo pruebas? Los reporteros más aventureros de Tallon4 pasaron unas noches en un love hotel japonés de la ciudad de Osaka y han vuelto para contárnoslo (y ellos perjuran que únicamente volvieron por eso, que si no se quedan allí) ¡No te pierdas ni un detalle!

Dormir en un love hotel japonés: nuestra experiencia

Alojarse en un love hotel en unas vacaciones de turismo a Japón puede levantar cierto pudor entre los extranjeros, que tenemos asimilado el concepto de love hotel con el de un lugar pecaminoso, donde las aventuras amorosas y los amores prohibidos dan rienda suelta a su pasión, pero si nos deshacemos de los pudores y vergüenzas y nos animamos a dormir un par de noches en uno de estos hoteles descubriremos un mundo de comodidades a un precio más que asequible.

En nuestro caso vimos a través de un portal de hoteles una oferta muy económica (para ser Japón) sobre un alojamiento situado dentro del perímetro de la ciudad de Osaka. El metro dejaba a dos calles y había una zona comercial que podía cubrir las necesidades básicas de desayuno y cena, o de pica-pica cuando te entra el hambre en los momentos de insomnio por el jeg-lag, algo que casi todos los viajeros en Japón hemos experimentado ¿Verdad?

¿Qué tenía ese hotel de especial para que fuera tan económico? Pues que era un love hotel, en el que la gente suele quedarse únicamente a “dormir” y no en estancias de más de una noche. Sin embargo parecía que tuviera un buen baño, unas habitaciones muy grandes para el tipo de alojamiento que puedes encontrar en Japón (más pequeño que el estándar europeo) y lucia muy bonito en las imágenes. Así que, entre intrigados y emocionados, nos decidimos a reservar unas noches para cubrir nuestra excursión de tres días a la zona de Osaka, Nara y Kioto que ya teníamos programada en nuestra ruta de viaje ¿Qué nos encontraríamos?

Al llegar al hotel lo primero que nos llamó la atención es la falta de una entrada a pie de calle. Nosotros, en nuestra inocencia, tuvimos que rodearlo dos veces hasta encontrar la entrada, en el parking, escondida de las miradas curiosas, así los clientes pueden entrar y salir en coche y nadie ve quienes son. ¡¡Y se ve cada cochazo en el parking!!

En nuestro caso el hotel no estaba tematizado. Era un hotel decorado de forma que pareciese más lujoso de lo que en realidad era, simulando piezas de oro y cuarzo, pero sin una temática específica como podríamos encontrar en otros hoteles. La decoración estaba cuidada y limpia, aunque no pudimos fotografiar los pasillos interiores para preservar la confidencialidad de la que son abanderados.

Antes de nada queremos compartir este vídeo, con lo que nos encontramos cuando entramos en la habitación y los detalles del alojamiento:

Sí, talonianos, nuestra habitación era más grande que la casa de 60m2 en la que vivimos en España; la cama era inmensa, cómoda, mullidita y mucho más limpia que en algunos hoteles en los que nos hemos alojado ¡Y el sillón daba unos masajes maravillosos!

love hoteru-002

Disponías de todas las comodidades y tecnologías: consola, equipo de vídeo, una enorme televisión, un proyector frente a la cama y hasta un masajeador, claro (ver referencia en la noticia Takara Tomy lanza un juguete para niños con la desafortunada forma de vibrador), el cual preferimos marginar y no imaginarnos el uso que habría tenido en anteriores ocasiones.

love hoteru-003 love hoteru-004

El baño tenía todas las comodidades, cremas para todo tipo de piel, colonias, desodorantes, productos para el pelo, maquillaje básico, cuchillas de afeitar, peines, rizador de pelo, secador y plancha.

love hoteru-005

Mención aparte para la bañera y la ducha de estilo japonés. Disponía de equipo de sonido, televisión, hidromasaje, sales de baño y jabones variados, luces en la bañera y panel electrónico para controlar todo desde el interior de la bañera.

love hoteru-006 love hoteru-007

Y nada mejor para comenzar el día, después de dormir como angelitos en nuestra enorme cama de love hotel, que un desayuno para campeones en Mister Donut (justo al lado del hotel)… ^_^

love hoteru-008

Sí, era tan maravilloso como parece…. ¡¡Dejadme hacer la maleta¡¡ ¡¡Quiero renunciar y volver!!

CONCLUSIÓN: Experiencia recomendada al 100% 😉